aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Desmayo de 20 niños en acto de Segob

Jorge Ramos Pérez| El Universal
Jueves 29 de mayo de 2008
Desmayo de 20 nios en acto de Segob

Al menos seis niños fueron llevados al servicio médico de Gobernación en brazos; otros en camillas y hasta en silla de rudas . (Foto: CUARTOSCURO )

Los rayos del sol y el ayuno surtieron efecto entre los casi 700 niños reunidos en Gobernación. De pronto, comenzaron a caer desmayados. Fueron 20 en total

[email protected]

[email protected]

Aunque era de mañana, muy temprano, el sol ya caía a plomo. Los efectos del ayuno en muchos de ellos, y la insolación, no tardaron en ejercer su poder en los cuerpos de los pequeños estudiantes. Casi en efecto dominó una veintena de niños cayó desmayado en pleno patio central de la Secretaría de Gobernación.

Era el inicio de la ceremonia de izamiento e incineración de banderas, que encabezó Juan Camilo Mouriño.

Entre bostezos, cientos de niños, algunos sin desayunar, llegaron a Gobernación a las siete y media de la mañana. Se levantaron más temprano que de costumbre para llegar a tiempo a la cita.

En la explanada del antiguo Palacio de Covián, les indicaron cómo sería la formación y estuvieron ensayando al menos 45 minutos.

El grupo estaba integrado por 674 estudiantes de 20 primarias y secundarias, algunos del norte de la ciudad de México, la mayoría de escuelas públicas y otros de privadas.

Una vez pasado el primer ensayo, los llevaron al salón Revolución a ver videos educativos. Según Gobernación, les dieron desayunos: sandwich de jamón y queso, jugos, una manzana y un chocolate. Pero de poco sirvió.

A las nueve de la mañana, los alumnos de las escoltas volvieron a salir a ensayar.

La ceremonia, que se lleva a cabo cada año encabezada por el secretario de Gobernación en turno, estaba prevista para las 09:30 horas.

“Firmes y no se rían”, ordenó un maestro a sus alumnos durante el segundo ensayo, mientras los pequeños portaban erguidos las banderas.

A las 9:40 horas Mouriño salió de sus oficinas e inició la ceremonia de izamiento e incineración de banderas.

Pasaron los discursos. Luis Fernando Trejo Tapia, alumno de cuarto año de primaria del Instituto Ovalle Monday habló a nombre de sus compañeros.

“Tenemos que aprender y entender nuestro pasado, valorando lo que hicimos, comprender lo que somos y lo que seríamos como nación”, dijo el niño.

Luego habló el secretario de Gobernación. Mouriño habló de democracia y del Estado de derecho. Exhortó a respetar las leyes y las instituciones, que en su opinión también es aprender y exigir que se respeten.

“Los invito a respetar a nuestro país y a confiar en las instituciones democráticas que hemos construido”, dijo el secretario.

Entre discurso y discurso los rayos del sol comenzaron a surtir efecto entre los infantes. De pronto, de todos lados comenzaron a caer desmayados los niños.

Al menos seis de ellos fueron llevados en brazos, otros en camilla y hasta en silla de ruedas, al servicio médico. Otros, a paso lento, también recibieron atención. Fueron 20 niños en total.

El secretario de Gobernación, al final del acto, cerca de las 10:15 de la mañana, todavía dio una vuelta completa en la plancha de la explanada central para saludar a los niños de las escoltas.

A las 11:00 horas ya todos los menores se fueron a su escuela a continuar con su jornada escolar. Muchos de ellos aún con la angustia vivida esa mañana, cuando el sol y el ayuno los hizo caer ante la indiferencia de los organizadores del acto oficial en la Secretaría de Gobernación.



comentarios
0