aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Removió a tiempo implante mortal

Cristina Pérez-Stadelmann| El Universal
Miércoles 28 de diciembre de 2011
Removi a tiempo implante mortal

PRODUCTO FATAL. En Francia, el uso de PIP quedó prohibido y la empresa actualmente se encuentra en liquidación judicial. La Agencia Francesa de Seguridad Sanitaria de los Productos de Salud extendió la alerta a varios países de Latinoamérica, incluido México. (Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL )

Las prótesis PIP están producidas con una silicona industrial, y no de uso médico, lo cual se considera una amenaza, y puede causar hasta la muerte, toda vez que la prótesis se rompa: agrupación de cirujanos

[email protected]

Ana Lourdes deseaba un aumento de busto para mejorar su figura, y fue una de las pacientes que recibió en el año 2009 un implante mamario fabricado por Poly Implants Prothese (PIP), una marca francesa importada a México.

Con 33 años, fue intervenida por el doctor Rufino Iribarren Moreno, cirujano plástico en Saltillo, Coahuila. La cirugía en su momento resulto exitosa. Sin embargo, Ana Lourdes, nunca imaginó lo que algunos meses después ocurriría.

Fue en Veracruz, durante el Congreso de la Asociación Mexicana de Cirugía plástica, donde el doctor Iribarren tuvo conocimiento de estos implantes que comenzó a utilizar en algunas de sus pacientes.

Un año después el médico se enteró a través de un comunicado de la Asociación Mexicana de Cirugía Plástica —asociación de la que es miembro certificado—, que dichos implantes creados por la compañía Poly Implant Prothese, tenían una tasa de rotura que resultaba inusualmente alta.

Fue notificado, a finales de marzo del año 2010, de una alerta emitida a más de 30,000 mujeres europeas que en su momento se colocaron implantes mamarios fabricados por Poly Implantes Prothese (PIP). Esta alerta indicaba que estas mujeres debían retirar estos implantes, y/o sustituyeran por otras marcas.

En Francia, el uso de PIP quedó prohibido y la empresa actualmente se encuentra en liquidación judicial. La Agencia Francesa de Seguridad Sanitaria de los Productos de Salud (Afssaps) extendió el alerta a varios países de Latinoamérica, incluido México.

Mientras tanto, en nuestro país, el doctor Iribarren Moreno comenzó a indagar sobre los permisos de importación de dichos implantes; pero la compañía proveedora, con sede en Guadalajara, había desaparecido, y no había nadie que respondiera por su fabricación. Enseguida se dirigió a la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), institución que asegura no dio respuesta a su solicitud o demanda.

Atendió entonces las recomendaciones del doctor Alejandro Duarte Sánchez, Presidente de la Asociación Mexicana de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva, AMCPER, quien a sus vez ha pedido a todos los agremiados de dicha institución, retirar los implantes PIP a cada una de sus pacientes, advirtiendo de los graves riesgos, incluso de muerte, a los que podrían estar expuestas en caso de conservarlos.

Ana Lourdes fue la primera paciente que decidió retirárselos, sufragando los costos de la intervención. En su momento la AMCPER le apoyó para que el pago fuera menor.

En entrevista con EL UNIVERSAL, el doctor Alejandro Duarte Sánchez, presidente de AMCPER, asegura que efectivamente se ha comprobado que el índice de rotura de las prótesis PIP es mayor, y dice: “las prótesis PIP están ciertamente producidas con una silicona industrial, y no de uso médico, lo cual se considera una amenaza, y puede causar hasta la muerte, toda vez que —en caso de que la prótesis se rompa— la silicona industrial podría causar graves infecciones, necrosis en la glándula mamaria, o muerte tisular debido a la falta del suministro de sangre, así como alteración en la función de los riñones, y alteraciones cerebrales.

Según cálculos de la Agencia Francesa de Seguridad Sanitaria de los Productos de Salud (Afssaps), en todo el mundo podría haber unas 300 mil mujeres con ese tipo de implantes, pero el doctor Duarte Sánchez dice que en México no hay datos específicos del número de mujeres que fueron intervenidas con los implantes PIP.

El doctor Iribarren Moreno explica que los implantes tienen un periodo de vida de 10 años, pero se recomienda cambiarlos a los 5 años, y advierte que en México hay cientos de personas que se ostentan como cirujanos plásticos sin serlo.

La Secretaría de Salud afirmó que corresponde a la Cofepris emitir una postura sobre el caso de los implantes PIP.



comentarios
0