aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




“¡No más armas!”, exige FCH a EU en la frontera

Jorge Ramos| El Universal
Viernes 17 de febrero de 2012

El presidente Felipe Calderón encabezó la destrucción de miles de armas, cartuchos, cargadores, 3 lanzacohetes y 15 granadas de distintos calibres en Ciudad Juárez Alejandro Bringas /EL UNIVERSAL

Entre el 1 de diciembre de 2006 y el 30 de enero de 2012 fueron decomisadas 63 mil 641 armas largas, 44 mil 332 armas cortas, 10 millones 977 mil 467 cartuchos y 267 mil 907 cargadores, que fueron destruidos Jorge Ramos /EL UNIVERSAL

"Esta es la matapolicías", decía el relator al mostrar armas de alto calibre, muchas de ellas hasta con pedrería preciosa o de oro, con imágenes de la virgen de Guadalupe o de plantas como la mariguana Jorge Ramos /EL UNIVERSAL

Los hombres partían en trozos las armas lo mismo con soplete que echaban encima enormes tanquetas para aplastar algunas de ellas que se veían viejas Jorge Ramos /EL UNIVERSAL

"Tenemos pistolas de la marca colt las cuales tienen grabados, imagenes en sus cachas, dorados, pedrería diversa y repujados en plata, imagenes de santos, de la virgen de Guadalupe, de plantas como la marihuana y animales", dijo el narrador Jorge Ramos /EL UNIVERSAL

Además, "Escopetas, carabinas de fabricación norteamericana, igual con trabajos en madera, dorados, repujados. Fusiles de asalto, que son armas para uso exclusivo de las fuerzas armadas, Ak 47 de patente rusa pero fabricados en China, Egipto, Turquía" Jorge Ramos /EL UNIVERSAL

El presidente Felipe Calderón lanzó un llamado al gobierno y al Congreso de Estados Unidos a tomar las medidas necesarias para frenar el tráfico de armas hacia México Jorge Ramos/ EL UNIVERSAL

No ms armas!, exige FCH a EU en la frontera

EXTERMINIO. El presidente Felipe Calderón encabezó un acto de destrucción de armas decomisadas por las Fuerzas Federales, en Ciudad Juárez, Chihuahua . (Foto: EDUARDO VERDUGO / AP )

El Presidente llamó a gobierno y Congreso de Estados Unidos a detener el tráfico hacia México, al develar un anuncio elaborado con tres toneladas de armas aseguradas. Antes, encabezó un acto de destrucción de arsenal

[email protected]

CIUDAD JUÁREZ, Chih.— A 150 metros de la frontera y dispuesto de tal forma que se pueda leer desde territorio estadounidense, el presidente Felipe Calderón develó un letrero espectacular hecho por militares con tres toneladas de armas decomisadas a criminales con una exigencia: “No more weapons!”, “¡No más armas!”.

El mismo Calderón pidió “no más armas” y ayuda en idioma inglés: “Mexico need your help (…) no more weapons to Mexico”. El mismo llamado que ha hecho en el Capitolio, la sede del Congreso de Estados Unidos, y en visitas a la unión americana, pero ahora con un letrero de 8 por 22 metros. “Está padrísimo”, exclamó Margarita Zavala, esposa del Presidente. Todos corrieron a tomarse una foto con el mensaje detrás.

De frente hacia Estados Unidos y con el espectacular como telón de fondo, Calderón lanzó un nuevo llamado: “Lo hemos pedido los mexicanos de varias maneras y en varios tonos. Hoy nuestra presencia aquí, en esta adolorida Ciudad Juárez obedece a que queremos hacer un nuevo y respetuoso llamado de atención al gobierno, al Congreso y a la sociedad estadounidense. Necesitamos su ayuda para detener esta violencia”.

En el vecino país se compran las armas “a unos cuantos metros de aquí”, indiscriminadamente y con la misma facilidad con que se adquiere una caja de herramientas.

Planteó no sólo reducir dramáticamente el consumo de droga y el flujo de dinero. Pero “más allá del tema de las drogas, la mejor manera en que ustedes, pueblo americano, pueden ayudar a reducir la violencia en México es a través de una legislación (Assault Weapons Ban) que ya estuvo en vigor (hasta 2004) y es deteniendo el inhumano tráfico de armas a nuestro país. Por eso decimos, no más armas, hacia México, no more weapons”, insistió.

“Los fuertes intereses que prevalecen, particularmente de la industria armamentista en la opinión pública y en el Congreso de Estados Unidos han impedido que se establezca de nuevo la necesaria prohibición a la venta de armas de asalto y de armas de alto poder, esto ha permitido que los delincuentes tengan acceso a rifles, ametralladoras, granadas, lanzacohetes que fueron para librar guerras entre ejércitos y que no han dudado en usar contra civiles desarmados e inocentes, es totalmente injusto, es ofensivo que se pierdan vida por culpa de este mercado cuya única razón es el lucro, el lucro desmedido de esa industria a la que no parece importarle la vida del ser humano”.

En su sexenio se han decomisado “un verdadero armamento de guerra” pues suman 140 mil armas que podrían abastecer a los ejércitos de Guatemala, Nicaragua, El Salvador y Honduras juntos, agregó, por lo que el mensaje es claro a los delincuentes: “seguiremos haciéndoles frente y confiscando sus armas”.

Los 14 millones de municiones y 11 mil granadas incautadas en este gobierno es 36 veces mayor a lo decomisado en los dos sexenios anteriores juntos. El lucro desmedido de la industria armamentista estadounidense parece no importarle el costo de vidas, recalcó.

Aunque reconoció al presidente estadounidense Barack Obama diversas acciones como la exigencia de datos a estados fronterizos, pero consideró que son insuficientes.

A su llegada a Ciudad Juárez, encabezó la destrucción de miles de armas, cartuchos y cargadores.



comentarios
0