aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Busca la CNDH a 2 mil 500 personas

Natalia Gómez Quintero| El Universal
Domingo 11 de diciembre de 2011
Busca la CNDH a 2 mil 500 personas

FALTA MUCHO. "En el tema de desapariciones forzadas todavía falta mucho que hacer en cuanto a coordinación institucional. En general todavía no existe protocolo adecuado que genere un censo real" Luis García López-Guerrero, primer visitador de la CNDH. (Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL )

Gira recomendaciones por presunto agravio de autoridades a víctimas

[email protected]

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) busca el paradero de 2 mil 487 personas desaparecidas, de las que 500 se investigan por desaparición forzada, es decir donde presuntamente intervino un servidor público.

Este hecho ha incrementado de manera significativa en los últimos siete años. De acuerdo con cifras del organismo nacional en 2005 hubieron cinco quejas por desaparición forzada. Para 2006 sólo una y el siguiente año cinco, pero en 2008 aumentó a 24.

El año siguiente se disparó a 70 y en 2010 se mantuvo en esa cifra, pero en lo que va de 2011, se tienen 129 expedientes en trámite. El total son 304 quejas con 500 agraviados de por medio.

Por cada búsqueda de un desaparecido la CNDH genera al menos 300 solicitudes de información a diferentes instancias federales y estatales, de procuración de justicia, policiales o sistemas hospitalarios.

A la par, recaba información acerca de la atención que se le está dando a los familiares de afectados y el proceso de las indagatorias.

En entrevista, Luis García López-Guerrero, primer visitador de la CNDH, expresó su preocupación por las desapariciones y por los protocolos que se siguen en sus investigaciones.

Precisó que de 2005 a la fecha ha habido ocho recomendaciones, donde se involucra la participación de autoridades por la desaparición de 16 personas.

Las recomendaciones han sido dirigidas a las secretarías de la Defensa Nacional, de Marina y de Gobernación, así como a la Procuraduría General de la República, y a la Policía Federal.

En estas ocho recomendaciones se muestra un patrón de conducta en el que los servidores públicos adscritos indistintamente a corporaciones policiales en los tres niveles de gobierno intervinieron en la detención de los agraviados y que se concretó en los domicilios o en la vía pública, con violencia en extremo y con portación de armas.

La respuesta en general de las autoridades señaladas es la negación de su participación en los hechos, pero además el rechazo a proporcionar cualquier tipo de información respecto del paradero de los agraviados.

Las 2 mil 487 desapariciones, inscritas en el Sistema Nacional de Personas Extraviadas y Fallecidas de la CNDH, están contenidas en el total de mil 801 expedientes, los cuales se encuentran abiertos.

“Hemos encontrado que en el tema de desapariciones forzadas todavía falta mucho que hacer en cuanto a coordinación institucional. En general todavía no existe protocolo adecuado que genere un censo real que nos pueda decir casos de desapariciones de manera oficial”, dice el primer visitador.

Por ello, la CNDH investiga la atención que se les da a quienes presentan una denuncia por desaparición, cómo hacen la búsqueda conforme a la Constitución y de qué manera prestan acompañamiento psicológico.

Luis García explica que la visitaduría que encabeza también indaga acerca de los protocolos y líneas generales o metodologías de las autoridades para realizar una investigación, para la protección de las víctimas, para la organización de visitas de campo, para toma de evidencias, así como las diligencias para proteger el mayor numero de evidencias y que la investigación este completa.

Por otra parte, al conmemorarse el Día Internacional de los Derechos Humanos, este 10 de diciembre, el organismo nacional emitió un comunicado donde asegura que una de las formas de restaurar la paz social y terminar con la inseguridad pública radica en fomentar la cultura de la denuncia y garantizar el acceso de los agraviados a una justicia pronta y expedita.



comentarios
0