aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Pandillas y marginación rondan a escuelas en Guerrero

Silber Meza | El Universal
12:00Martes 04 de noviembre de 2014

Autoridades municipales de Guerrero reportan condiciones poco favorables para la educación en el estado y acusan al magisterio de abandono de aulas.. (Foto: ARCHIVO/ EL UNIVERSAL )

Sitios Relacionados:

Deserción escolar por pobreza, bullying, hacinamiento y venta de drogas aquejan a la zona sur de México, según diagnósticos oficiales

[email protected]

El sur de México es una zona de alta marginación y baja escolaridad, y Guerrero uno de los estados con la situación más crítica, según revela el diagnóstico del Programa Nacional para la Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia, obtenido por este diario.

Acapulco presenta un problema severo de estructura educativa, con deserción escolar originada por falta de recursos económicos y casos de bullying, así como presencia de consumidores de drogas y venta de alcohol y cigarros a menores afuera de los planteles.

El documento acusa que en el puerto guerrerense hay pandillas en secundarias y bachilleratos, siendo las más peligrosas las de las preparatorias 2, 27 y 17.

Aunque en este análisis realizado por las autoridades municipales no se hace mención alguna sobre la violencia que genera el crimen organizado, sí se habla de falta de espacios recreativos y hogares con altos índices de violencia contra la mujer, desempleo, mala alimentación, alcoholismo y desvinculación de padres e hijos.

A inicios de 2013, la Presidencia de la República ordenó realizar un análisis de la situación de criminalidad que existe en el país a fin de otorgar un presupuesto anual a cada entidad; de ahí se desprende esta información, la cual es parte de la estrategia del actual gobierno para inhibir el crimen.

Los diagnósticos fueron hechos por autoridades municipales, y la calidad y profesionalismo del resultado recayó en el compromiso del funcionario público responsable.

En Guerrero se analizaron los municipios de Acapulco, Chilpancingo y Zihuatanejo. En el primero llama la atención la crítica que se hace al magisterio: los profesores —se explica en el documento— realizan actividades que abonan al clima de inseguridad municipal, como la “suspensión de clases por tiempo indefinido, indiferencia de los profesores ante la problemática de los estudiantes, no terminar el plan de estudios”.

Según la información oficial, existe corrupción de maestros —desde nivel primaria hasta licenciatura— para que los alumnos obtengan fichas de ingreso. También se habla de “extorsión a estudiantes para que sean aprobados en secundaria y preparatoria”.

En la estrategia federal la educación es fundamental para que los jóvenes no delincan. El estudio abarcó cinco poblados problemáticos: Petaquillas, Renacimiento, Zapata, Progreso y Jardín. En estas colonias se calcula una población mayor a 50 mil habitantes.

En el caso de Chilpancingo, la capital del estado, los problemas se vinculan más a la concentración excesiva de población.

El texto municipal indica que hay un crecimiento desordenado de la ciudad, que 77.86% de la población municipal se concentra en la cabecera, que hay una “alta y muy alta” vulnerabilidad de los habitantes en las colonias PRD, Obrera, Bellavista, Ignacio Manuel Altamirano, PRT y CNOP.

En esta zona, los delitos más comunes son robo en distintas modalidades, violencia intrafamiliar, lesiones y bajo nivel educativo.

En Zihuatanejo se seleccionaron cinco colonias: El Mirador, Vicente Guerrero, Emiliano Zapata, Cuauhtémoc y Primer Paso Cardenista. Aquí los problemas más agudos tienen que ver con migración y población flotante, que se camufla de turismo y genera delincuencia en la zona.

Chiapas, hacinados y marginados

En Chiapas se eligieron 45 colonias ubicadas en los municipios de Tapachula y Tuxtla Gutiérrez. En el polígono 1 de Tapachula, que abarca 33 colonias, se reporta hacinamiento: en promedio, cinco personas habitan en casas de unos 56 metros cuadrados. Esta falta de espacios hace que los jóvenes busquen las calles y genera violencia familiar. Además, se registra sólo un policía por cada 2 mil habitantes, y la edad promedio escolar es 2.2 grados menor que en el resto del municipio.

Se tienen identificados baldíos y áreas con poca iluminación donde los jóvenes se reúnen para consumir alcohol y drogas. El 18% del alumbrado público no funciona.

En las colonias San José Terán, Las Granjas y Democrática, del municipio Tuxtla Gutiérrez, se advierte que 100% de su población tiene un alto o muy alto grado de marginación. Y existen áreas con poca iluminación donde los jóvenes toman alcohol y drogas.

Oaxaca, el machismo impera

Las colonias Agencias de San Martín Mexicapam, San Juan Chapultepec, Montoya y Agencia Santa Rosa Panzacola, de Oaxaca capital, están incluídas en el estudio, pero no se entregó un diagnóstico lo suficientemente elaborado.

En la docena de colonias del polígono 1 de Tuxtepec destaca una fuerte presencia de machismo, desintegración familiar y cultura del paternalismo: “El gobierno debe atender mis necesidades y pagarme todo”, se expone en el documento.

También hay reporte de vandalismo, robos, alcoholismo en aumento, falta de pavimentación, carencia de energía eléctrica, presencia de basura en las calles, casas abandonadas, lotes baldíos y falta de empleo.

En el polígono 2, que integra 12 colonias, se advierte alta cantidad de padres que migran hacia otras entidades y dejan solas a sus familias, y niños en estado de abandono, lo que se relaciona con violencia y desintegración familiar.

Campeche, persiste discriminación

En las dos ciudades más importantes de Campeche —Ciudad del Carmen y Campeche— existen altos niveles de discriminación por el lugar de procedencia de la población o por su condición de pobreza, advierten estudios hechos por los ayuntamientos.

En la capital del estado se registra violencia familiar y de género, adicciones, “alto déficit de calidad de vida”, daño en alumbrado público, falta de espacios públicos, embarazos juveniles por encima del promedio nacional, falla en la cohesión familiar, alta tasa de analfabetos y pocas unidades médicas. Además, 61.8% de población tiene poca o nada de confianza en sus policías.

En las ocho colonias de Ciudad del Carmen, importante zona petrolera y comercial, también carecen de unidades médicas, faltan parques recreativos y los existentes están en mal estado; hay un desmedido crecimiento poblacional y un alto índice de corrupción: 17.6% de los hogares han pagado por la realización de un trámite.

También hay problemas con pandillas que acosan a alumnos en las escuelas y una población con alto índice de conductas violentas.

Veracruz, robos constantes

En Veracruz se contemplan ocho polígonos dentro de los municipios de Boca del Río, Veracruz y Xalapa. En el primero sólo hay un polígono con cinco colonias, en el que sus problemas más recurrentes son pandillas, lotes baldíos y casas abandonadas, venta de droga, rondines policiacos insuficientes, deficiencia en 35% del alumbrado público, pocos espacios públicos en buenas condiciones y alta densidad demográfica.

En el puerto de Veracruz reportan robo de medidores de agua, tubería de cobre, cableado de luz y a casa-habitación, lo que provoca que la gente no salga de sus casas después de las 18 horas. Hay homicidios dolosos, conflictos vecinales, violencia familiar y alcoholismo.

En el municipio de Veracruz destacan las colonias Lombardo Toledano, Lomas del Río Medio y Lomas del Río Medio III, porque se ubican en una zona de alta marginación, con 25% de su población analfabeta, viviendas con construcciones de lámina, hacinamiento, prostitución y diversas adicciones.

En Xalapa se tomaron en cuenta 28 colonias. Se observa una marcada brecha digital de sus pobladores, baja escolaridad, conflictos vecinales, violencia familiar, carencia de servicios médicos y problemas de aprendizaje.

Además, se consideran delitos frecuentes el homicidio, la violación, lesiones, el robo de autos, a casa-habitación y a negocios.

Quintana Roo, falta de alumbrado

En las 18 colonias que conforman los siete polígonos prioritarios de Quintana Roo —cinco en Benito Juárez y dos en Othón Blanco— se detecta presencia de pandillas juveniles.

En Othón Blanco abundan los perros callejeros, hay conflictos vecinales y una situación de hacinamiento que provoca violencia familiar y la salida de los jóvenes a las calles.

El polígono se conforma de 20% de casas abandonadas, lotes baldíos y predios que sirven de escondites para delinquir o drogarse. En esta área se tienen identificados puntos de distribución y venta de alcohol clandestino, drogas ilícitas, vandalismo, robo y prostitución.

Otra característica en los dos polígonos del municipio, que incluyen 13 colonias, es que fueron instaladas lámparas con tecnología Led que dejaron de funcionar cuando llegaron las primeras lluvias en la entidad.

En el municipio de Benito Juárez destaca la falta de presencia policial, el mal estado del alumbrado público, la carencia de actividades recreativas y culturales, basura en calles, presencia de perros callejeros, drogadicción y asaltos.

Tabasco, drogas tocan el edén

En Tabasco sólo se consideró un polígono, con un municipio: Villahermosa, ubicado en la zona centro. Éste cuenta con 10 colonias que padecen problemas de narcomenudeo, delincuencia organizada, homicidios, drogadicción, marginación, desempleo, lotes baldíos, robo en diferentes modalidades, bares que promueven prostitución y comercio sexual, conflictos vecinales y carencia de cohesión comunitaria.

Yucatán, prevención de delitos sexuales

Yucatán es de los estados que menos problemas de violencia de alto impacto se tienen registrados y, a pesar de que entre los retos detectados en los polígonos prioritarios no aparecen la pornografía infantil y el comercio sexual, esta entidad es la que más acciones tomará para prevenirlos, según se indica en el Diagnóstico municipal y en el Anexo único, un par de documentos donde se enumeran las acciones programadas por las autoridades para prevenir el delito en cada polígono prioritario.

En el estado, sólo Mérida forma parte del programa de prevención. El diagnóstico evalúa cuatro polígonos que unen a 30 colonias.

En la capital se destinarán fondos para promover la cultura de paz y el deporte, para combatir la violencia en el noviazgo y el bullying.

Entre las acciones que las autoridades tienen previsto implementar están un protocolo para la identificación y atención de víctimas de agresión escolar, un diagnóstico local y una campaña de comunicación contra la explotación sexual, comercial y trata de niños y niñas.

Además, se tiene proyectado implementar cursos extraescolares para niños y padres sobre el uso responsable de internet para prevenir los delitos cibernéticos, se capacitará a la iniciativa privada en la detección de trata de adolescentes y jóvenes, y una campaña para la prevención de la explotación sexual y trata de mujeres.



comentarios
0


 

PUBLICIDAD