aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Los jóvenes son adictos a las descargas gratuitas

Dalia De Paz| El Universal
Martes 16 de marzo de 2010
Un sondeo revela que la gente baja principalmente música y películas de sitios en los que no pagan, aunque sacrifican la calidad original del producto. La práctica divide opiniones

[email protected]

Desde hace 11 años, Claudio Flores, empresario de 30 años, es adicto a descargar música, películas, series de tv y documentales de manera gratuita en Internet. Recuerda que el primer programa que utilizó para bajar música fue el famoso Napster, un servicio de distribución de archivos de música (en formato MP3). Hoy sus preferidos son LimeWire y Acquisition. A diario descarga sus series favoritas como Lost, Dr. House y The Big Bang Theory y a la semana baja de tres a cuatro películas, la última fue The Hangover o ¿Qué pasó ayer? con resolución perfecta, dice.

“La resolución del video y el audio normalmente es de muy buena calidad, las puedo ver en el iPhone, iPod y en el Apple TV. Aunque a veces se tarda un poco en bajar, es la mejor opción para cualquier mexicano. Cuando en verdad no consigo una canción en la red, entonces veo a las tiendas virtuales. Es más sencillo conseguir las canciones en programas como Torrent.com que meterme a buscarlas en iTunes. Lógicamente, la calidad de los sitios de música siempre serán mejor porque estás pagando por calidad, pero la verdad es que no hay mucha diferencia”, dice Claudio.

 

 

¿Delito o no?

Pero, ¿es ilegal no pagar por un servicio gratuito? Hace 10 años pudo ser ilegal justamente cuando iniciaba esta revolución de descargas gratuitas. Sin embargo, la industria discográfica todavía ve esto como una amenaza, “pero creo que deben acoplarse y saber lidiar con las nuevas tecnologías”. Por ejemplo, dice, cuando un disco que me gusta o una película está disponible en la red, la descargo y creo que no caería en la piratería porque no estoy lucrando con eso y el concepto de piratería o ilegalidad es cuando estás lucrando con el trabajo de otros.

Tanto usuarios como expertos opinan que la palabra gratis siempre ha sido bien recibida en México y en los países de América Latina, debido a varias razones, pero principalmente porque el poder adquisitivo de las personas en estas regiones es inferior a los de países de primer mundo, donde un usuario común puede pagar una canción, una película o un curso a distancia. En México, dadas las limitaciones económicas y tecnológicas, no es posible consumir continuamente este tipo de productos, por eso se recurre a lo gratuito.

 

Y aunque muchos usuarios como Claudio opinan que el bajar música o contenido de la web no es ilegal, la obtención de cosas sin pagar ha causado también otros problemas como la piratería de música y películas que se venden en cada esquina de la ciudad. La Amprofon (Asociación Mexicana de Productores de Fonogramas y Videogramas, A.C.) estima que el mercado local de música digital continuará creciendo entre 15% y 20% durante 2010, pero esto no será suficiente para mitigar los altos niveles de piratería digital que afectan al país.

 

Como parte de la campaña para fomentar el crecimiento del mercado digital, la Amprofon se asoció recientemente con el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial, IMPI, para llevar a cabo inspecciones periódicas en cibercafés.

 

“El éxito de la campaña, con 80 visitas por mes, ha contribuido a la disminución de más de 8% en el nivel de piratería en estos lugares”, dice la Amprofon.

 

 

La práctica en México

Mientras tanto, las descargas gratuitas en México siguen y siguen. EL UNIVERSAL ONLINE llevó a cabo un sondeo en el que se cuestionó a la gente ¿qué contenidos han obtenido más de forma gratuita de Internet?

De una muestra de 572 personas, 42.83% dijo que había descargado música; 23.08% aplicaciones; 10.14% películas; 8.04% series de televisión; 6.82% libros; 5.42% tomó clases a distancia y 3.67% documentales.

 

El comunicólogo Misael Trujillo dice que “Internet nos ha dado inmediatez y ese es un concepto para el que los mercados no estaban preparados, entonces eso hace que sea muy fácil tener acceso a películas, programas, libros, revistas, música, ya que hay muchas posibilidades y más allá de que sean gratis, el punto es la satisfacción inmediata que te da el saber que salió tu serie favorita y que la puedes bajar en ese instante. Yo bajo esos productos porque no están disponibles en las tiendas físicas”.

 

Hace 10 años, Trujillo se volvió adicto a bajar contenidos gratuitos y también comenzó con Napster, que a principios de esta década fue demandado y censurado por las compañías de música internacionales. Ahora lo hace a través de sitios web que encuentra en Google y como él mismo dice, “es el mejor amigo de quien busca contenidos gratuitos y la verdad que no es peligroso”.

 

Para Misael, la experiencia de bajar contenido sin costo hasta ahora ha sido muy buena porque la mayoría de las cosas están disponibles, “por ejemplo, encontré artistas de música electrónica de Bélgica y Holanda, que no son comerciales. Gracias a que la red los hace disponibles, puedes enriquecer tu cultura”.

 

En cuanto a la resolución y fidelidad de una película, el cibernauta no tiene quejas, y además dice que la tecnología en Internet permite que si bajas una película en francés te de la posibilidad de agregarle subtítulos en español y brincarte todas las leyendas de advertencia, presentación y comerciales que ves en una película que compras.

 

Es sabido que la buena resolución en imagen y audio no es una virtud que la piratería tenga, sin embargo, hay en Internet mucho contenido gratuito que sí la tiene, “quizá no se compara con el formato Blu-Ray, pero con una compresión normal de DVD la calidad en audio e imagen es la misma, se ve muy bien".

 

Dice que el mexicano se inclina por el disco de 10 pesos o gratis, que por uno original de 150 pesos y que la gente prefiere comprarlo en la calle que bajarlo.

 

 

En la música

Pero ahora también es posible adquirir música nueva por Internet, en MySpace. De hecho, Radiohead puso a disposición de sus fans su último trabajo.

La agrupación lanzó su disco In Rainbows hace tres años y fue uno de los más exitosos, pues lo presentó en Internet sin protección DRM y permitió pagar al usuario la cantidad que pensara conveniente, o bajar todo el disco gratis, ¿el resultado?, el disco fue un éxito y paradójicamente fue uno de los que más dinero le aportó a la banda.

Lo Blondo, vocalista del grupo Hello Seahorse, dice: “He descargado música, en algún momento me pareció sencillo, pero como músico a veces es complicado. Ahora no me meteré en saber de qué manera mis seguidores la consiguen, si es legal o ilegal, lo único que me importa es que escuchen mi música, pues está fuera de control esta situación”.

 

Comenta que “es obvio que el sonido de una canción que viene en un disco se va a degradar una vez que lo subes a Internet y lo descargas, pero no voy a decir que es bueno o malo, cada quien tiene que poner sus valores, depende de quien puede o no pagar un disco. Creo que la música y el arte son para todos”.

 

Respecto a la calidad del audio, las tiendas online legales la incluyen en sus precios. Los sitios más famosos de música son: Nokia Music Store, Mixup Digital, ideas Telcel y iTunes de Apple. Ahí, los precios por canción están entre 10 y 14 pesos; las películas en EU tienen un costo promedio de 10 dólares, pero en México la series de televisión y películas aún no están disponibles por esta vía.

 

Precio por calidad

Vivian Kobeh, directora de Comunicación Corporativa para Latinoamérica de Nokia, dice que en México la gente ama su música y la consigue como sea; “hoy hay una gran tendencia a usar Internet y comprar música o aplicaciones, por eso pensamos que es un buen mercado y estamos contentos de la aceptación que ha tenido Nokia Music Store; la piratería nunca desaparecerá, pero cuando hablas de una oferta que es accesible, los consumidores ven el valor”.

Algunos sitios famosos para ver películas, música, documentales, series, libros o aplicaciones son: LimeWire, Acquisition, Piratebay.com, Google Books, Deezer.com. Goear.com. Mp3Tube.com, Seeqpod.com, BeeMp3.com, SkreemR.com, Peliculasenlinea.com, Sinlamula.com, Peliculon.com, Documentalesonline.com, Peliculasonline.com, DarkVille.com.mx, Pandoteca.com, Nuncamas.com, superdescargas.net, estrenosdtl.com, subtorrents.com, todotorrente.com.

Claudio Flores recomienda bajar lo que quieran mientras nos e lucre. “Otro punto importante es que las descargas son ecológicas: no gastas gasolina para ir a la tienda ni se ocupa más papel o plástico para envolver el disco”.

 

 



comentarios
0