aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Periodismo de Datos. Impera desorden en cobro de agua

Saúl Hernández| El Universal
Miércoles 23 de abril de 2014
<b>Periodismo de Datos.</b> Impera desorden en cobro de agua

TARIFAS DISPAREJAS. Donde hay poca agua ésta en general cuesta mucho más. Sin embargo, los precios llegan a ser muy distintos entre ciudades de una misma región, sobre todo en el centro y sur del país . (Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL )

En México, las tarifas de agua de uso doméstico se fijan arbitrariamente y llegan a ser tan dispares que los precios pueden variar hasta en más de 2000%

[email protected]

Si hay un bien por el que no todos los mexicanos pagan lo mismo, éste es el agua. Los precios son tan dispares que una familia puede gastar desde uno hasta 22 pesos por cada metro cúbico consumido, todo depende de donde viva.

Así lo revela un análisis hecho por EL UNIVERSAL con base en los precios del agua en 100 ciudades mexicanas que incluyen todas las capitales de los estados, así como las más pobladas del país.

Fresnillo, en Zacatecas, encabeza el top ten de las ciudades con el agua para uso doméstico más cara, pues hay que pagar cerca de 22 pesos por cada metro cúbico.

Le siguen en la lista las ciudades de Querétaro (20.2 pesos), Aguascalientes (19.16), Morelia (18.26), Pachuca (18.02), Tijuana (17.95), Tlalnepantla (17.67), León (16.82), la Ciudad de México (16.17) y Naucalpan (15.44).

En contraste, las 10 donde el agua es más barata son Villahermosa (1.02 pesos), Campeche (1.84), Cuautla (2.58), Tapachula (3.09), Mazatlán (3.15), Uruapan (3.25), San Luis Río Colorado (3.38), Córdoba (3.59), Puerto Vallarta (3.72) y Mérida (3.90).

Los precios del agua para uso doméstico son tan heterogéneos que entre Fresnillo y Villahermosa, las ciudades con el agua más cara y más barata, el precio varía en más de 2000%.

También en las empresas

La brecha de tarifas no es menor en el caso del agua utilizada con fines industriales. En Pachuca las empresas pagan 47.61 pesos por cada metro cúbico, en tanto que en Campeche el mismo sector sólo gasta 3.68 pesos.

En el comercio sucede igual. Mientras que en Cuautla los establecimientos desembolsan 3.25 pesos por cada metro cúbico de agua, en Ensenada y Tijuana llegan a cubrir tarifas de 45 pesos.

La información se obtuvo del Sistema Nacional de Tarifas de la Comisión Nacional del Agua (Conagua). Para el caso de las ciudades que no aparecen en este sistema, los datos se buscaron en los portales de sus respectivos organismos operadores.

A fin de que los precios pudieran ser comparables entre sí, se tomó en cuenta un volumen de consumo de agua de 30 metros cúbicos —considerado suficiente para que una familia cubra sus necesidades básicas—, así como la tarifa doméstica más alta. Los precios corresponden al año 2012. Las tarifas del agua en las 100 ciudades seleccionadas pueden consultarse en el sitio web de este diario.

Uso político

En México cada municipio fija sus tarifas de agua. En algunos casos éstas son aprobadas por el congreso local y en otros son determinadas por los organismos operadores de agua, que dependen directamente de los alcaldes.

Las tarifas se determinan, en teoría, considerando lo que cuesta llevar el agua hasta el usuario final; esto es, la infraestructura y recursos humanos necesarios para trasladarla y proveerla, así como los costos de inversión, mantenimiento, potabilización, etc.

Sin embargo, es frecuente que la determinación de las tarifas también esté sujeta a otros factores, que distan mucho de ser técnicos, como las presiones para beneficiar a ciertos grupos o a criterios político-electorales

No son pocos los municipios en donde este líquido se encuentra fuertemente subsidiado para cualquiera de los tres usos y no se cobra al costo que supone al organismo operador proveerlo.

El resultado de esto es una diferencia de precios que resulta estratosférica, tanto entre ciudades como al interior de éstas. Mientras que en una ciudad como Veracruz los hogares y las empresas pagan casi lo mismo por el agua, en Ensenada la diferencia entre ambos grupos es de 31 pesos.

De acuerdo con el informe Situación del Subsector Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento 2012 de Conagua, en México es común aplicar subsidios cruzados para que el comercio y la industria subsidien parcialmente a los usuarios domésticos.

Pero también existen casos como Monclova, Chetumal, Cancún, Playa del Carmen, Ciudad Juárez, Ciudad Obregón y la Ciudad de México, donde los hogares pagan una tarifa ligeramente mayor a la que pagan los usuarios comerciales e industriales.

Precios incoherentes

Un análisis realizado por EL UNIVERSAL muestra que en promedio el agua tiende a ser más cara en las regiones donde el recurso es más escaso. Esto es lógico. En zonas con poca agua cuesta más trabajo, y por ende más recursos hacerla llegar a la población.

En las ciudades que se localizan en la frontera sur —de acuerdo con la división de regiones hidrológicas hecha por Comisión Nacional del Agua—, con una disponibilidad de 22 mil metros cúbicos de agua por habitante, ésta cuesta en promedio 3.6 pesos para consumo doméstico y 7.56 pesos para consumo industrial.

En el otro extremo está la región Aguas del Valle de México. Con apenas 160 metros cúbicos de agua por habitante, los hogares pagan por ella 9.89 pesos y la industria, 19.63 pesos.

Para corroborar esta relación inversa —a menor disponibilidad, mayor precio— se calcularon coeficientes de correlación para los tres usos de que resultaron significativos a 99%.

Sin embargo, un análisis de la variabilidad de los precios al interior de cada región da cuenta de la discrecionalidad con la que se determinan las tarifas con base en otros factores, lo que resulta en que existan precios muy dispares en ciudades relativamente iguales en cuanto a disponibilidad de agua, especialmente en el centro y sur del país.

En consecuencia, los precios del agua pueden comportarse de manera tan absurda como el hecho de que ésta sea más barata en Valle de Chalco o Chimalhuacán que en Tuxtla Gutiérrez, pese a que en los primeros la disponibilidad per cápita de agua es de 160 metros cúbicos mientras que en la capital chiapaneca es de 22 mil.

A diferencia de las ciudades del centro y sur, en el norte los precios del agua resultan mucho más homogéneos, sobre todo en zonas que colindan con el Océano Pacífico y el Golfo de México.



comentarios
0