aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Contener, sin usar la fuerza

Geovana Royacelli| El Universal
Lunes 23 de diciembre de 2013

[email protected]  

Las palabras son su única herramienta, un teléfono celular su medio de enlace. Sus objetivos son claros: crear acuerdos, plantear posibles soluciones y lograr contener una movilización sin el uso de la fuerza pública.

Él es David, uno de los 20 mediadores y negociadores políticos del gobierno del Distrito Federal (GDF) que ha atendido marchas, plantones, y mítines ya sean programados o emergentes, de todo.

La estrategia de los concertadores está definida, pero es incierta; “cada caso es especial, y nunca se sabe cómo van a reaccionar los inconformes”, explicó David.

Primero observan, identifican el motivo de la protesta, a el o los líderes, y si hay grupos de choque.

Tratan siempre de mostrarse con seguridad, “pues no puedes llegar pensando en que te van a agredir, aunque así sea” afirmó.

“Mentadas de madre, agresiones físicas y verbales, amenazas es lo común” dijo, y aseguró que los concertadores pese a que se molestan como cualquier persona “tenemos clara nuestra labor y es lo que hacemos. No les prometemos resolver porque eso sale de nuestras manos”.

El área de Concertación Política y Atención Ciudadana depende de la Secretaría de Gobierno del DF, y lo mismo atiende protestas contra el gobierno local como dependencias federales e incluso manifestaciones de índole religioso o particulares, cualquier cosa que represente una alerta para la ciudad.

David ya perdió la cuenta de las movilizaciones en las que ha participado. La experiencia más dura que recuerda es el linchamiento de dos policías en Tláhuac en 2004.

Recuerda cómo tenían a los detenidos que posteriormente fueron linchados. Fue una experiencia fuerte “porque ahí se trataba de la vida de las personas y no hay nada más importante que eso”.

Aunque David ni sus compañeros visten uniforme, dice que siempre se identifican en las movilizaciones.

Otra parte del proceso de concertación es lo que hace Norma, cuya función es generar mesas de trabajo entre los inconformes y las autoridades responsables de dar solución.

Quienes integran el área trabajan todo el año; monitorean medios de comunicación, redes sociales y se generan calendarios coyunturales. El GDF tiene contacto con quienes planean manifestarse y hay comunicación entre las dependencias de seguridad para conocer si en algún punto hay alguna movilización emergente.



comentarios
0