aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




‘Sabotearon’ a activistas

JUAN ARVIZU ARRIOJA [email protected]| El Universal
Domingo 10 de agosto de 2008
El ‘foco’ de mayor riesgo para la justa deportiva era la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, según documento. Trabajaron para disuadir planes de protesta

Agentes de seguridad del Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada vigilaron a activistas radicales del movimiento estudiantil del 68, que repudiaban la realización del evento internacional, y trabajaron para disuadir eventuales planes de protestas que pudieran ocurrir en alguna instalación olímpica.

El movimiento estudiantil que detonó el 26 de julio de 1968 —clasificado por el gobierno como expresión de un complot comunista contra la estabilidad de México para generar problemas durante los Juegos Olímpicos— fue seguido desde esa fecha por el comité organizador que presidió Pedro Ramírez Vázquez, según documentos del organismo abiertos por este diario 40 años después en el Archivo General de la Nación (AGN).

Volantes estudiantiles, memoranda entre niveles operativos, reportes de agentes comisionados en la Ciudad Universitaria, son papeles de una documentación incompleta sobre la seguridad y el movimiento estudiantil del 68, que están en archivos del grupo documental del Comité Organizador de los juegos.

Las preocupaciones por la tranquilidad pública y el desarrollo de la organización de los juegos, se registran a partir de los disturbios de julio. Las investigaciones arrojaron que el foco de mayor amenaza para los juegos estaba en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Reportaron las relaciones de poder de la Liga Comunista Espartaco, de la que se señaló tenía “compromisos contra la olimpiada”.

Un informe recibido por el coordinador de Seguridad y Vigilancia del comité organizador, Gabriel Palma, reporta contactos suyos con activistas y representantes de la dirección de la FCPyS, con el propósito común de “dar el golpe” y desbancar del movimiento local al grupo Espartaco, el 26 ó 28 de agosto. Para ello, el Comité proporcionaría a los estudiantes amigos y a la facultad un grupo de apoyo de al menos cuatro personas.

A cambio de ese respaldo, los enlaces del organismo consiguieron el 20 de agosto, que cuatro grupos de estudiantes aceptaran proteger de manera directa las instalaciones de la Exposición Espacial, una de las actividades del programa cultural de México 68. Representantes del Partido Estudiantil de Fuerzas Integradas, Movimiento Estudiantil Revolucionario, Frente Estudiantil Democrático y del Centro Universitario de Relaciones Internacionales, convinieron dar esa custodia y “convencer a las demás escuelas a que protejan la exposición”.

Un personaje popular que promovió el respeto estudiantil a la Olimpiada fue el jefe de la porra deportiva de la UNAM, Luis Rodríguez Pérez, Palillo, autor del Goya universitario. según memorándum enviado a Ramírez Vázquez, que da testimonio de un método para ganar adeptos en el río revuelto del movimiento estudiantil: “Se llevó a un grupo de estudiantes, principalmente dirigentes y líderes de la porra, al restaurante ‘El Venadito’, en donde se deleitaron con vinos y con algarabías”.

 



comentarios
0