aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




El sexo por una noche las hace sentir usadas

Rocío Gaia EFE| El Universal
Miércoles 15 de julio de 2009
Una encuesta revela que 54% de las mujeres disfruta de las relaciones sin compromiso, pero suelen quedar destrozadas anímicamente

[email protected]

Cena, discoteca y cama. Todo el ciclo del encuentro, la seducción y el erotismo compartido, que suele durar semanas o meses, se desarrolla en apenas unas horas.

Sexo en la primera, y a veces única cita, y después —como dice un conocido refrán popular— “¡si te he visto no me acuerdo!”. Pero el asunto no es tan sencillo como parece.

Este tipo de relación, más conocida como sexo casual o sexo de una noche, suele ser más satisfactoria para ellos que para ellas, según concluye una investigación de la profesora Anne Campbell, de la Universidad de Dirham, en el Reino Unido, publicada en la revista científica Human Nature.

 

En tanto que los hombres consideran este tipo de experiencia sexual como una forma de divertirse que no comporta mayores complicaciones, las mujeres tienden a experimentar un sentimiento de culpabilidad al día siguiente de haberla vivido.

 

Al menos eso es lo que ha sentido los mil 743 hombres y mujeres que participaron en el ensayo, quienes así reconocieron haber mantenido este tipo de relaciones esporádicas en algún momento de su vida.

 

De dicha investigación también se desprende que en materia de relaciones amorosas, para las mujeres es mucho más importante la calidad que la cantidad y que después de una noche de sexo sin compromiso, se encontraban anímicamente peor y tenían actitudes más negativas hacia lo que había acontecido la noche anterior.

 

Mientras que 80% de los varones aseguró que disfruta de este tipo de experiencia, en las mujeres el porcentaje de satisfacción descendía hasta poco más de 54%. Por otra parte, muchas de las encuestadas reconocieron que lo ocurrido pasara a convertirse en una relación más duradera.

 

“Lo que más molesta a las mujeres que participaron en el estudio es la sensación de sentirse ‘usadas’”, además de preocuparse por su reputación, no tanto por el carácter esporádico del encuentro, sino por el escaso aprecio que mostraron los hombres hacia ellas, asegura la profesora Anne Campbell.

 

 

 

Con o sin amor

¿Sexo con amor o sin amor? Cualquiera de estas dos posiciones es válida y no están enfrentadas. Incluso pueden ser dos actitudes totalmente compatibles en diferentes etapas y momentos de la vida de una mujer.

El “sexo con amor” ha sido el valor más apreciado por los universitarios, según una investigación hecha en España por expertos de la Universidad de Granada y dirigida por el doctor Francisco Javier Jiménez Ríos, para la que mil 200 personas contestaron un cuestionario, al que también respondieron otros individuos como prueba de contraste.

 

Para la psicóloga clínica Marta Arasanz, miembro de la Federación Española de Sexología, “el sexo está intrínsecamente ligado a la afectividad, pero no tiene por qué estarlo al amor. El ser humano posee un gran abanico de sensaciones, como atracción, deseo, cariño, de donde surgen las relaciones”.

 

Disfrutar de la sexualidad sin que haya un compromiso de por medio probablemente permita a algunas mujeres desinhibirse mucho más e, incluso pensar menos en su compañero y más en ella misma en la cama. Y además, ¿quién dice que una relación puramente sexual no pueda evolucionar hacia algo más?

 

Aunque es difícil que dos personas que comparten libremente el sexo no sientan algo la una por la otra, ese sentimiento no debe ser necesariamente amor, pero sí sensaciones placenteras. “Podemos tener sexo con amor, amor con cariño o cariño con sexo”, señala la especialista.

 



comentarios
0