aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Tiene éxito el colisionador; UNAM procesa datos

Redacción| El Universal
Jueves 11 de septiembre de 2008
Ayer entró exitosamente en operación el “Gran Colisionador de Hadrones” (LHC por sus siglas en inglés), un megaproyecto internacional que estudiará los elementos más pequeños conocidos como partículas, en el que participan siete mil físicos de 80 países, entre ellos, los científicos de universidades mexicanas como la UNAM, de Sinaloa, Michoacán, Puebla, Hidalgo y el Cinvestav, del IPN

[email protected]

Ayer entró exitosamente en operación el “Gran Colisionador de Hadrones” (LHC por sus siglas en inglés), un megaproyecto internacional que estudiará los elementos más pequeños conocidos como partículas, en el que participan siete mil físicos de 80 países, entre ellos, los científicos de universidades mexicanas como la UNAM, de Sinaloa, Michoacán, Puebla, Hidalgo y el Cinvestav, del IPN.

Además, la máxima casa de estudios será uno de los 150 centros en todo el mundo que reciban y procesen la información que genere el LHC.

Especialistas de la UNAM y del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) construyeron dos instrumentos de ALICE (A Large Ion Collider Experiment), uno de los cuatro grandes equipos del “gran colisionador” que está a cargo de la Organización Europea de Investigación Nuclear (CERN, por sus siglas en francés).

Con este acelerador de partículas, que tiene una circunferencia de 27 kilómetros, se iniciará la búsqueda del origen y la naturaleza de la materia y las interacciones de la masa.

Ubicado a 100 metros bajo tierra entre Francia y Suiza, también podría ofrecer respuestas a por qué hay más materia que antimateria, existen tres dimensiones espaciales o como fueron los primeros microsegundos después del Big Bang.

Alejandro Ayala, especialista del Instituto de Ciencias Nucleares (ICN) de la UNAM, dijo que el propósito es hacer chocar —a una velocidad cercana a la de la luz— las partículas y estudiar los productos de la colisión.

Gerardo Herrera, científico participante adscrito al Departamento de Física del Cinvestav, aseguró que los aparatos diseñados y construidos por mexicanos “trabajan de forma excelente, dado que ya pudieron captar el primer haz de partículas que se emitió”.

Herrera descartó que este tipo de pruebas propicien “anormalidades” en el planeta ya que sólo es la “reproducción controlada de reacciones que ocurren todo el tiempo en la atmósfera”.

“Para analizar esta información se han conectado más de 150 centros a escala mundial —uno de ellos ubicado en el ICN, en Ciudad Universitaria”, explicó.

 



comentarios
0