aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Los mexicanos dan su quincena por un gadget

Dalia De Paz| El Universal
Martes 09 de marzo de 2010
Muchas personas prefieren comprarse los aparatos de moda, como pantallas o celulares, aunque se endeuden, se queden sin un sólo peso en la bolsa y hasta a veces sin comer

[email protected] 

Así como la tecnología ha revolucionado la vida de los seres humanos, también ha dejado a muchos sin un peso para comer.

El caso de Alejandra Vidal, ingeniera en sistemas computacionales, es un claro ejemplo de la situación. Desde hace dos años, esta chica de 27 se volvió adicta a los electrónicos y ahora su tarjeta bancaria ya está en el límite debido a los gastos tan excesivos que ha tenido.

Sin embargo, asegura que no cambiaría sus gadgets por nada en el mundo, pues son su mayor satisfacción. “Debo mucho dinero al banco porque me compré una Xbox 360, videojuegos, una iMac, mi BlackBerry Bold, un iPod, el GPS para mi coche y todo lo que vaya saliendo de electrónicos. Es como una tentación que no puedo resistir, en abril quiero correr por mi iPad y por las nuevas tendencias en electrónica”, comenta.

Entre los objetos más deseados por los consumidores destacan las pantallas planas de alta definición, laptops, smartphones, cámaras fotográficas, videocamaras, consolas de videojuegos, GPS, reproductores multimedia, home theaters y manos libres, entre otros.

La seducción

México es un país en vías de desarrollo y entonces ¿cómo es posible que las personas gasten sus quincenas en equipos que cuestan miles de pesos? La respuesta es sencilla: los mexicanos de nivel económico medio y alto aceptan con rapidez las nuevas tecnologías, les gusta traer en el bolsillo el gadget del momento, no importa qué tan caro sea.

Otro factor importante es que las empresas tecnológicas están identificando además otras mercados; sus productos, que tradicionalmente llamaban la atención sólo del público masculino, han logrado conquistar cada vez más a un amplio segmento de mujeres, en virtud de la mayor facilidad que ofrecen en su manejo, pero también porque reafirman rasgos de socialización, convivencia y característicos de este público.

Pasión dividida

EL UNIVERSAL ONLINE llevó a cabo un sondeo en el que se cuestionó a la gente si alguna vez se habían quedado sin comer por gastarse todo su dinero en un gadget o un electrónico, y los resultados fueron interesantes.

De una muestra de 650 personas, 23.82% respondió que sí, más de una vez lo había hecho; 26.75% dijo que sí, una sola vez, y 51.43% señaló que nunca lo hizo. Es decir, en total 49% sí se ha quedado sin comer al menos una vez por comprar un electrónico.

Francisco Ceballos, director general de MercadoLibre México (sitio de compra y venta de productos en línea), dijo que es común escuchar sobre gente que le da mayor prioridad a gastar en tecnología que en otras cosas como pueden ser vestido o calzado.

“Esta situación es parte de la cultura digital en la que vivimos, hay ciertos gadgets y ciertos artículos que llaman tanto la atención que la gente está dispuesta a hacer lo que sea para tenerlos; ya sea porque es una moda o porque es un electrónico muy importante que viene a revolucionar el mercado o porque son personas que quieren tener lo último en tecnología, eso es muy demandante para ellos”, explica Ceballos.

A decir del directivo de MercadoLibre.com las categorías más importantes dentro este sitio web son celulares, computación y electrónica de consumo, “es donde podemos encontrar en mayor medida este fanatismo por lo nuevo, tenemos el caso del iPhone, que desde su lanzamiento causó sensación y se mantiene como el producto más buscado en nuestra plataforma”.

En cuanto a electrónica de consumo, las consolas de videojuegos como el Wii, Xbox360 o PlayStation3 tuvieron mucha anticipación en su lanzamiento. “Y sin duda hubo gente que dejó de cubrir otras necesidades por hacerse de uno de estos aparatos o también porque realmente lo necesitan”, dice.

Días de trabajo por un electrónico

Seguro muchos han deseado tener en sus manos el iPod, este reproductor multimedia en el que se pueden ver fotos, videos y hasta almacenar información, sin embargo, el costo puede ser mayor a los ingresos generados.

Un estudio realizado por el USB Bank, la sociedad financiera privada más grande del mundo, revela que un habitante de la ciudad de México necesita trabajar un promedio de casi 12 días para poder comprar un reproductor iPod nano con capacidad de 8 GB y con un costo de 2 mil 349 pesos, mientras que en ciudades como Nueva York, Zurich, Sydney o Dublín, apenas necesitaría de entre nueve y 10 horas.

De la tabla que muestra los resultados en 73 de las ciudades más importantes del mundo, el Distrito Federal se ubicó en el lugar 66, donde un trabajador tendría que laborar un promedio de 95 horas, es decir, casi 12 jornadas de 8 horas para comprar este dispositivo.

Lo desea pero no lo tiene

Jorge Antonio Gómez lleva cuatro meses ahorrando casi todo su sueldo para comprarse lo más pronto posible el nuevo Nokia N97 (con teclado incluido) que cuesta 9 mil 219 pesos.

Este chico trabaja en un Sanborns como cajero y gana alrededor de 2 mil 500 pesos al mes, más comisiones. Pero su mayor sueño es tener en sus manos este teléfono inteligente, aunque ello signifique que se quede sin un peso.

“Mi único y gran sueño en mi vida es tener el N97, la verdad está bien chido y tiene todas las características que busco. Cuando lo veo en el aparador se me cae la baba y ya no puedo más, hasta ahora llevo 5 mil pesos y en ocasiones me he quedado sin un peso y he dejado de comer”, platicó el joven de 25 años.

El éxito de los gadgets se debe a que facilitan la vida de la sociedad, pues permite a la gente estar conectada con diferentes grupos y al mismo tiempo, está ligado a la comodidad, portabilidad, neutralidad tecnológica y alta definición en imagen y sonido.

 

 

Hiroshi Takahashi, presidente de Sony México, dice que ha descubierto algo importante en los dos años que lleva en la compañía aquí.

“Para los consumidores mexicanos la prioridad en el gasto de su dinero en entretenimiento de electrónicos es bastante alto. A veces visitamos a las familias que no son muy afluentes y prácticamente todas tienen una muy buena pantalla de televisión, muy buen sistema de audio y un buen DVD sin excepción, incluso en las casas muy pequeñas y sencillas cuentan con las tres”, comenta.

Los mexicanos, dice, prefieren comer y luego adquirir electrónicos, “pero claramente la prioridad en gadgets es alta, porque ven en los electrónicos una forma de disfrutar de la vida”.

 



comentarios
0