aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Giros negros, en poder del narco

Silvia Otero| El Universal
Sábado 30 de enero de 2010
Giros negros, en poder del narco

LA LEY DE "LA FAMILIA" Con huellas de tortura producidas por alambre de púas y latigazos, además de cartulinas con mensajes sobre “una limpia de delincuentes”, “La Familia Michoacana” mostró a nueve presuntos ladrones, en Zamora. Los exhibidos rechazaron recibir atención médica o denunciar. (Foto: Quadratín )

La corrupción facilita la operación irregular de antros en diversos puntos del país. Hay casos en que los narcotraficantres ni siquiera recurren a “prestanombres” para adquirir estos negocios

[email protected]

Los llamados giros negros se han convertido en centros de operación de narcotraficantes y secuestradores, de acuerdo con informes de inteligencia de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) federal y procesos abiertos en la Procuraduría General de la República (PGR).

 

Los documentos revelan que desde 2007 hay una injerencia creciente de grupos delictivos en estos negocios, no sólo para lavar dinero, sino para articular su mecánica criminal.

 

“El crimen organizado ya no se conforma con las ganancias de la producción, tráfico y comercialización de la droga, se ha involucrando en otros negocios, además de que siempre han buscado formas de lavar sus ganancias. Los giros negros son una de las áreas donde se han tratado de refugiar”, aseguró Ricardo Nájera, vocero de la PGR.

 

En 2009, Genaro García Luna, titular de la SSP, reconoció que en el pasado “los giros negros servían nada más para distribuir droga. Hoy se han convertido en un centro de operación criminal donde articula el hampa local, además de que se cobra derecho de piso o extorsión”.

Aprovechan corrupción

García Luna anunció operativos contra giros negros con autoridades estatales y municipales, que incluirían labores de inteligencia para detectar negocios vinculados al crimen organizado, así como verificar licencias de funcionamiento.

La corrupción facilita la operación irregular de antros en diversos puntos del país. Hay casos en que los narcotraficantres ni siquiera recurren a “prestanombres” para adquirir estos negocios.

 

Un ejemplo es Óscar Garza Azuara, alias El Barbas, que incursionó en el mundo del entretenimiento nocturno con el Club 57, en Reynosa, Tamaulipas.

 

Este “empresario” era uno de los principales operadores de una célula del cártel del Golfo, responsable del trasiego de droga hacia Estados Unidos. Garza puso a su nombre el negocio; lo detuvieron el día de la inauguración.

Rafael Cedeño, El Cede, miembro de La Familia, detenido en 2009, además de coordinar el trasiego de droga “mantenía el control de bares” en la región centro de Lázaro Cárdenas, Michoacán.

 



comentarios
0