aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Decomisan a narco minas antipersona

Silvia Otero| El Universal
04:10Sábado 26 de abril de 2014


Las organizaciones del narcotrfico se decomisaron 18 de estas letales minas

DECOMISAN. Las organizaciones del narcotráfico se decomisaron 18 de estas letales minas. (Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL )

Los cárteles mexicanos se pertrecharon con minas antipersona que Estados Unidos vendió a El Salvador en los años 80 para combatir a la guerrilla, armas del tamaño de un ladrillo, pero cuyo radio letal alcanza los 250 metros, de acuerdo con un reporte de la Procuraduría General de la República

[email protected]  

En la guerra que los cárteles del narcotráfico libraron para hacer frente a la ofensiva del gobierno federal en el sexenio anterior, contaron con arsenal bélico que Estados Unidos proveyó para otros conflictos armados extranjeros del continente, que llegó a México para ser utilizado por estas organizaciones criminales, revela un informe elaborado por la Procuraduría General de la República (PGR).

Con la forma de pequeños ladrillos, pero que en su interior contienen alrededor de 680 gramos del poderoso explosivo C-4, activadas por control remoto, las minas antipersona “Cleymore” —empleadas por Estados Unidos desde la guerra de Vietnam—, fueron parte de la capacidad de fuego que adquirieron los cárteles de la droga que operan en el país, de acuerdo con las investigaciones de la dependencia.

En el documento de la PGR, que data de los últimos meses de la administración de Felipe Calderón —cuya copia tiene EL UNIVERSAL—, se reconoce que en la lucha que se libró contra las organizaciones del narcotráfico se decomisaron 18 de estas letales minas, que formaban parte de un lote que Estados Unidos vendió a El Salvador durante el conflicto armado que vivió ese país en décadas anteriores.

Aunque el informe no detalla la forma en que los cárteles mexicanos consiguieron este tipo de arsenal, el hecho es que las minas incautadas por las fuerzas federales a sus integrantes revela que dichas organizaciones se pertrecharon con parte del arsenal bélico que durante otras guerras se utilizó para impedir la incursión de infantería enemiga en los territorios en conflicto.

El informe detalla que para finales de 2012 el gobierno federal logró decomisar “a diferentes grupos delictivos” —sin precisar nombres—, un total de 18 minas antipersona “Claymore” en ocho entidades del país, de las cuales una decena fue identificada y desarticulada por un equipo multidisciplinario en el que participaban elementos de las secretarías de la Defensa Nacional, Marina, de la desaparecida Seguridad Pública y la PGR.

Las minas se detectaron, revela el documento, en los estados de Baja California, Tlaxcala, Chiapas, Tamaulipas, Michoacán, Nayarit, Zacatecas y Tabasco. Después, los expertos mexicanos determinaron que se trataba de los artefactos “M18A1 Claymore”, que a diferencia de una mina convencional terrestre son direccionadas, mediante control remoto, para disparar una “lluvia” de bolas metálicas hacia un área determinada, identificada como “zona de muerte”.

Ante las características del arsenal incautado y a partir de los convenios de intercambio de información con Estados Unidos, la PGR solicitó los datos sobre los artefactos incautados a la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF), ya que se conocía que las tropas estadounidenses empleaban desde la guerra de Vietnam y se rastreó su origen.

El informe de la PGR revela que la mayoría de las minas antipersona aseguradas a los narcotraficantes pertenecían al lote 2-98-8-68, compuesto por aproximadamente cinco mil minas que “fue vendido por Estados Unidos a El Salvador, en la década de los 80 y 90 con motivo de los conflictos internos suscitados en dicho país”.



comentarios
0