aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




“Pepenador” del PRI-DF

Jonathan Villanueva y Fabiola Cancino| El Universal
Miércoles 14 de septiembre de 2011
Pepenador del PRI-DF

ESTILO. A Cuauhtémoc Gutiérrez le gusta vestir con playeras estampadas con una caricatura de su persona portando la camiseta de sus equipos favoritos: el América y los Vaqueros de Dallas; suele utilizar mezclilla y barba de candado . (Foto: ESPECIAL )


[email protected]

Considerado por algunos de sus correligionarios como un priísta radical, dispuesto a tomar las sedes de su partido y de llegar hasta los golpes, Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre ha aprovechado la ausencia de liderazgos de ese partido para tejer una red que le permite ostentar una mayoría en la estructura del tricolor.

El ahora diputado federal, de 43 años de edad, es hijo de Rafael Gutiérrez Moreno, conocido como el zar de la basura, asesinado en 1987 y sobre quien corren diversas leyendas urbanas, como que amasó una inmensa fortuna a través del liderazgo de quienes se dedicaban con él a la pepena o que se mandó colocar diamantes en los dientes frontales.

El emporio de Gutiérrez Moreno, que en la actualidad tiene cerca de medio siglo, generó que los priístas buscarán al zar para que integrara a sus huestes a la Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP) y consiguió una diputación federal, mientras que en el sexenio del presidente Carlos Salinas de Gortari, en 1994, le entregaron a este gremio una de las tres plantas de selección de basura de la ciudad, en Santa Catarina, llamada por cierto “Rafael Gutiérrez Moreno”, con unos 2 mil 400 agremiados.

Los herederos del zar son su viuda Guillermina de la Torre, quien encabeza ese movimiento, y sus hijos Cuauhtémoc y Norma, quien también fue diputada de la ALDF, así como de otros cuatro hermanos.

Cuauhtémoc Gutiérrez, si bien ha fungido como asesor jurídico de la asociación, ha buscado desmarcarse de ese grupo, aunque militantes del PRI señalan que ese organismo es el que financia las actividades del ahora diputado federal, además de los recursos que obtiene por las cuotas de los organismos que controla.

Los escándalos

El hijo del zar de la basura, quien en los últimos meses ha plagado la capital con espectaculares, mantas y gallardetes, se ha caracterizado por su vestimenta y alhajas, aunado a los vehículos de lujo que tiene y por las edecanes que le gusta que lo acompañen en sus distintos eventos.

A los 14 años ingresó al tricolor, en el cual se ha enfrentado a procesos de inhabilitación, confrontaciones y acusaciones hasta de tipo penal.

En 1999 Gutiérrez de la Torre estuvo preso unas horas en Reclusorio Oriente, en el mandato de Cuauhtémoc Cárdenas, luego de que fue acusado de despojo agravado en el predio Las Minas, en Iztapalapa.

Después, en octubre de 2003, irrumpió violentamente en un auditorio de la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE), donde él y sus acompañantes aventaron sillas a consejeros que apoyaban a María de los Ángeles Moreno para la dirigencia local y en 2004 fueron suspendidos sus derechos políticos por protagonizar una gresca en la sede del PRI.

El escándalo más reciente fue en septiembre de 2009, cuando dos días después de que rindieron protesta los 500 integrantes de la Cámara baja, ocho legisladoras, conocidas en ese momento como las diputadas juanitas, solicitaron licencia en el cargo y dejaron su lugar a los suplentes, todos hombres, entre ellos a Gutiérrez de la Torre.

Algunos priístas han acusado al diputado federal de estar vinculado a Marcelo Ebrard, relación que se habría iniciado entre 1989 y 1992, cuando el ahora jefe de Gobierno fungió como director y secretario de Gobierno, en la regencia de Manuel Camacho Solís.

La excentricidad del diputado federal ha sido causa del rechazo de la élite priísta. Le gusta vestir con playeras donde aparece una caricatura de él mismo portando la camiseta de sus equipos favoritos, el América y los Vaqueros de Dallas, además de usar pantalones de mezclilla y a veces barba de candado.

Pese a ese rechazo, el político ha logrado el apoyo de otros grupos priístas, como lo demostró en mayo de este año, cuando reunió a cerca de 30 mil personas en el Monumento a la Revolución —una foro panorámica en las oficinas del Movimiento Territorial (MT) muestran a la multitud— para su informe como diputado federal.

En ese informe también estuvo Humberto Moreira, líder nacional del PRI, que de acuerdo con fotos de la página de internet de Gutiérrez de la Torre del 25 de agosto de este año estuvo en un recorrido por la planta de selección de basura.

Su capital político

El ahora diputado federal inició su carrera política en el Frente Juvenil Revolucionario (FJR) y posteriormente, a inicios de los 90, en el MT, cuando se le encomendó la tarea de fundar este sector en el DF; desde entonces, gente cercana a Gutiérrez de la Torre y él mismo han dirigido ambos organismos.

Aunado a ello, se le vincula al presidente de la Comisión de Procesos Internos del PRI-DF, Víctor Carrillo, así como al coordinador de la fracción de este partido en la Asamblea Legislativa, Israel Betanzos, y el diputado local Cristian Vargas, conocido como el “dipuholligan”, quien lo acompañó en la gresca de 2004.

De manera paralela, ha sumado apoyos de la CNOP, de la Confederación Nacional Campesina (CNC) el DF, de un sector de la FSTSE, quienes están dispuestos a apuntalar la eventual candidatura de Gutiérrez a la dirigencia del PRI capitalino y a la jefatura de Gobierno en 2012.

En torno al Consejo Político, priístas señalan que ha crecido su presencia y lo mismo dicen que puede tener desde 100 hasta 200 de los 560 integrantes de este órgano colegiado, que por el momento carece de validez legal, pues el Tribunal Electoral del DF determinó que debe ser renovado tras sendas impugnaciones que denunciaban que su periodo concluyó el 31 de octubre de 2010.

Sin embargo, en el fallido proceso de renovación de la dirigencia local, Gutiérrez de la Torre presentó las firmas de 223 consejeros; el grupo que más se le acercó fue el de Juan Carlos Vázquez, con 176, que a su vez está vinculado con Moreno Uriegas, uno de los personajes políticos con quien está enemistado.

Así, el diputado, fiel a su estilo, se prepara para buscar la candidatura al gobierno del DF, aunque antes espera obtener la dirigencia del PRI local, en el momento que el TEDF o su partido tomen la decisión de realizar el proceso, de lo contrario, ha amenazado con iniciar movilizaciones con unas 50 mil personas para exigir al tricolor que realice elecciones.



comentarios
0