aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Urge que Congreso haga su tarea: Trife

Carina García y Jorge Ramos| El Universal
Jueves 27 de marzo de 2014
Urge que Congreso haga su tarea: Trife

ADVERTENCIA. El presidente del TEPJF, José Alejandro Luna Ramos, dice que si el Congreso no aprueba las leyes secundarias en materia electoral se tendrán que aplicar "las que tenemos en vigencia". (Foto: ADRIÁN HERNÁNDEZ / EL UNIVERSAL )

El presidente del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, Alejandro Luna Ramos, demandó al Congreso no incurrir en "irregularidades legislativas" como dejar pendientes de aprobación las leyes reglamentarias de la reforma política

[email protected]

El presidente del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), José Alejandro Luna Ramos, anticipa que si el Congreso no aprueba las leyes secundarias de la reforma política, la anulación de elecciones en los próximos comicios tendría que ser con base en los criterios y jurisprudencia generados ya por ese Tribunal.

A punto de iniciar en el Congreso el debate sobre la regulación secundaria en materia político-electoral, el magistrado presidente pide no incurrir de nuevo en “irregularidades legislativas”, como dejar pendientes leyes reglamentarias.

En entrevista con EL UNIVERSAL, el magistrado considera que las causales de nulidad deben quedar perfectamente establecidas, pues recuerda que han tenido problemas, que han tenido que resolver “a golpe de jurisprudencia”.

“Las nulidades tienen que estar perfectamente bien reguladas. Hemos tenido ya problemas en diferentes aspectos que ya hemos solucionado a través, como dice alguno de mis compañeros, a base de golpe de jurisprudencia y hemos subsanado todas estas cuestiones”.

Recuerda que, como TEPJF, no pueden inventar nulidades “más que las que están preescritas".

Uno de los temas centrales de la reforma política, en vigor desde el pasado 10 de febrero, es la inclusión de un nuevo sistema de nulidades, exigencia opositora desde las elecciones de 2006.

Ahora en la Constitución hay nuevas causales de anulación de elecciones federales y locales, entre ellas el rebase del tope de campaña en un 5 %; la compra —y adquisición, según enmienda adicional, avalada ayer por el Senado y turnada a la Cámara de Diputados— de cobertura informativa o tiempos en radio y televisión, y recibir o utilizar en campañas electorales recursos ilícitos o públicos.

Luna Ramos indica que “si pretenden que las nuevas nulidades entren en vigor a la brevedad posible, necesariamente tendrán que legislar (...) vamos a ver un nuevo panorama de ellas que no conocíamos o que no teníamos en mente”, insiste al aclarar, sin embargo, que se ven ya ciertos consensos legislativos.

En cualquiera de los casos, el magistrado asegura que el Tribunal Electoral Federal está preparado y, apenas se legisle, “veremos cuáles serán las nuevas obligaciones que se nos imponen” para evaluar si se requerirá más personal, unidades y presupuesto, o no.

“El Congreso per se, se ha establecido un compromiso y creo que ahora está en la obligación de cumplir, máxime que tenemos las elecciones ya muy próximas a iniciar su proceso. Todo esto tiene que estar ya en funcionamiento antes, y tenemos que tener ya las normas claras.

“Desde luego, si no salen, pues tenemos que aplicar las que tenemos en vigencia”, advierte el magistrado al acortarse los tiempos fijados por el propio Poder Legislativo para expedir cuando menos cuatro leyes secundarias en materia electoral, y poner en funcionamiento al nuevo INE.

Impopular y sin “recargones”

El ciclo de Luna Ramos en la presidencia del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) concluye en 2015 y puede ser ratificado en el cargo, pero hoy está dedicado a conducir al Tribunal en medio de esas reformas y ciertos niveles de rechazo a la labor del órgano electoral.

De entrada, desestima sospechas de ser sujeto de presiones desde el poder: “Nunca he tenido ese privilegio de que me llame un presidente o un gobernador”, dice con humor.

“Tengo casi 45 años de juez y hasta ahorita nunca he recibido ningún recargón, ni como magistrado federal ni como magistrado electoral; nunca he tenido recargones.”

Tampoco, asegura Luna Ramos, le causa insomnio la impopularidad de la que gozan los magistrados entre un sector de la población, sea por sus fallos electorales o por los privilegios en los que, se acusa, viven. Y que rechaza, pues "no tenemos nada qué ocultar ni vivimos en la opulencia, vivimos dignamente”.

A Luna Ramos le tocó declarar válidas las elecciones por las que resultó electo el presidente Enrique Peña Nieto, con un TEPJF bloqueado por inconformes, lo mismo que en 2006 con Felipe Calderón.

Hoy reconoce esa impopularidad: “Tenemos un descontento del 40% de la ciudadanía, contra el 60% que está acorde a lo que estamos resolviendo”.

Pero la tranquilidad, explica, es porque “una parte va a decir siempre que soy el mejor juez y la parte que pierde va a decir que soy el peor. Definitivamente eso es muy común”. El juez, dice, “no puede dejar de dormir ni puede preocuparse, lo único que me preocuparía es haber errado en una resolución o que se demuestre que erré en alguna”.

Blindados... por si acaso

Ante acciones más radicales, el Tribunal también está listo con un Plan de Prevención de Contingencias.

Como dio a conocer EL UNIVERSAL el 13 de enero, el TEPJF amplió 400% su gasto en obras este año para construir, en Virginia 68, colonia Parque San Andrés, delegación Coyoacán, su sede alterna.

Luna Ramos dijo que así podrán enfrentar posibles emergencias. “Tenemos que tener un lugar por si algún día somos sitiados o algo y no podemos entrar, tenemos que seguir trabajando en tiempo y forma, como siempre lo hemos realizado”. El inmueble que hoy ocupan áreas administrativas servirá “en caso de que tengamos alguna emergencia (porque) siempre debe haber un plan B”, afirma el magistrado.



comentarios
0