aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Recorta Cepal pronóstico del PIB en México

Ivette Saldaña| El Universal
Lunes 28 de abril de 2014


Recorta Cepal pronstico del PIB en Mxico

OPINIÓN. "Las reformas tienen que verse con base al modelo de desarrollo al que le apuesta México. Creo que debería apostarle a un modelo en el que la igualdad está en el centro" Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe. (Foto: JUAN BOITES / EL UNIVERSAL )

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) disminuyó de 3.5% a 3% el pronóstico de crecimiento económico para México este año, producto de la volatilidad, así como de los ajustes en las políticas monetarias y fiscales de economías desarrolladas

[email protected]

El optimismo que se tenía sobre el crecimiento económico en Latinoamérica para 2014, se desvaneció. La volatilidad llevó a la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) a recortar las estimaciones para México de 3.5% a 3%, mientras que para la región las redujo de 3.2% a menos de 3 %, adelantó la Secretaria Ejecutiva de este organismo, Alicia Bárcena.

Dijo que solo se mantendrán los altos ritmos en la actividad productiva de Perú, Colombia y Panamá, éste último por las inversiones que realiza en infraestructura.

En entrevista con EL UNIVERSAL la mexicana recomendó que México y los países de América Latina deben replantear su modelo económico basado en exportaciones y, aunque cada país tendrá que definir cuál será, es importante que incluyan el componente de inversión, en infraestructura, educación, salud y todo aquello que genere beneficios a mediano y largo plazos.

En su opinión, el mundo vive cambios, se mantiene la volatilidad ante los ajustes en las políticas monetarias y fiscales de los países. Además, China, uno de los motores de crecimiento del mundo, cambiará su dinámica, porque en lugar de seguir con los altos consumos de materiales para construcción, como metales, demandará bienes para aumentar la calidad de vida de la población, como son alimentos.

Sobre las reformas estructurales, Bárcena afirmó que la fiscal va en el camino correcto, pero la energética “hay que mirarla con cuidado”, porque hace definir mecanismos para que una parte de la renta petrolera se reinvierta en infraestructura en el país y no en gasto corriente. Hay que tomar en cuenta que son las empresas estatales las que tienen la capacidad redistributiva y no las privadas, aunque las dos pueden ganar.

Al opinar sobre la Reforma Fiscal, a la que calificó de “audaz” y “valiente”, comentó que primero deberá aplicarse y, después, se revisarán aquellas áreas que sean necesarias, considerando los “claroscuros” que hay en todos los cambios. Habrá que evaluar si estas medidas ayudaron a redistribuir el ingreso en la población más pobre para así disminuir la desigualdad.

Sin embargo, puntualizó que en el futuro habrá que tratar de desvincular los ingresos tributarios del petróleo; sobre todo hay que cambiar de modelo económico, porque actualmente México enfrenta una baja productividad y los trabajos son precarios e informales, explicó la Secretaria Ejecutiva de la CEPAL.

“Las reformas tienen que verse con base al modelo de desarrollo al que le apuesta México. Creo que debería apostarle a un modelo en el que la igualdad esté en el centro, el camino sea el cambio estructural y el instrumento central sea la política del más alto nivel. Cada país debe escoger su modelo. Pero en México hace falta un cambio profundo para cerrar brechas estructurales muy contundentes”, añadió.

Aseguró que el gobierno mexicano ya hizo sus deberes en materia económica, “pero ahora debe tener un gasto público inteligente y eficaz, sin dejar de mirar las prioridades sociales, de inversión y jugar más en ciencia, tecnología e invertir”.

En México se registró una desaceleración económica en el primer trimestre del 2014 y también en América Latina. ¿Hubo ajustes en los pronósticos de crecimiento de la CEPAL?

Hay un crecimiento moderado en la región, aunque sigue creciendo. Estimamos para este año 3.2 % en el balance preliminar de diciembre del año pasado. Ahora creemos que el crecimiento no va a ser tan alto, (será) menor de 3%, lo cual se deberá a países como Brasil y Argentina que van a tener una desaceleración importante. Para México estimamos 3.5%, pero ahora creemos sólo va a llegar a 3%.

Hay tanto cambio, porque ahora hay cierta volatilidad que influye y mueve las estimaciones de crecimiento.

El retiro del estímulo monetario en Estados Unidos se ha reducido a cifras de 55 mil millones de dólares y gradualmente irá disminuyendo. Esto es un impacto importante para las economías, porque antes teníamos un flujo financiero que venía a los países de la región por la búsqueda de mejores tasas de interés.

Otro factor es la recuperación de países desarrollados, aunque se observa más dinamismo. Por fin Europa se ve que tendrá crecimiento positivo, y Estados Unidos también, lo cual tiene mucho impacto para México y América Latina.

Fundamentalmente Estados Unidos viene mejor y Europa también y eso va a permitir que haya cierto optimismo en las economías de algunos países, como Perú, Colombia, Panamá que mantiene cifras altas por las obras de infraestructura, aunque ha tenido ciertos problemas en sus negociaciones.

Una parte importante es que el comercio exterior sigue sin recuperarse. Las exportaciones más altas las tuvimos en 2011, en 2012 y se empiezan a desacelerar. En 2014 no van a tener una recuperación tan alta como quisiéramos, como lo visto en 2011 cuando tuvimos un crecimiento de más de 23%; en 2012 bajó a 2.1% y luego a 0.4%, lo que tiene que ver con problemas de demanda externa de países desarrollados.

El otro factor es China, cuyo crecimiento no será de 7 % o más, como se esperaba.

Ya no va a crecer a las cifras de antes. La estructura china cambia, su demanda no será tanto de minerales para construcción, porque ya llegó a ciertas metas. Ahora se quieren ir al consumo y los bienes más demandados serán alimentos, que sin duda tendrán un incremento importante. El otro factor es que los motores del crecimiento de los años anteriores tenían tres elementos: exportaciones, inversión y consumo.

En años pasados los niveles de consumo fueron importantes, gracias a los esfuerzos de la región para sacar a la gente de la pobreza, lo cual generó más empleos, aunque no de mejor calidad.

El consumo jugó un papel importante. La región fue dinámica en materia de consumo y no inversión. Y el caso de las exportaciones que se desaceleraron.

Ahora hacemos énfasis en la inversión, porque debería potenciarse en América Latina y el Caribe. Invertir en infraestructura, educación, salud preventiva y en todo lo que sean importantes en el mediano y largo plazo.

El consumo se ha desacelerado últimamente

En la región los hogares han adquirido deudas para satisfacer ciertos niveles básicos.

En países como Brasil la gente está en las calles porque las clases medias y bajas han tenido mayor acceso a bienes y servicios.

Pero, cuando salen, los bienes públicos no están ahí, transporte o seguridad ciudadano y eso preocupa. En este año la región está en una encrucijada muy importante, porque deben cambiar el modelo o los modelos que siguieron para potenciar el crecimiento basado en exportaciones extra regionales.

Así lo hace México al exportar mayoritariamente a Estados Unidos

México es un país que exporta mil millones de dólares diarios y lo más importante es cuánto de la exportación de México se encadena con empresas mexicanas y de valor.

Hay que avanzar en ello. Nosotros planteamos que el mayor problema de la región es que tiene una productividad muy baja y no tiene innovación, tecnología y valor agregado.

Así que generamos empleos precarios e informales, sin tener el motor de crecimiento para mejorar empleos y salarios de mejor calidad y por lo tanto protección social.

El gobierno mexicano hizo reformas que plantearon terminar con la informalidad y darle beneficios a la población, pero los ciudadanos no ven aún esos beneficios. ¿Hicimos bien las reformas o perdimos nuestra oportunidad?

Las reformas son importantes y positivas, aunque siempre hay claroscuros. La Reforma Fiscal está y va hacia la dirección correcta.

Le dijimos al Secretario (de Hacienda) Luis Videgaray, que planteó una Reforma Fiscal audaz, valiente. Para tratar de hacer una reforma que tuviera un contenido redistributivo. Lo que afecta a las economías y a México es la concentración del ingreso en unas cuantas manos.

Por lo tanto una Reforma Fiscal en la cual los que más ganan paguen más es una reforma en la dirección correcta. Es progresiva. Es una reforma que evitó poner impuestos en alimentos y medicinas que son los bienes que más impactan. O que son más importantes para los deciles más pobres. Por eso decimos que es una reforma importante.

También hay un contenido ambiental, tiene dos componentes importantes. Ponerle impuestos a las bebidas con azúcar, te da una fuerte señal a la nutrición.

México es uno de los países que padecen mayor obesidad de la región. Estás dando señales importantes a los consumidores que eso va a costar más caro, tabaco, alcohol y azúcar.

Y, por otra parte, el decir que aquellos combustibles que generen más contaminantes también van a tener una tasa impositiva.

Además, en México, la parte más importante fue tratar de desvincular los ingresos tributarios del petróleo, que no dependan tanto las finanzas de los ingresos petroleros. Quizá en una primera etapa no va a ser (posible), pero hacia ya va la mirada y es una mirada correcta.

Sí debería buscarse eliminar la dependencia, porque en los hechos ésta no se dio.

Creo que para allá van las cosas. Hay que entender que una reforma tributaria tiene una economía política muy compleja, porque lógicamente hay intereses creados y tú cuando vas a hacer una reforma vas a tocar unos intereses, sobre todo de los que más ganan que pagarán más. Y cosas de ese tipo. También hay un mensaje de la Secretaría de Hacienda, que veo con optimismo, que es una señal en la cual la política macroeconómica se está alineando en México, toda la política productiva con la industrial. Cambiar la estructura productiva de un país puede tomar varios años. Por eso me parece muy valiente lo que está haciendo este gobierno, con reformas cuyos resultados quizá no se van a ver al día siguiente, pero van en la dirección correcta.

En el caso de la reforma energética hay que mirarla con cuidado y espero que así sea en las discusiones sobre las leyes secundarias, lo importante es la gobernanza de los recursos naturales. Creo que aquellos países que tienen abundancia de recursos naturales, petróleo y gas, es importante que una parte de las ganancias, de las rentas, se dediquen a inversión productiva. No a gasto corriente o administración, sino a inversiones y eso es muy importante.

En Chile el principal recurso es el cobre. Codelco se encarga de explotar casi un tercio del mercado, el resto es privado.

Cuando tienes una empresa que es testigo, te puedes dar cuenta cómo una compañía estatal tiene esa capacidad redistributiva que no tiene una empresa privada y ambas están ganando.

En la reforma energética, no importa de quién sea la propiedad, siempre será de México porque está en el subsuelo. Lo que importa más son los mecanismos de apropiación y distribución de las ganancias en productividad. A veces puedes dar concesiones porque van a venir empresas de mejor tecnología o son más eficaces en la producción, transformación o industrialización, pero lo que sí importa mucho es que las ganancias, el valor agregado, no se vayan todas fuera.

Por eso Codelco es un ejemplo, invierte gran parte de sus rentas en inversión interna.

Hay gran valentía en las reformas, la de Telecomunicaciones, Fiscal, etc{étera y se tiene un compromiso de ir hacia delante.

¿La reforma fiscal debe revisarse?

Por lo pronto debe aplicarse. Más adelante se verá si hay áreas en las que seguramente deberá haber seguramente revisiones.

Lo que se debe buscar es progresividad en los ingresos fiscales, una mejor estructura y yo diría evitar la evasión y elusión fiscal.

¿Cómo se logrará formalizar a los informales?

Debe haber sistemas de control y monitoreo, por eso es buena idea formalizar a los trabajadores informales porque van a tener acceso a servicios públicos que deben ser de mejor calidad.

¿Cuándo se verán los impactos de las reformas?

Hay muy buenas perspectivas para México, ya hay un resultado positivo (por las reformas), la inversión extranjera directa será mucho más positiva que la observada en 2013, habrá un impacto. Eso quiere decir que los inversionistas externos tienen confianza en México, que están viniendo a México, que piensan que se puede hacer innovación. Hay señales positivas, pero no hay que dejar de mirar el tema profundo de la desigualdad. Hay que evaluar si estas medidas van a ayudar a una redistribución del ingreso de la población.



comentarios
0