aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Preocupa a EU posible liberación de "Don Neto"

J. Jaime Hernández Corresponsal| El Universal
Lunes 12 de agosto de 2013

Rafael Caro Quintero fue uno de los narcotraficantes más famosos durante la década de los años 80. Fundó el Cártel de Guadalajara, junto con Miguel Ángel Félix Gallardo y Ernesto Fonseca Carrillo "Don Neto" Archivo /EL UNIVERSAL

Ernesto Fonseca Carrillo, apodado "Don Neto", considerado como el padrino de la mafia mexicana estuvo envuelto con el contrabando desde principios de los setenta, principalmente en Ecuador, para luego operar en México Archivo /EL UNIVERSAL

Miguel Ángel Félix Gallardo, conocido como "El Padrino", fue en la década de 1980 el zar de la cocaína en México Archivo /EL UNIVERSAL

Caro Quintero fue detenido el 4 de abril de 1985 en Costa Rica junto con su novia Sara Cristina Cosío Vidaurri Martínez, hija del ex secretario de educación de Jalisco, César Cosío Vidaurri, y sobrina del ex gobernador Guillermo Cosío Vidaurri Archivo /EL UNIVERSAL

La casa en San José, Costa Rica, que fue propiedad del narcotraficante Rafael Caro Quintero Archivo /EL UNIVERSAL

Imagen del jet, con matricula XC-PGR, procedente de Costa Rica que condujo a territorio nacional a Rafael Caro Quintero Archivo /EL UNIVERSAL

Se condenó a Rafael Caro Quintero y a Ernesto Rafael Fonseca Carrillo por los homicidios del ex agente de la DEA, Enrique Camarena Salazar (imagen), y del piloto aviador Alfredo Zavala Avelar, así como por la comisión de diversos delitos contra la salud (narcotráfico) Archivo /EL UNIVERSAL

Durante su investigación, Enrique Camarena logró ganarse la confianza de los narcotraficantes mexicanos Rafael Caro Quintero, Ernesto Fonseca Carrillo, Manuel Salcido "El Cochiloco" (imagen) y Miguel Ángel Félix Gallardo Archivo /EL UNIVERSAL

Preocupa a EU posible liberacin de

DEMANDA. La Casa Blanca pide que Caro Quintero comparezca ante la justicia estadounidense por la muerte del agente Enrique Camarena . (Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL )

El gobierno de Barack Obama expresó ayer su "profunda preocupación" por la puesta en libertad de Rafael Caro Quintero y por la posible liberación de Ernesto Fonseca Carrillo, Don Neto, también vinculado al asesinato del agente de la DEA, Enrique Camarena, en 1985

[email protected]

CAE EL CAPO DE CAPOS
Especial multimedia

WASHINGTON.— Incapaz de ocultar su descontento por la reciente liberación del narcotraficante Rafael Caro Quintero, la Casa Blanca se declaró ayer “profundamente preocupada” por una sucesión de acontecimientos que la han tomado por sorpresa y que podrían desembocar en la próxima excarcelación de Ernesto Fonseca Carrillo, alias Don Neto, también sospechoso de haber participado en el asesinato del agente de la DEA, Enrique Kiki Camarena en 1985.

“Estamos profundamente preocupados por la liberación de Caro Quintero y tenemos reportes de que otro individuo, relacionado con el crimen de Enrique Camarena, podría ser liberado”, aseguró la portavoz del Consejo de Seguridad Nacional (NSC) Caitlin Hayden, sin mencionar por su nombre al cofundador del cártel de Guadalajara, Fonseca Carrillo.

El sábado la defensa del capo, que encabeza José Luis Guízar, anunció que se interpuso un amparo que está por resolverse, por lo que dijo que en 15 días estima que Don Neto podría quedar libre también por fallas procesales.

En este escenario el pronunciamiento de la Casa Blanca sólo ha confirmado el malestar que ha traído consigo la liberación de Caro Quintero.

“Reiteramos nuestra intención de ver al señor Caro Quintero, y a otros que participaron en el crimen de Camarena, comparecer ante la justicia de Estados Unidos y colaboraremos con las autoridades de México con este objetivo”, aseguró la Casa Blanca.

El hecho de que la Casa Blanca enfatizara ayer que le preocupa no sólo la liberación de Caro Quintero, sino de Fonseca, demuestra hasta qué punto el gobierno de Estados Unidos no está dispuesto a dejar pasar el asunto tal y como ha sido presentado ante la opinión pública mexicana. Es decir, como un tardío reconocimiento de las carencias procesales que acompañaron al juicio y posterior encarcelamiento del ex líder del cártel de Guadalajara.

En tanto que Costa Rica ordenó cerrar sus fronteras ante cualquier intento de ingreso de Caro Quintero, quien en abril de 1985 fue detenido en territorio costarricense, confirmaron fuentes oficiales.

El viceministro de Gobernación de Costa Rica, Freddy Montero, informó que se cierran las fronteras marítimas, terrestres y aéreas ante un ingreso del capo, y recordó que Interpol tiene una alerta de “rechazo de ingreso” sobre el mexicano.

(Con información de José Meléndez, corresponsal)



comentarios
0