aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




A pesar de cambios, será confiable el Censo 2010

Ricardo Raphael| El Universal
Jueves 21 de enero de 2010
A pesar de cambios, ser confiable el Censo 2010

Censo. El INEGI no cuenta con autonomía presupuestal. Debe ajustarse al techo fijado por el Ejecutivo. Si hubiéramos tenido más presupuesto seguramente habríamos incluido algunas preguntas más el cuestionario”. (Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL )

El Censo 2010 a Población y Viviendas debe estar a salvo de toda duda; la metodología seguida ofrecerá resultados comparables y confiables

[email protected]

El Censo 2010 a Población y Viviendas debe estar a salvo de toda duda. Aunque sí hubo una reducción al presupuesto solicitado por el INEGI, la metodología seguida ofrecerá resultados comparables y confiables.

¿Es cierto que la Cámara de Diputados redujo el presupuesto solicitado por el INEGI para celebrar el Censo 2010 y que esta es la razón por la que disminuyó el número de preguntas que contendrá la entrevista a los hogares?

El INEGI no cuenta con autonomía presupuestal. Debe ajustarse al techo fijado por el Ejecutivo federal. Nuestra primera demanda a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público contemplaba alrededor de 6 mil millones de pesos. Pero ésta consideró sólo 4 mil 600 millones de pesos para esta actividad.

Es la principal razón por la que disminuimos el número de preguntas del cuestionario básico. Sin embargo, también debo decir que, aun con el presupuesto completo, ya teníamos en el instituto la idea de reducir el tamaño de los cuestionarios porque no es conveniente hacerlos tan largos como se hacían en el pasado.

Ustedes han propuesto un cuestionario básico, aplicable en todos los hogares, y uno extenso, que sólo sería respondido por una fracción de la sociedad. ¿Este procedimiento no le resta credibilidad al Censo?

Ya se siguió en México este método para el Censo 2000. No tiene nada de extraordinario. Varios países lo hacen de la misma manera. Se combina un cuestionario básico, sencillo, corto, que pueda ser respondido fácilmente en los hogares, que no canse a los encuestados, con uno amplio aplicado a una cantidad muy importante de viviendas, en el caso de México a 2.7 millones de hogares.

Para 2010, el cuestionario básico tendrá sólo 29 preguntas, mientras que la encuesta del cuestionario ampliado contendrá 75.

El censo y las encuestas se complementan. En la encuesta se puede profundizar sobre diversos aspectos que el censo no es capaz. El diseño de la muestra de las viviendas a las cuales se les aplicará el cuestionario ampliado ofrece información muy precisa, no sólo a nivel nacional sino de cada uno de los 2 mil 456 municipios del país.

Si se recortan algunas preguntas del cuestionario básico para colocarlas en la encuesta amplia, ¿no se volverán incomparables las respuestas obtenidas entre un censo y otro?

La comparación se va a poder hacer porque todas esas preguntas sí están contempladas. No aparecen en el cuestionario básico pero sí se encuentran en el ampliado. Sabremos cómo ha evolucionado un municipio o una localidad de 50 mil habitantes o un estado o el país en su conjunto.

Si hubiéramos tenido más presupuesto seguramente habríamos incluido algunas preguntas más en el cuestionario básico pero no todas, porque no es necesario. El nivel de precisión que ofrece la muestra de hogares a los que se aplicará el cuestionario amplio suple cualquier deficiencia para poder hacer una comparación adecuada.

Hay quien ha advertido que esta deficiencia podría volver incomparables las gestiones priístas y panistas, sobre todo en el tema de pobreza.

Ese tema debería estar fuera de toda duda. Con el método seguido se van a tener todas las variables que se obtuvieron en 2000, y se van a poder comparar con las variables de 2010. Este censo tiene muchos más elementos para medir la pobreza.

La medición de la pobreza es atribución del Coneval que sigue la misma metodología cada dos años a través de las encuestas sobre el ingreso y el gasto de los hogares. Doy seguridad de que en el Censo 2010 han quedado incluidos todos los requerimientos hechos por esta institución para medir objetivamente las variaciones de la pobreza en nuestro país.

Preocupa, por ejemplo, la decisión de quitar del cuestionario básico las preguntas relativas al ingreso de las familias mexicanas.

El ingreso es muy difícil de captar en un censo aplicado a toda la población. Para este tema ofrece mayor confianza la Encuesta Ingreso-Gasto de los Hogares. De todas maneras, las preguntas relativas a este tema se celebrarán en la encuesta ampliada.

¿Se retiraron también del cuestionario básico las preguntas relativas a la fecundidad?

La preguntas sobre “¿Cuántos hijos nacidos vivos?” o “¿cuántos de esos hijos han muerto?” Sí están incorporadas en el cuestionario básico. En el cuestionario ampliado se profundiza en detalles como, por ejemplo, “¿cuántos hijos han muerto en el último año?”, de donde se desprenden mortalidad y fecundidad recientes.

¿Y las relativas a la migración dentro del país?

Se decidió incorporar en el cuestionario básico nada más la migración por entidad federativa donde sólo se va a saber si alguien viene de Morelos y se fue a Guerrero. Ya en el cuestionario ampliado se sabrá el detalle de si viene del municipio de Ocosingo y va a la delegación Benito Juárez.

¿Algo que desee agregar?

Entre las innovaciones de este Censo de Población y Vivienda se encuentra un cuestionario sobre el entorno urbano, así como un cuestionario para todas las localidades menores a 5 mil habitantes, para saber si cuentan con un centro médico o si tienen una partera, un panteón, un mercado; si hay maíz, frijol, pollo, carne.

También se robusteció el cuestionario para conocer mejor la situación de las personas que tienen alguna discapacidad en el país.

 

 

 

 



comentarios
0