aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Alista el GDF “búnker” para casos de desastre

Fernando Martínez| El Universal
Miércoles 17 de agosto de 2011

El C4i4 será el centro de atención de emergencias más importante de Latinoamérica y uno de los más grandes del mundo, en el que las autoridades de la ciudad de México se concentrarán en caso de desastres Juan Boites/ EL UNIVERSAL

En Centro de Comando, Control, Comunicaciones, Cómputo, Inteligencia, Integración, Información e Investigación C4i4, es el centro de mando que coordinará todo el tiempo las acciones de los cincos Centros de Control y Comando (C2) regionales que operan las 8 mil 88 cámaras de videovigilancia colocadas en la ciudad de México Juan Boites/ EL UNIVERSAL

Desde este búnker se decidirá qué hacer en casos de un gran sismo, una inundación mayor, una erupción de volcán Popocatépetl y la caída de grandes cantidades de ceniza, o una crisis de violencia Juan Boites/ EL UNIVERSAL

Se prevé que en una situación de emergencia, funcionarios del gobierno capitalino tengan que pernoctar en el lugar, por lo que hay oficinas con recámara y baño personales Juan Boites/ EL UNIVERSAL

El inmueble de 34 mil metros cuadrados de construcción estará listo y será inaugurado a finales de septiembre, tras tres años de planeación y uno más de obra Juan Boites/ EL UNIVERSAL

El edificio cuenta con un helipuerto con capacidad para que descienda un helicóptero tipo Puma, de los más grandes en el mundo, y con áreas para las autoridades federales, Cruz Roja y otras dependencias involucradas en una situación de emergencia Juan Boites/ EL UNIVERSAL

El equipo que laborará en el lugar operará las 24 horas del día y albergará a 2 mil personas de diferentes áreas del gobierno local, quienes trabajarán en tres turnos Juan Boites/ EL UNIVERSAL

Los equipos de cómputo ya están colocados en el búnker, pero los monitores aún están protegidos por su envoltura Juan Boites/ EL UNIVERSAL

Fausto Lugo García, director general del Centro de Atención a Emergencias y Protección Ciudadana, asegura que es el centro más grande que los que existen en Washington y Chicago Juan Boites/ EL UNIVERSAL

Alista el GDF bnker para casos de desastre

INSTALACIONES. Trabajadores apuran la construcción del edificio que albergará al centro de mando C4i4, el cual operará las 24 horas del día en tres turnos. (Foto: GRÁFICO ELABORADO POR EL UNIVERSAL, CON IMAGEN DEL GDF )

Las autoridades podrán pernoctar ahí para tomar determinaciones

[email protected]

Será el centro de atención de emergencias más importante de Latinoamérica y uno de los más grandes del mundo, donde las autoridades de la ciudad se concentrarán en caso de desastres.

Desde el Centro de Comando, Control, Comunicaciones, Cómputo, Inteligencia, Integración, Información e Investigación C4i4 se decidirá qué hacer en casos de un gran sismo, una inundación mayor, una erupción del Popocatépetl y la caída de grandes cantidades de ceniza, o una crisis de violencia.

El inmueble de 34 mil metros cuadrados de construcción está casi listo, luego de tres años de planeación y uno de obra, por lo que iniciará operaciones en la última semana de septiembre.

“Es más grande que los que existen en Washington y Chicago; además será el primero en su tipo que entrará en operación en América Latina, pues en Brasil se construye uno similar pero aún falta tiempo para que lo terminen”, comenta Fausto Lugo García, director general del Centro de Atención a Emergencias y Protección Ciudadana, del Gobierno del Distrito Federal.

Por primera vez el centro de mando C4i4 fue abierto a un medio de comunicación. EL UNIVERSAL realizó un recorrido por estas instalaciones consideradas de máxima seguridad por su importancia para la ciudad y el país.

Primeras pruebas

Los equipos de cómputo ya están colocados, pero los monitores aún están protegidos por su envoltura.

En el corazón del C4i4 se ubica un centro de monitoreo con una gran pantalla en la que se observarán imágenes captadas a través de las cámaras colocadas en distintos puntos de la ciudad; además será posible ver la operación desde oficinas con ventanales, destinados para visitas, el jefe de Gobierno y otras autoridades.

Los muebles empiezan a llegar a las diferentes áreas; los trabajos de refinamiento de las paredes continúan y los primeros equipos de personal de dependencias como la Procuraduría capitalina ya hacen sus primeras pruebas.

La mesa de la sala de crisis del C4i4, que mide cerca de tres metros estaba a punto de ser ensamblada. Las gruesas patas para sostenerla aún están envueltas en plástico. En ella se tomarán importantes decisiones.

El C4i4 coordinará todo el tiempo las acciones de los cinco Centros de Control y Comando (C2) regionales que operan las ocho mil 88 cámaras de videovigilancia colocadas en la ciudad, aun cuando no exista una condición de crisis mayor, y donde se hará investigación al contar con acceso a una gran cantidad de información.

Operará las 24 horas del día y albergará a dos mil personas de diferentes áreas de gobierno local, que trabajarán en tres turnos.

El inmueble cuenta con áreas para las autoridades federales, para la Cruz Roja y otras dependencias involucradas en una situación de emergencia, pues trabajará principalmente en caso de desastres, reitera Fausto Lugo.

El edificio tiene un helipuerto con capacidad para un helicóptero tipo Puma, de los más grandes en el mundo.

Además, prevé que en una situación de emergencia, funcionarios del gabinete capitalino tengan que pernoctar en el centro, por lo que el jefe de Gobierno y secretarios cuentan con oficinas con recámara y baño personales.

“Desde esta zona de despacho se coordinarán y vincularán todos los centros de atención de emergencia en la ciudad, incluidos los C2, y servicios de ambulancias, bomberos, policía y protección civil”, explica Lugo García.

Autoridades que no tengan presencia en los C2 tendrán un espacio en el C4i4, como el Metro; el servicio 066 de Emergencia se trasladará ahí, y la Secretaría de Protección Civil tendrá mayor presencia. El edificio cuenta con una barda perimetral de doble muro para que su estructura resista a desastres naturales y tenga autonomía para seguir operando ante fallas en el suministro eléctrico y otras contingencias.



comentarios
0