aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Foro internacional de música nueva

Alida Piñón| El Universal
Viernes 17 de mayo de 2013

El Foro Internacional de Música Nueva Manuel Enríquez (FIMNME) cumple 35 ediciones. Cortesía Coordinación Nacional de Música y Ópera del INBA

Es este encuentro se habrán estrenado alrededor de 800 obras de compositores mexicanos se habrán tocado más de 3 mil piezas de todo el mundo. Cortesía Coordinación Nacional de Música y Ópera del INBA

El FIMNME sigue vivo no sólo porque se consiguió institucionalizarse, sino también porque hasta ahora ha significado la suma de muchas voluntades y talentos. Cortesía Coordinación Nacional de Música y Ópera del INBA

En la reciente edición, el Foro se llevará a cabo en 13 sedes, entre las que destaca el Palacio de Bellas Artes y el Centro Nacional de las Artes. Cortesía Coordinación Nacional de Música y Ópera del INBA

En él participarán orquestas como la Sinfónica Nacional, la de Cámara de Bellas Artes, la Filarmónica de la Ciudad de México y la Carlos Chávez, además de músicos de 25 de países. Cortesía Coordinación Nacional de Música y Ópera del INBA

Esta edición será la más grande de la historia con 200 obras, incluidos 60 estrenos mundiales y 85 en México. Cortesía Coordinación Nacional de Música y Ópera del INBA

Este encuentro, que llega a su 35 edición, ofrece la oportunidad de conocer piezas que, con frecuencia, son interpretadas una sola vez por falta de espacios

[email protected]

El Foro Internacional de Música Nueva Manuel Enríquez (FIMNME) llega hoy a sus 35 ediciones. De abril de 1979 a mayo de 2013 en este encuentro se habrán estrenado alrededor de 800 obras de compositores mexicanos y se habrán tocado más de 3 mil piezas de todo el mundo. Los números y su permanencia lo convierten en “la caja de resonancia de la creación musical de nuestro tiempo”.

La otra cara de la moneda refleja que la gran mayoría de esas obras se habrá tocado por primera y única vez. Una realidad que, dice el compositor Federico Ibarra, parece imposible de cambiar. Aun así, sostiene el compositor Aurelio Tello, quien trabajó estrechamente con Manuel Enríquez en la consolidación del Foro durante los años 80 y principios de los 90, el FIMNME sigue vivo no sólo porque se consiguió institucionalizarse, sino también porque hasta ahora ha significado la suma de muchas voluntades y talentos.

“Que la música nueva no se toque con regularidad no es un problema único de México, sino un fenómeno en el mundo porque está muy arraigada la concepción museística de la música, se toca la música del pasado, principalmente de aquellas obras que son consideradas del canon. Las orquestas sinfónicas, los grupos de cámara, los coros, la ópera quieren seguir con el repertorio del pasado, que está muy bien, pero siempre hemos criticado que no se quieran abrir a la música que refleja lo que hoy vivimos, nuestras experiencias cotidianas, la propuesta de los músicos de nuestro tiempo; por eso el Foro se ha vuelto tan trascendente, porque es el único espacio para que los compositores nacionales y extranjeros puedan dar a conocer su obra. Existen otros en Brasil, Argentina, pero el mexicano con sus 35 años se ha vuelto muy apreciado por los músicos”, explica Tello.

El Foro se llevará a cabo del 17 de mayo al 9 de junio en 13 sedes, entre las que destacan el Palacio de Bellas Artes y el Centro Nacional de las Artes, y las que se ubicarán en Puebla y Morelia; por primera vez ofrecerá un total de 35 conciertos, todos con programación única -en promedio habían sido alrededor de 20- y una ópera; además se programaron cinco charlas. Participarán seis orquestas: la Sinfónica Nacional, la de Cámara de Bellas Artes, la Filarmónica de la Ciudad de México y la Carlos Chávez, así como las sinfónicas de Puebla y Michoacán, aparte de otros grupos como Tambuco.

También participarán músicos de 25 de países, incluido México. En total, se programaron 200 obras, incluidos 60 estrenos mundiales y 85 en México; así, esta edición es la más grande en su historia.

Aunque no existen datos del público que ha asistido en estos 35 años, el director artístico del Foro, el compositor Eduardo Soto Millán, asegura que al menos en los últimas dos ediciones ha habido llenos totales en los conciertos. “La verdad ha sido sorprendente para nosotros, incluso en un concierto de la Sinfónica Nacional hubo reventa, claro que es lamentable que haya reventa, pero por otro lado nos indica que la demanda ha crecido. Creo que el foro ya tiene un público cautivo, pero seguimos empeñados en buscar nuevos públicos porque se trata de música que es de todos y poca gente sabe que hay compositores que están hablando de nosotros, de lo que nos está pasando. Nos puede gustar o no, pero es nuestra y, creo, tenemos que valorarla”.

Del estreno al archivo

Si bien el Foro cumple con el objetivo de brindar las herramientas a los músicos para que den a conocer sus obras, Soto Millán reconoce que en el mundo es más la música que se crea que los espacios posibles para convertirlas en una realidad sonora. “Hay mucha música guardada, algunas tendrán la suerte de estrenarse casi después de escribirse, otras tendrán que ver pasar muchos años para ser una realidad, y las que se estrenan no necesariamente podrán ser un producto artístico que llegue al público. Nosotros no podemos programar cada año una obra, lo que sí podemos hacer es que los intérpretes pueda tocar una obra y si les gusta pueda formar parte de su repertorio; así como comisionar obra a compositores mexicanos para que sean tocadas por músicos extranjeros con el fin de que su difusión se dé más allá del foro y de nuestras fronteras”, explica.

Diego Lozano es un compositor de 25 años egresado del Centro de Investigación y Estudios de la Música, compuso en 2011 “La ficha” y estrenará mundialmente la obra en el marco del Faro; en 2012 estrenó “El tianguis” y no se ha vuelto a tocar. Sin embargo, para él, el encuentro es una más de las opciones que se tienen para que sus obras se toquen.

“‘El tianguis’ no la he movido mucho porque estoy haciendo otras cosas, por eso no se ha tocado en otro lado, pero creo que hoy existe un gran número de intérpretes, grupos, solistas, que están dispuestos a tocarte, el asunto es que uno tiene que aprender a relacionarse con ellos, buscarlos; y en mi experiencia me he encontrado hasta con instituciones que sí están abiertos. Estoy consciente de que en esta etapa de mi carrera, soy el responsable de que mi música se conozca, por eso me tengo que mover y hacer lo que pueda para lograrlo, a menos que viva golpes de suerte como ser seleccionado para el Foro o ganar concursos. El Foro, sin embargo, con su gran reputación, es también el lugar en donde puedes conocer a muchas personas, interactuar con los músicos, se vuelve un lugar de gran experiencia por lo que puedes conversar y, sobre todo, escuchar”, dice.

Tello lamenta que en 35 años no se han hallado mecanismos para modificar esta situación y, coincide en que realmente pocas sobrevivirán al tiempo. “Lo que pase con todas es impredecible, sólo podemos acatarnos al tiempo. Hay obras que sí han tenido un camino largo, por ejemplo las del propio Manuel Enríquez que forman parte del repertorio del Cuarteto Latinoamericano. Quizá serviría que el Foro pudiera tener enlaces con otros festivales y llevar las obras más sobresalientes a otros espacios fuera del país, como ocurre con los festivales de cine; quizá hemos sido muy locales o provincianos”.

Para Federico Ibarra, en la actualidad hay una efervescencia de la composición en México y en otras partes del mundo desde hace varios años y el Foro ha servido como una suerte de termómetro para medir cuantitativa y cualitativamente. “A mí me asombra que haya tanta gente componiendo, la cantidad de obras que se postulan son muchísimas y no todas están bien hechas, se nota desde la partitura y eran fácil de desechar, pero hay otras que han sido indiscutiblemente espléndidas, muchos de esos autores que eran muy jóvenes, hoy siguen escribiendo”, explica.

Pese al panorama de creación de obras que serán efímeras y sólo quedarán en la partitura, los compositores coinciden en desearle al Foro una larga vida, de los contrario, apuntan, el registro de la música del siglo XXI será prácticamente nulo.



Ver más @Univ_Cultura
comentarios
0