aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Pemex ignoró alertas sobre Oceanografía

Saúl Hernández| El Universal
04:00Auditoría ubicó irregularidade | Jueves 06 de marzo de 2014

ANOMALÍAS. Desde la revisión de la Cuenta Pública de 2005, la ASF identificó diversas anomalías; a pesar de ello, Pemex siguió asignándole contratos millonarios. (Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL )

Petróleos Mexicanos ignoró las alertas que la Auditoría Superior de la Federación emitió por irregularidades en sus contratos con Oceanografía e incluso le perdonó multas a las cuales se había hecho acreedora. La empresa es investigada por fraude y lavado de dinero

[email protected]

DE LA VISTA GORDA...
Gráfica

Por años, Petróleos Mexicanos ignoró las alertas que hizo la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en torno a sus contratos con la empresa Oceanografía. Pese a las anomalías detectadas, los contratos siguieron y en algunos casos la paraestatal toleró las faltas de la naviera.

La historia de irregularidades de Oceanografía no es nueva. Desde la revisión de la Cuenta Pública de 2005, la ASF identificó diversas anomalías en los contratos otorgados por Pemex a esta firma. Sin embargo, a la paraestatal no pareció importarle, pues cada año continuó concediéndole contratos millonarios.

En ocho auditorías realizadas a las cuentas públicas de 2005, 2006, 2007, 2008, 2011 y 2012, el órgano fiscalizador halló irregularidades en nueve contratos otorgados por Pemex a la empresa que hoy es investigada por fraude y lavado de dinero.

Derivado de estas irregularidades, la ASF instruyó a la paraestatal realizar 24 acciones con el fin de corregir las anomalías detectadas, que van desde recomendaciones hasta solicitudes de resarcimiento de recursos y sanciones a funcionarios que incurrieron en alguna responsabilidad administrativa.

Los contratos con anomalías son los marcados con los números 418235843, 418815856, 418235812,418235840, 418235843, 420836811, 428237849 y 428237802, todos concedidos por Pemex Exploración y Producción.

De acuerdo con el portal de Obligaciones de Transparencia de Pemex, el monto de estos contratos asciende a 9 mil 344 millones de pesos.

Adicionalmente, la ASF detectó irregularidades en el contrato que Pemex Refinación celebró con el consorcio formado por Oceanografía y las firmas Blastinaval de México y Proyectos y Medio Ambiente. El monto de este contrato es por 266 millones de pesos sin contar IVA.

Los informes del órgano fiscalizador revelan que Oceanografía era una empresa consentida de Pemex.

En la revisión de la Cuenta Pública de 2005 la ASF encontró que la paraestatal no impuso una multa de 405 millones de pesos a la naviera, pese a que ésta estaba estipulada en la cláusula décimo tercera del contrato 418815856 por el atraso de 16 días en la terminación de trabajos.

Pero este no es el único caso en que Pemex apapachó a la compañía de Amado Yáñez. En el contrato número 418235840 —revisado en la Cuenta Pública de 2006— la ASF halló que la paraestatal modificó a petición de Oceanografía las bases de la licitación, pese a que ya las había ratificado a los otros proveedores que estaban concursando.

Además, por ley ninguna de las condiciones contenidas en las bases de una licitación pueden ser negociadas con licitantes, como Pemex hizo con Oceanografía.

El contrato más jugoso que Pemex otorgó a la naviera —por un monto de 5 mil millones de pesos— también fue objeto de observaciones por parte del órgano fiscalizador. La revisión del contrato 428237849 resultó en un “probable daño o perjuicio” al erario por más de 100 millones de pesos.

En el convenio revisado en fecha reciente —concedido a Oceanografía, Blastinaval de México y Proyectos y Medio Ambiente— la ASF se percató que la obra tenía un avance físico de 9.33% al 31 de marzo de 2013, cuando para esa fecha se tenía programado un avance del 71.41%.

El caso Bancomext

Pero la naviera de Yáñez Osuna no sólo cometió irregularidades con Pemex. En 2005, Oceanografía presentó facturas supuestamente apócrifas para un crédito otorgado por Bancomext, de acuerdo a una investigación iniciada por el Órgano Interno de Control de la Secretaría de la Función Pública.

De acuerdo con el oficio OIC-AAI-225/05 enviado a Bancomext por su propio Órgano Interno de Control, la empresa Oceanografía obtuvo préstamos por 30 millones de pesos en 2004, presentando facturas supuestamente apócrifas.

Oceanografía fue vigilada y fiscalizada por la ASF, por la Secretaría de la Función Pública e incluso por una comisión de la Cámara de Diputados y a pesar de ello, ninguna detectó las facturas falsas a Banamex.



comentarios
0


 

PUBLICIDAD