aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Metro: los 8 mil contratiempos

Saúl Hernández| El Universal
05:00Los usuarios de las líneas 1, | Lunes 06 de octubre de 2014

FALLAS. Los usuarios de las líneas 1, 2 y 3 del STC son los más afectados por el retraso en el servicio. (Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL )

Fallas, lluvia y exceso de usuarios retrasaron, en tres meses, el servicio. Líneas 1, 2 y 3, las más afectadas

[email protected] 

Unos son atribuibles a fallas mecánicas, otros a la temporada de lluvias y otros más al exceso de usuarios. Por la causa que sea, el Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro ha registrado 8 mil 412 incidentes en los últimos tres meses que provocaron algún retraso en su servicio.

En respuesta a una solicitud de información pública, el STC sólo permitió a EL UNIVERSAL acceso in situ a las versiones físicas de sus reportes diarios de incidencias de los años 2013 y 2014. Debido al gran volumen de información y el poco tiempo que concedió para revisarlos —nueve horas para leer un aproximado de 21 mil hojas— este diario se limitó a contabilizar el número de casos ocurridos entre el 1 de julio y el 22 de septiembre de este año y que generaron alguna demora en el servicio.

La revisión de casi tres meses arrojó más de 8 mil incidentes en los trenes del Metro que hicieron que el servicio se detuviera por algunos minutos o incluso por horas. A estos deben sumarse los percances que no afectaron el desplazamiento de los trenes pero que por restricciones de tiempo no se pudieron contabilizar.

Las líneas más antiguas son las que registran más contratiempos. La Línea 1, que corre de Pantitlán a Observatorio, sumó mil 393 incidentes; la Línea 2, que va de Cuatro Caminos a Tasqueña, presentó 818, y la Línea 3, que corre de Indios Verdes a Universidad, registró mil 314.

La Línea 12, cuya operación se encuentra parcialmente suspendida desde marzo pasado, registró el menor número de eventualidades en el trimestre con 221. La Línea 4, la más pequeña del STC, sumó 277 percances.

El número de afectaciones llegó a su clímax el 3 de septiembre, cuando se presentaron 169 incidencias. El 16 de ese mes, día feriado, se registró el menor número de retardos: sólo 27.

Lluvias, las que más retrasan

La mayoría de las incidencias generaron retrasos que generalmente no excedieron los cinco minutos. Sin embargo, se encontraron otras que llegaron a provocar demoras de más de una hora. La lluvia es la principal causa de estos retardos, según consta en los informes del sistema de transporte.

Un ejemplo ocurrió el 28 de julio, cuando las fuertes lluvias ocasionaron que las líneas 1, 5, 8 y 9 retrasaran su servicio entre 25 y 55 minutos. El 22 de septiembre las precipitaciones también provocaron que los trenes de la Línea 2 se demoraran 70 minutos, y los de las líneas 8 y 9 entre 40 y 50 minutos.

Uno de los casos más extremos ocurrió el 5 de julio, cuando la lluvia retrasó los trenes de la Línea 2 por casi dos horas y media, según se lee en el informe de ese día. Por la misma causa, el 12 de agosto la Línea B registró un atraso en el avance de sus trenes —en el tramo que va de Ciudad Azteca a Villa de Aragón— de 100 minutos. Ese día también fueron afectadas las líneas 2 y 8 por 50 minutos.

En épocas de lluvia el Metro baja la velocidad de sus trenes por seguridad de los usuarios, lo que en los reportes se denomina “Marcha Tipo Lluvia”. Esto se hace, ya que los neumáticos se resbalan sobre la pista de rodamiento.

Pero las fuertes precipitaciones no son el único factor de retardos prolongados. También hay fallas en los trenes que generan problemas. Por ejemplo, el 4 de agosto se lee que en la Línea A “el tren 16M-0023/0024 FM-86 presenta apagado total del mismo, con avería en el equipo de radiotelefonía”, lo que derivó en un retraso de 55 minutos.

Otro ejemplo. Desde el 22 de julio la Línea 9 presenta una “reducción de 40 Km/hr en [la] interestación Cd. Deportiva-Puebla y Cd. Deportiva-Velódromo… al detectar bamboleo y brincoleo de los trenes al piso por dichas zonas, hasta el fin del servicio”, lo que ha derivado en un retraso de 20 minutos diarios.

Según los documentos consultados, la mayoría de los incidentes son atribuibles a fallas en las puertas de los trenes, al exceso de u suarios o a una combinación de ambas. Los problemas en las puertas de los trenes se deben a su vez a fallas internas pero también a factores externos como los objetos que los usuarios tiran al piso y terminan atorándose en las puertas.

Beneficios, en 4 años

Desde el 13 de diciembre del año pasado, el precio del boleto del Metro subió de tres a cinco pesos. En su momento, el titular del STC, Joel Ortega, señaló que el aumento permitiría captar 3 mil millones de pesos adicionales por año que serían utilizados en mejoras del sistema.

Entre los proyectos estaban la compra de 45 trenes nuevos con aire acondicionado para las líneas 1 y 12, mantenimiento a los 45 trenes de la línea dorada, renovación integral de la Línea 1, renivelación de vías de la Línea A, mejora en los tiempos de recorrido de los trenes, la reparación de 105 trenes que hoy están fuera de servicio y la sustitución de 50 escaleras eléctricas en las líneas 1, 2 y 3, entre otros beneficios.

Sin embargo, el 23 de septiembre Ortega reconoció que los resultados no se verán de la noche a la mañana. El mismo día, anunció una política de reembolso de boletos por fallas que retrasen el servicio más de 25 minutos.

jram



comentarios
0


 

PUBLICIDAD