aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Imponen autodefensas al Ejército trueque de detenidos

Laura Castellanos y Alberto Torres Enviados| El Universal
Jueves 23 de mayo de 2013

Alrededor de 24 militares, entre los que se encuentra el general Sergio Arturo García Aragón, encargado del operativo de seguridad en Buenavista Tomatlán, están retenidos por integrantes de Autodefensa de esta localidad Jorge Serratos /EL UNIVERSAL

Los integrantes de la Autodefensa exigen la liberación de cuatro policías comunitarios detenidos Jorge Serratos /EL UNIVERSAL

Ante este hecho, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, afirmó que no existe tal retención de militares, sino que mantienen una actitud de diálogo con integrantes de autodefensas Jorge Serratos /EL UNIVERSAL

Uno de los encargados de la autodefensa dijo que la acción se debió "a que entraron los militares y no cumplieron. Se llevaron a los comunitarios con las armas que nos habían autorizado tener" Jorge Serratos /EL UNIVERSAL

Un helicóptero y dos avionetas militares sobrevuelan la plaza y hay militares apostados en camionetas Jorge Serratos /EL UNIVERSAL

Imponen autodefensas al Ejrcito trueque de detenidos

ENCIERRO. Los militares que participan en el operativo desplegado en Michoacán fueron llevados a la cárcel a las 14:30 horas. (Foto: JORGE SERRATOS EL UNIVERSAL )

En el segundo día del operativo federal para pacificar Michoacán, grupos de autodefensa mantuvieron retenidos durante casi siete horas a 24 militares en protesta por la detención de cuatro integrantes de la policía comunitaria

BUENAVISTA TOMATLÁN

La autodefensa comunitaria retuvo a 24 militares durante siete horas, entre ellos al general Sergio Arturo García Aragón, responsable del operativo de seguridad en el municipio, hasta que lograron la liberación de cuatro guardias civiles.

Desde las 14:30 horas se tuvo cautivos a los elementos castrenses, sin despojarlos de sus armas y se les liberó a las 21:15 horas, cuando un convoy de policías federales arribó con los comunitarios al lugar, tras ser trasladados en helicóptero desde un sitio del que no se tuvo conocimiento.

La retención de los soldados ocurrió un par de horas después de que estos desarmaran y se llevaran a cuatro de 20 guardias civiles del retén de la entrada del poblado de Tierra Caliente.

Uno de los encargados de la autodefensa dijo, desde el anonimato, que la acción se debió a que el Ejército no cumplió el trato acordado un día antes, cuando se hizo el lanzamiento oficial del operativo de seguridad federal en Michoacán: que les permitirían tener puestos de vigilancia en las entradas del poblado portando armas de caza. “Pero no cumplieron y se los llevaron con las armas”.

La autodefensa de esta población de pizcadores de limón surgió el 24 de febrero para enfrentar, dicen, la violencia del cártel de los Caballeros Templarios, y denunciar la ejecución de 16 personas y la desaparición de 32 más desde su alzamiento.

Las fuerzas federales no opusieron resistencia al ser rodeados por la población, entre las personas había mujeres y niños, algunos armados con palos y machetes.

En principio se concentró al grupo a la entrada de un negocio de construcción ubicado a pie de carretera, a unos pasos del retén citado, y se le dotó de agua y vasos desechables.

EL UNIVERSAL buscó entonces una entrevista con el mando militar, pero García Aragón sólo respondió: “¡Retírese!”.

A las 15:30 horas la muchedumbre trasladó a los soldados a la plaza del pueblo; los hicieron subir al escenario de un teatro al aire libre. Ahí un señor con micrófono y bocina realizó un llamado a la población a que acudiera a exigir la liberación de los guardias.

Después el general García Aragón pidió el micrófono e informó que los pobladores capturados no estaban en su poder, que habían sido remitidos a “las autoridades judiciales”, pero que serían liberados al anochecer.

Aseveró: “Yo siempre les dije que no anden armados”.

Después del anuncio, a las 15:45 horas, la multitud se percató del arribo de militares en torno a la plaza y decidió llevar a sus cautivos a la cárcel del pueblo.

La población se mantuvo a las afueras de la prisión y dio el ultimátum de que si en hora y media, a las 17:30 horas, no tenían noticias de que sus compañeros serían excarcelados, decidirían si desarmaban o no a los militares.

La gente esperó con tensión que culminara el plazo.

A las 17:30 horas empezó a correr la versión de que serían liberados.

Finalmente, a las 21:15 horas aconteció el hecho y se dejaron ir a las fuerzas castrenses. La autodefensa popular recibió a los guardias con los gritos de “¡sí se pudo!”. Y ellos mismos abrieron las rejas de la cárcel para que los 24 efectivos salieran.

Confía en la estrategia

El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, puntualizó que “la estrategia para devolver la seguridad en Michoacán es efectiva, porque, a diferencia del pasado, hoy sí existe coordinación entre todas las dependencias y el gobierno federal sabe lo que quiere hacer”.

En conferencia de prensa en la ciudad de México, resaltó que el gobierno federal va claro en lo que quiere, “hoy tiene objetivos frente al combate a la inseguridad”.

Por otra parte, el alcalde de Buenavista, Luis Torres Chávez, declaró que aún no ha podido regresar a su municipio a gobernar y se pronunció por “esperar a ver si de manera efectiva hay control de la situación y los grupos armados”.

En el ayuntamiento de Buenavista Tomatlán fue uno de los primeros lugares donde surgieron las guardias comunitarias en Michoacán.

En el mismo tenor, el munícipe de Tepalcatepec, Guillermo Valencia, dijo que “los grupos de autodefensa no han desaparecido en su totalidad” en este lugar, y contravino la versión de las autoridades sobre que en menos de cinco días las guardias comunitarias cedieron a la paz. (Con información de Dalia Martínez, Ariadna García y Carina García)



comentarios
0