aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Joyería de Santa Fe, sin seguridad privada

Claudia Bolaños| El Universal
Jueves 02 de enero de 2014

Video. Empleados y usuarios del centro comercial dicen sentirse inseguros

Joyera de Santa Fe, sin seguridad privada

SITUACIÓN. A la PGJDF le llamó la atención la falta de protocolos de seguridad del centro comercial . (Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL )


[email protected]

La joyería La Pequeña Suiza, ubicada en Santa Fe, no tiene seguridad privada, como sí sucede con la mayoría de establecimientos de su tipo, según la averiguación previa del asalto que sufrió el pasado 28 de diciembre.

Las investigaciones de la Procuraduría capitalina indican que el establecimiento sólo tiene un sistema de circuito cerrado, no así una sola persona de vigilancia.

De esta manera, para los delincuentes fue más fácil ingresar, romper cinco vitrinas y apoderarse de un botín cuyo monto aún no ha sido informado por parte de la joyería al Ministerio Público, pues no se ha concluido el arqueo.

En el lugar de los hechos no hubo balazos, según los peritajes realizados en la averiguación previa FCUJ/FUJ-2/T-1/1278/ 13-12, y debido a que los aparadores rotos eran de vidrio templado, de 6 milímetros de grosor, al golpe de los tres mazos usados, estallaron, se explicó.

El sonido fue confundido por algunas personas con balazos, según varios tuits publicados luego de las siete de la tarde del pasado sábado.

De los videos del Centro Comercial Santa Fe captados ese día y los cuales fueron entregados al Ministerio Público, su resolución no permite ver los rostros de los responsables.

Asaltos similares

Este asalto, según las autoridades, tiene similitud con el registrado el pasado dos de noviembre en Plaza Galerías, donde varios sujetos entraron disfrazados de monstruos para asaltar una joyería, también con uso de marros.

El 28 de diciembre pasado, tres individuos entraron a dicho centro comercial, e ingresaron a la joyería de la cual robaron varios objetos, para luego huir sin ser detenidos, y ante el temor de los cientos de compradores que estaban en el lugar.

A la Procuraduría capitalina le llamó la atención la falta de protocolos de seguridad del centro comercial y de la joyería al no contar con vigilancia especial, no obstante el tipo de mercancía que exhibe.



comentarios
0