aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Adolescentes, blanco de homicidios

Saúl Hernández| El Universal
04:01Martes 30 de diciembre de 2014

CIFRAS. Contra los adolescentes también se perpetran los crímenes más violentos: seis de cada 10 fueron asesinados con un arma de fuego. (Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL )

En México, la tasa de asesinatos de menores de edad es incluso superior a la que tienen países como Irak y Sudán

[email protected]

Se les negó vivir su juventud. El crimen organizado los convirtió en víctimas, pero a la vez en sus propios verdugos. Los adolescentes mexicanos son el grupo, entre los menores de edad, que ha sufrido más bajas en el contexto de creciente violencia que vive el país.

En una década fueron asesinados 10 mil 876 niños y adolescentes, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). Esto equivale a la capacidad que tiene el Auditorio Nacional. La mitad de ellos eran hombres de entre 15 y 17 años, y otro 10% eran mujeres de la misma edad.

El asesinato de menores de edad en México es mayor al de países con conflictos armados como Irak y Sudán.

Entre 2004 y 2013 la tasa de homicidios en la población de 0 a 17 años pasó de 1.9 a 3.1 por cada 100 mil menores de edad. Las agresiones en contra de los adolescentes de 15 a 17 años, especialmente hombres, fueron las que dispararon el problema.

En el caso de los hombres de esta edad, la tasa de homicidios pasó de 9.9 a 26.5 por cada 100 mil entre 2004 y 2012. En 2013 el índice se redujo a 19.2, pero sigue por encima del nivel que tenía hace 10 años. La tasa de homicidios de mujeres adolescentes también creció de 2.6 a 4.1 en el mismo periodo.

Esta es la primera entrega de una serie de reportajes que la Unidad de Periodismo de Datos de EL UNIVERSAL llevará a cabo para conocer la forma en que la niñez mexicana vive la violencia que se presenta en su entorno familiar, su escuela, su comunidad y, en general, su país.

Abrimos la serie con el tema de homicidio infantil ya que, citando al Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), "la forma más brutal de violencia contra la infancia y la adolescencia... se expresa en los homicidios cometidos en su contra".

Para los reportajes se considera la definición de niñez establecida en el artículo 1 de la Convención sobre los Derechos del Niño. Según ésta, "se entiende por niño todo ser humano menor de 18 años de edad, salvo que, en virtud de la ley que le sea aplicable, haya alcanzado antes la mayoría de edad". En el caso de México, la mayoría de edad se alcanza a los 18 años.

En las redes del crimen

Contra los adolescentes también se perpetran los crímenes más violentos: seis de cada 10 fueron asesinados con un arma de fuego. Las agresiones con objetos cortantes constituyeron el segundo tipo de homicidio más común, seguidas por el estrangulamiento.

En entrevista, Juan Martín Pérez, director ejecutivo de la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim), señaló que la muerte de adolescentes se está dando en el contexto de la lucha contra y entre los grupos del crimen organizado.

"Hay que poner especial énfasis en la violencia contra las y los adolescentes. Nosotros también encontramos que el segmento de 15 a 17 años es el más afectado, varones en su gran mayoría.

"Siete de cada 10 homicidios entre 15 y 17 años son por arma de fuego, lo cual nos detona la presencia preocupante de armas pequeñas y ligeras. Quienes usan y activan estas armas de fuego son también otros jóvenes que han sido involucrados por los grupos criminales en la última década: son víctimas y son victimarios", señaló.

Por otro lado, las muertes de las mujeres adolescentes no se relacionan sólo con el narcotráfico, sino también con otros negocios del crimen como la trata de personas.

"En el caso de la desaparición de mujeres adolescentes, las colegas que luchan contra la trata ya denuncian que muchas de estas adolescentes desaparecidas son víctimas de esclavitud sexual... y los casos documentados de homicidios son claramente señalados ya como feminicidios", explicó Pérez García.

Peor que en naciones en guerra

Aunque los menores de edad sólo representan 5% de las víctimas de homicidio en el país, cada vez es más alarmante el número de muchachos que mueren en estas condiciones.

Los datos mundiales no son en absoluto alentadores. Un reporte reciente de Unicef sobre violencia infantil revela que de 195 países, sólo 23 superan la tasa de homicidios de menores de edad que tiene México [el informe considera la población menor de 20 años].

El informe titulado Hidden in Plain Sight: A statistical analysis of violence against children muestra que la tasa de homicidios de niños y adolescentes en México es equiparable a las que tienen Myanmar, Botswana, Mozambique y Togo e incluso superior a la de países con algún conflicto armado como Irak y Sudán.

En términos absolutos, México es el quinto país con más homicidios de menores, sólo por debajo de Nigeria, Brasil, India y la República Democrática del Congo. Este no es un problema que atañe sólo a México, sino a buena parte de los países latinoamericanos.

América Latina concentra la cuarta parte de los asesinatos de menores en el mundo. Como en México, el crecimiento más alarmante se dio en la población masculina adolescente.

De acuerdo con el reporte emitido por Naciones Unidas, "la evidencia indica que este patrón de violencia letal es en parte atribuible a las actividades ilícitas de grupos delictivos organizados, la presencia de las pandillas callejeras y la accesibilidad que se tiene a las armas de fuego".  



comentarios
0

 

PUBLICIDAD