aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Teotihuacan, la más visitada; Chichén Itzá, la más redituable

Abida Ventura y Saúl Hernández| El Universal
14:58Martes 20 de mayo de 2014

Teotihuacan y Chicén Itzá son, por mucho, las zonas más visitadas, pero la segunda es la que obtiene más ingresos.. (Foto: Archivo/EL UNIVERSAL )

Sólo 30% de la gente que ingresa a La Ciudad de los Dioses paga boleto. En contraste, 66% lo hace a la zona en el área maya

[email protected]

De los 187 sitios arqueológicos abiertos al público que existen en México, sólo dos acaparan mayor atención entre visitantes nacionales y extranjeros: Teotihuacan y Chichén Itzá, cada uno con aproximadamente dos millones de visitas al año.

Ya sea por el posicionamiento que tiene en el imaginario, por ser la primera que abrió sus puertas al público de manera oficial o por sus vías de acceso (a 40 minutos de la capital mexicana), la llamada "Ciudad de los Dioses" se ha mantenido por varios años como la zona arqueológica más visitada del país -incluso se ubica en el tercer lugar de los sitios arqueológicos más visitados en el mundo, después de las pirámides de Giza y del Coliseo Romano-, sin embargo no es la que genera más ingresos por boleto pagado.

De acuerdo con las Estadísticas de Visitantes del INAH (www.estadisticas.inah.gob.mx), que incluye los registros de visitas por año desde 2000 a museos y zonas arqueológicas bajo custodia de esta institución, tan solo en 2013 Teotihuacan recibió dos millones 323 mil 658 visitantes, de los cuales sólo 30% pagaron boleto completo. En contraste, Chichén Itzá recibió en ese año dos millones 203 mil 417 visitantes, de los que 66% sí pagaron boleto. Es decir, mientras en Teotihuacan uno de cada tres visitantes paga boleto, en Chichén Itzá lo hacen los dos tercios.

En ambas zonas, la tarifa del INAH, correspondiente al pago de derechos de la Federación, fue de 57 pesos en 2013, tanto para nacionales como para extranjeros. Así, mientras en Teotihuacan el INAH recaudó 39 millones 953 mil 67 pesos en taquilla, en Chichén Itzá esta cantidad se eleva a 82 millones 552 mil 131 pesos. Al considerarse bienes nacionales, los recursos generados por ingreso a los monumentos arqueológicos son administrados por la Secretaria de Hacienda y Crédito Público.

Los contrastes entre estos dos sitios icónicos se han mantenido al menos en los últimos tres años debido a que, en el caso de Teotihuacan, la mayoría de los que acuden son estudiantes de nivel básico y medio porque forma parte de la curricula de las escuelas de la ciudad de México. "Este perfil de público representa la mayoría de visitantes en la zona, pero como no paga, no se refleja en la cantidad de boletos vendidos", explica el arqueólogo Antonio Huitrón, titular de la dirección de Operación de Sitios del INAH. Por el contrario, en Chichén Itzá, gran parte de los visitantes son turistas.

Además de los estudiantes, según la Ley Federal de Derechos, en las 101 zonas arqueológicas donde el INAH sí cobra acceso, están exentos de pago las personas mayores de 60 años, menores de 13 años, jubilados, pensionados, discapacitados, profesores en activo, así como los pasantes o investigadores del INAH. Los domingos, los visitantes nacionales y extranjeros residentes en México tampoco pagan.

Es decir, gran parte de los que compran boleto de acceso a los sitios son los nacionales que no cumplen con los perfiles anteriores, en su mayoría turistas, y los extranjeros, lo cual se refleja, por ejemplo, en las cifras de visitantes que el año pasado pagaron boleto para Chichén Itzá, sitio ubicado en una zona de playas y donde hay un importante flujo de turistas extranjeros.

De hecho, según las estadísticas de 2013, las zonas arqueológicas preferidas por los extranjeros se encuentran en la zona maya. Encabeza esta lista Chichén Itzá, que recibió 973 mil 509 extranjeros; le sigue Tulum con 828 mil 182, después está Teotihuacan con 519 mil 435, y Cobá con 338 mil 102.

Según Huitron, más allá del fenómeno de las llamadas "Profecías Mayas" que en 2012 llamaron la atención sobre esta civilización, la cultura maya siempre ha sido atractiva para los extranjeros, además de que en los últimos años, los gobiernos locales y federales han incrementado las políticas de turismo en esa parte del país.

En contraste, los visitantes nacionales se concentran más en las zonas del Altiplano central: Teotihuacan, Cholula y Templo Mayor.

Según estas estadísticas, los meses en que el público acude más a las zonas arqueológicas son marzo y abril por el equinoccio de primavera y las vacaciones de Semana Santa; en julio, cuando son vacaciones de verano, también hay un importante flujo de visitantes. Las temporadas bajas se registran en los meses de enero, junio y septiembre.

Las menos visitadas

Y mientras Teotihuacan y Chichén Itzá concentran buena parte de los visitantes extranjeros y nacionales, la diferencia con la cantidad de personas que registran otros sitios del país es abismal.

Zonas como Cuauhtochco, Castillo de Teayo, ambos en Veracruz u Ocoyoacac, en el Estado de México, en 2013 registraron menos de 200 visitantes.

En ese año, incluso hay cuatro sitios que reportaron cero visitantes: Olintepec, en Morelos; Nadzcaan, en Campeche; Las Ventanas, Zacatecas, y Ocotelulco, Tlaxcala.

Para Antonio Huitrón, lo anterior se debe a que algunos stiios cerraron temporalmente por mantenimiento o, aunque el público las visite, al ubicarse en zonas de difícil acceso, sin los servicios necesarios y sin un custodio o personal a cargo, no existe un registro del número de visitantes.

 



comentarios
0

 

PUBLICIDAD