aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Ofrecen a migrantes seguridad

Karla Mora | El Universal
Domingo 26 de mayo de 2013
Ofrecen a migrantes seguridad

TRÁNSITO. Cruzando la frontera de Guatemala, los migrantes abordan “La Bestia” donde se topan con el pago de “cuotas”, para poder seguir su camino, y el engaño de enganchadores, que prometen llevarlos a EU. (Foto: YADÍN XOLALPA )

En Iztacalco planean abrir una casa para recibir a viajeros que andan en busca del sueño americano. Se llevará una base de datos de los visitantes a fin de reducir la cifra negra de desaparecidos: Sederec

[email protected]  

A partir del segundo semestre de este año, comenzará la instalación del primer refugio para migrantes en el Distrito Federal, el cual se ubicará en la delegación Iztacalco.

A diferencia de otras casas similares, el inmueble tendrá la intervención del Gobierno capitalino y el delegacional, en conjunto con la sociedad civil.

La creación de este refugio es impulsada por las problemáticas vividas en el camino de “La Bestia”, pues los viajeros han buscado otros caminos para llegar a Estados Unidos y ven en la ciudad de México una opción de seguridad.

Cristóbal Sánchez, quien labora en un comedor para migrantes en el municipio de Huehuetoca, en colaboración con organizaciones como Soy Migrante, Movimiento del Migrante Mesoamericano, la Universidad Iberoamericana, entre otras, señaló que una vez cruzada la frontera con Guatemala, los viajeros se topan con el pago de cuotas y el engaño de enganchadores.

En ese sentido, mencionó que los visitantes han optado por viajar en autobús para evitar los cruces peligrosos de estado a estado. Llegan principalmente a la terminal TAPO, cerca de la estación San Lázaro del Metro.

Al respecto, Hegel Cortés, titular de la Secretaría de Desarrollo Rural y Equidad para las Comunidades (Sederec), afirmó que por la ciudad de México cruzan migrantes de todas las entidades del país, de Centro y Sudamérica e incluso de Asia, esto por la situación de inseguridad en otros estados y que en el Distrito Federal no tiene la misma magnitud.

“Este fenómeno social hace que cada vez más migrantes traten de cruzar, en muchos de los casos hacia Estados Unidos o Canadá vía la ciudad de México, y con ello evitar un problema de inseguridad en otro estado”, comentó.

Explicó que actualmente no hay casas donde se tome en cuenta el incremento de este fenómeno.

A diferencia de otros centros del mismo tipo, dijo, en éste se llevará listados con datos biométricos, con el objetivo de reducir la cifra negra de desaparecidos. Buscarán que la experiencia se transmita a otras casas del migrante, para tener una base de datos lo suficientemente segura.

Además, mencionó que a diferencia del refugio de Huehuetoca, aquí los extranjeros no serán resguardados.

“Aquí se garantiza la movilidad, es una cuestión voluntaria. Sería la primera casa porque no hay un ejercicio anterior de que esto se haya materializado y la diferencia es que esta casa del migrante es propuesta desde el mismo gobierno de la ciudad”, afirmó.

La administración del lugar será a cargo del grupo religioso los scalabrinianos y del padre Giovanni Bizzotto.

La Sederec también prepara la construcción del Centro de Interculturalidad, el cual busca fomentar la investigación en torno a diferentes etnias, donde se discuta y difundan aspectos culturales, tradiciones y costumbres.

La entrada al Valle de México

“La Bestia”, como es conocido el tren proveniente de la frontera de México con Guatemala, no tiene hora específica de paso en el municipio de Tultitlán, Estado de México; pero quienes viven cerca de las vías ven pasar diariamente a hombres con mochila al hombro, acalorados, algunos cargan las cobijas con las que dormirán donde les agarre la noche, siguen el camino que pinta lejano para su objetivo: Estados Unidos.

Hasta antes de julio de 2012, los migrantes bajaban de “La Bestia” a la altura de la estación Lechería, del tren Suburbano, para acudir a la Casa del Migrante “San Juan Diego”; sin embargo, el cierre de ésta los obliga a recorrer más de 40 kilómetros para llegar a Huehuetoca, donde fue reubicada.

A la avenida Quintana Roo, a unos metros de un basurero, llegan decenas de hombres y mujeres provenientes de Honduras, Guatemala, El Salvador, Cuba, entre otros países, con el fin de obtener alimento, agua y un lugar para descansar unos días.

El común de quienes acuden a la casa es con la intención de ya no seguir el camino a Estados Unidos, por tal razón no les importa el tiempo recluidos con tal de que tengan certidumbre sobre el próximo paso en su andar: regresar a sus países de origen.

Muchos de ellos conocen pocas cosas del Estado de México y menos del Distrito Federal, y es que aunque en este año el gobierno capitalino pretende abrir una casa del migrante en la delegación Iztacalco, los extranjeros refirieron no conocer la ciudad porque no les queda de paso por su recorrido, prefieren tener algo cerca de las vías.

A pesar de ello, señalaron estar dispuestos a ir hasta la capital mexicana para encontrar algún trabajo que les permita estabilizarse un tiempo.



comentarios
0