aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Suben más los alimentos

Ixel González y Ricardo Jiménez| El Universal
Viernes 07 de noviembre de 2008
Productos básicos como arroz, frijol y aceite vegetal, con fuertes incrementos

[email protected]

La actual crisis financiera y la desaceleración de la economía mundial están acompañadas de presiones inflacionarias que limitan el poder de compra de los mexicanos, sobre todo de los de menores ingresos.

En México, productos de primera necesidad, como los alimentos, registraron incrementos en sus precios de 30% en promedio en los primeros 10 meses de 2008.

De acuerdo con cifras de la Secretaría de Economía, entre el 2 de enero y el 3 de noviembre el precio del arroz reportó un incremento de 81%, al pasar de ocho a 14.50 pesos, seguido por el aceite vegetal, con un aumento de 41%, mientras el frijol registró un repunte de 40% en el mismo periodo. El alza de los precios ha sido monitoreado cada semana por EL UNIVERSAL, a través de su Radar de Alimentos.

En los últimos tres años, productos básicos como arroz, frijol y maíz han reportado una tendencia creciente en sus cotizaciones internacionales, entre otros factores por su escasez derivada de una mayor demanda de naciones como China e India.

Luis Flores, economista senior de Ixe Casa de Bolsa, comentó que uno de los principales impulsores del precio de los alimentos fue el elevado nivel de las materias primas como el petróleo, que a mediados de este año llegó a los 150 dólares por barril.

Agregó que, además del efecto de la mayor demanda de granos de países asiáticos, los precios se elevaron por la menor oferta de estos bienes, debido a que el cambio climático afectó plantaciones agrícolas cercanas a los océanos Pacífico y Atlántico.

Manuel Galván, analista de Metanálisis, dijo que la mayor demanda de maíz, para generar otra alternativa energética, también presionó los precios internacionales de las materias primas.

Mencionó además que el aumento en los precios administrados por el gobierno de México, como la gasolina, afectó también los precios, pues los incrementos en los costos de transporte se trasladaron en alguna medida al precio que paga el consumidor.

El consenso de analistas es que los alimentos disminuirán conforme se desacelera la actividad económica y con ello el consumo.

Raúl Feliz, investigador del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), indicó que el año entrante la inflación disminuirá, aunque a un ritmo menor que el previsto por el consenso de analistas.

“La inflación cerrará en 4.7% en 2009, aunque en un escenario más pesimista, los precios se ubicarían en niveles similares a los de este año, es decir, en 6%”, agregó.

Explicó que el menor crecimiento para 2009 y la tendencia decreciente de los precios en insumos como el petróleo hacen prever reducciones en los precios, pero la depreciación del peso podría presionar al alza.



comentarios
0