aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Falla a SEP protocolo contra abusos: CNDH

Liliana Alcántara| El Universal
Jueves 05 de diciembre de 2013
Falla a SEP protocolo contra abusos: CNDH

DESDÉN. La CNDH señala que la Unidad de Atención al Maltrato y Abuso Sexual Infantil de la SEP, que coadyuva en el esclarecimiento de los hechos, no da un seguimiento adecuado de los casos. (Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL )

Personal de la Secretaría de Educación Pública incumple los protocolos establecidos para atender y dar seguimiento a los casos de abuso sexual contra estudiantes, asegura la Comisión Nacional de los Derechos Humanos

[email protected]

En solo un mes, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) ha emitido seis recomendaciones por casos de abuso sexual sufridos por estudiantes de educación básica y media superior, de las cuales cinco corresponden a escuelas del Distrito Federal, incluida una queja en la Preparatoria 9 de la UNAM, y una más en un Colegio de Bachilleres en Tamaulipas.

En todos los casos, el organismo documentó incumplimiento de las leyes y la normatividad vigentes, omisiones, falta de diligencia y desconocimiento de los procedimientos por parte del personal de la Secretaría de Educación Pública (SEP), situación que, a decir del organismo, “compromete gravemente la seguridad e integridad de los niños”.

Detectó que la Unidad de Atención al Maltrato y Abuso Sexual Infantil de la SEP, instancia creada para coadyuvar en el esclarecimiento de los hechos, no da un seguimiento adecuado de los casos. “No está cumpliendo cabalmente con las obligaciones que le corresponden, lo que pone a los alumnos en un estado de desprotección”, destacó el organismo en un análisis sobre la atención que da esa secretaría a los casos de abuso sexual.

El primer visitador general de la Comisión, Luis García, considera que existe una falta de supervisión y de control por parte de las autoridades educativas, lo que propicia que estos casos se queden en la impunidad.

Del 29 de octubre de 2013 al 29 de noviembre de mismo año, el presidente de la CNDH, Raúl Plascencia Villanueva, dirigió cinco recomendaciones al titular de la SEP, Emilio Chuayffet, por violaciones a la integridad personal, la libertad sexual, la educación, el sano desarrollo, el trato digno y la seguridad jurídica en agravio de nueve menores de edad, uno de los cuales involucra a una alumna con discapacidad.

El 15 de noviembre, este diario dio cuenta de tres recomendaciones por abuso sexual. Una de ellas ocurrida en una primaria de Azcapotzalco, por el caso de un profesor de inglés que realizaba tocamientos a sus alumnos y el cual no ha sido sancionado pese a que se acreditó el abuso al menos contra dos niños; otro más sucedió en una primaria de la delegación Venustiano Carranza, donde tres niñas denunciaron que su profesor de grado les hacía tocamientos y el mentor fue transferido a otro plantel de la misma delegación donde dio clases a alumnos de sexto grado.

El tercer caso se derivó de una queja de un estudiante de un Centro de Bachilleres de Nuevo Laredo, Tamaulipas, quien sufrió tocamientos por parte de un profesor que hacía labores administrativas.

Alumnos en riesgo

El cuarto caso se registró en una escuela secundaria de la delegación Iztapalapa, en el DF. Dos alumnas denunciaron que su profesor de matemáticas las obligaba a tener ciertas posturas y quitarse el suéter, además de que les pedía consultar el Kamasutra.

La CNDH documentó que los directivos del plantel dieron aviso a la Unidad de Atención al Maltrato y Abuso Sexual Infantil 18 días después de que tuvieron conocimiento de los hechos y que el profesor siguió dando clases sin que hubiera la supervisión de otro docente como lo marca la norma, situación que “colocó en riesgo a los alumnos y propició que el abuso sexual se repitiera”.

En este caso, de acuerdo con el organismo, se debió separar de inmediato al profesor del grupo, lo que ocurrió un mes después de que se hicieron las denuncias.

Esto, destacó, violó el punto 17 de los Lineamientos para la Atención de Quejas o Denuncias por Violencia, Maltrato, Acoso Escolar y Abuso Sexual Infantil en los planteles de Educación Inicial, Básica, Especial y para Adultos en el Distrito Federal, el cual establece que ante una queja por una presunta conducta de un trabajador de la educación que ponga en riesgo grave la integridad física, psicológica o sexual de los alumnos, se tomarán las medidas pertinentes para que el servidor público involucrado realice actividades en las que no tenga contacto con los alumnos.

La quinta recomendación se refiere al caso de una niña de 14 años con Síndrome de Down que fue víctima de agresiones sexuales por parte de su maestro de computación en un Centro de Atención Múltiple en el DF.

El 25 de marzo la mamá de la menor reportó a la Comisión mediante una queja que su hija empezaba a tener cambios de conducta, y pudo descubrir que éstos se debían a que su hija y otras de sus compañeras estaban siendo objeto de abuso sexual.

Al investigar este caso, el organismo encontró que pese a la denuncia, la Dirección General de Servicios Administrativos Federales del Servicio Educativo en el Distrito Federal había señalado que la mamá de la víctima no contaba con una prueba objetiva y fundamentada, cuando a quien le corresponde indagar es a la autoridad.

Niñas amenazadas

Cuando la estudiante rindió su testimonio ante el Ministerio Público de la Federación, señaló que el maestro era “malo” y que cuando estaban en el salón de clase les tocaba su cuerpo a sus alumnas y les advertía que si decían algo les iba a pegar.

El profesor aseguró en su versión que nunca tuvo contacto físico con sus alumnas. La directora del plantel, pese a saber de lo ocurrido, no presentó ninguna denuncia. Sin embargo, los peritajes de la Procuraduría y de la CNDH constataron que la niña tiene secuelas psicológicas, ya que presenta sentimientos de desagrado, miedo, vergüenza, coraje, tristeza y rebeldía.

El organismo dijo que este caso es particularmente grave debido al estado de vulnerabilidad de la víctima por ser niña, mujer y persona con discapacidad, y porque no existen en el sistema de educación pública lineamientos de prevención y atención a casos de abuso sexual en personas con discapacidad, “lo que atenta contra los principios de igualdad”.



comentarios
0