aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




“La mano con ojos”, un sicópata: PGJEM

Eduardo Alonso y Claudia Bolaños| El Universal
Sábado 13 de agosto de 2011
La mano con ojos, un sicpata: PGJEM

DISCULPA. Efraín Bartolomé y su esposa recibieron al procurador del Estado de México Alfredo Castillo en su domicilio que el pasado jueves fue violentamente irrumpido por agentes policiacos que buscaban al líder de “La mano con ojos”. (Foto: ESPECIAL )


[email protected]

Como un sicópata, sin arrepentimiento y entrenado para matar, describió el procurador mexiquense, Alfredo Castillo, a Óscar Osvaldo N, líder del grupo criminal La mano con ojos, quien fue detenido el jueves.

“Por las entrevistas que hemos tenido y los antecedentes que tiene, era una persona entrenada para matar y no tenía el más mínimo miramiento en hacerlo, porque él lo veía como una forma de vida”, narró el titular de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM).

“Después de detenerlo no ha mostrado ningún arrepentimiento. Dice que su lógica era matar gente que se la debía y que tenía que pagar”.

El asesinar no era suficiente, buscaba la atención de los medios de información, al dejar los cuerpos sin vida en situaciones indignantes. Vengativo, no perdonaba la vida de sus colaboradores cercanos o lejanos, de personas que le servían de halcones o informadores de lo que sucedía en la vía pública, como taxistas o boleros, narró el procurador mexiquense.

En entrevista con EL UNIVERSAL, narró que el detenido, primero mataba por un sueldo, y a quien le señalaban, él mismo les quitaba la vida; como líder de su propia agrupación mataba a todo aquel que intentaba desertar.

“Lo más importante es que se acabó La mano con ojos, y que sacamos de circulación a uno de los sujetos más peligrosos de todo el país”, enfatizó.

Debido a su récord delictivo es que la PGJEM sigue interrogándolo, y una vez que concluya, las procuradurías General de la República (PGR) y del Distrito Federal, (PGJDF), podrán hacer lo mismo. Luego se ejecutará la orden de aprehensión del fuero federal que está pendiente, por lo que ingresará a un penal de máxima seguridad.

La Procuraduría estatal le acredita directamente el homicidio de veinte personas, entre las cuales están dos mujeres y lo señala con 300 ejecuciones. Según testimonios recabados ayer, cuando Óscar Osvaldo N era traslado al área de Servicios Periciales, edificio contiguo a las instalaciones centrales de la Procuraduría mexiquense, se logró soltar de sus custodios por algunos segundos e intentó alcanzar la calle.

Al observar que no llegaría a su objetivo pues de inmediato decenas de policías ministeriales se “activaron”, lo que hizo fue tirarse al piso boca abajo con las manos extendidas.



comentarios
0