aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Busca general demandar a ex procuradora

Silvia Otero| El Universal
04:05Viernes 19 de abril de 2013

OPINIÓN. "El Ministerio Público [debe investigar] lo que el testigo protegido diga, no darle todo el crédito sin que haya posibilidad de probar" Tomás Ángeles Dauahare, ex subsecretario de la Sedena. (Foto: JORGE ALVARADO EL UNIVERSAL )

Notas Relacionadas:

Sitios Relacionados:

El general Tomás Ángeles Dauahare dio a conocer que consultará con el secretario de la Defensa, Salvador Cienfuegos, la posibilidad de iniciar una demanda penal o civil contra la ex procuradora Marisela Morales

[email protected]

El daño “está hecho y es irreversible”. El general Tomás Ángeles Dauahare quiere dejar atrás los 11 meses de arraigo y prisión que enfrentó, acusado de nexos con el narcotráfico. La decisión de presentar una demanda penal o civil contra la ex titular de la Procuraduría General de la República (PGR), Marisela Morales Ibañez, y los funcionarios que integraron el expediente en su contra, la dejará en manos del secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos Zepeda, su jefe; acatará lo que él disponga.

Está convencido que la injusta acusación en su contra, la comparten los militares que fueron sus coacusados: los generales Roberto Dawe González y Rubén Pérez Ramírez, así como el teniente Silvio Isidro de Jesús Hernández Soto y el mayor Iván Reyna Muñoz, por lo que pide que la PGR también revise sus causas penales, que se basan en los mismos testigos protegidos y evidencias.

Libre, después de que el titular de la PGR, Jesús Murillo Karam, presentó un escrito de conclusiones no acusatorias, que permitió que un juez federal decretara su absoluta e inmediata libertad, en entrevista habla de su futuro ya sea en la milicia o no, de la trama que lo llevó a prisión, de las fallas de un sistema, pero también de su familia que siempre creyó en su inocencia.

Después de enfrentar un juicio en el que se imputaron nexos con el cártel de los Beltrán Leyva, hoy se dice optimista, “lo que sucedió quedó atrás, es irreversible, el daño está hecho. El ego, el prestigio y todo eso no me preocupa mucho porque afortunadamente se está demostrando que se está cayendo por peso toda esta trama, toda esta mentira, así que me siento bien, me siento tranquilo”.

¿Se ha preguntado por qué, si hubo un ánimo de venganza, una situación política, por qué le fincaron cargos falsos que lo llevaron a un penal de máxima seguridad?

No quisiera destapar esa herida. Desde luego que no fue por un acto ilícito relacionado con la delincuencia organizada, no fue. Ya está olvidado. Es el pasado y adelante….

¿Existe algún sentimiento negativo contra las personas que lo llevaron a estar privado de su libertad, con pruebas inexistentes. Hay coraje, frustración?

Hubo, ya no existe, se disipó. Sí me estaba generando el daño de gesto adusto, de coraje, pero se disipó. A nada bueno me condujo eso, me dañaba, había que desterrarlo, se logró, y ya no hay ese rencor, el daño está hecho, todo es para adelante.

¿Cuándo son los mismos militares quienes lo entregan, hay una sensación de traición?

No. La Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada le solicitó a la Defensa Nacional mi localización y presentación, y la secretaría lo que hizo fue atender esa petición, no fue una acción iniciada en la Sedena.

¿Demanda penal o civil contra la procuradora y contra los funcionarios que en su momento armaron el expediente y lo consignaron sin evidencias?

Como implica un ámbito político lo consultaría con mi jefe, y de acuerdo con sus instrucciones.

¿Lo consultaría con el general Cienfuegos?

Sí, y a lo que él me indique.

¿Considera que los otros militares, sus coacusados, también son víctimas de un indebido proceso como ocurrió con usted?

También, y con los mismos testigos: Jennifer y Mateo, y como fue en mi caso, ambos, sin sustentar ninguna de las acusaciones.

¿Pediría a la PGR que se revisen los casos de los militares coacusados, para que sus compañeros logren su libertad?

Entiendo que ya se está haciendo, la Procuraduría ya está revisando esos casos, y el de otras personas no militares también, para hacer justicia. Si no fuera así, y tuviese la oportunidad, por supuesto que yo se lo comentaría al señor procurador si la oportunidad se me presentara y si no se estuviera haciendo.

De hecho, ayer Murillo Karam reveló que ya se analiza el resto de los expedientes de los militares implicados en esta misma causa. Además, la PGR procederá penalmente contra Roberto López Nájera, el testigo protegido con clave Jennifer, cuyas falsas imputaciones llevaron a prisión a ex funcionarios de alto nivel, como parte de una investigación que inició la dependencia en la que también se incluye a servidores públicos, ante las irregularidades en la integración de los expedientes de la llamada Operación Limpieza y contra el general Ángeles Dauahare.

Al procurador se le preguntó si importará el nivel de los servidores públicos cuya actuación se revisará y dejó en claro: “La ley no tiene niveles, yo hago la investigación, y lo último que veo son los nombres”.

El futuro

El general Ángeles Dauahare quiere dar vuelta a la página. Habla de futuro. “Voy a presentarme con el señor secretario de la Defensa Nacional, mi jefe, a presentar mis respetos e informarle, y a solicitarle sus instrucciones, y en función de eso será a lo que me dedique yo en los próximos meses o años, cualquiera que sea la ocupación muy bienvenida, si es estar en casa a disposición de mi mujer voy a ser muy feliz, voy a disfrutarla plenamente a ella, a la casa, a las hijas y nietos”.

Hace planes. “Ya buscaré alguna ocupación, dar clase me gusta, me gusta la docencia a nivel preparatoria, clase de Historia de México que me encanta, de Geografía, conozco los dos temas, y si es en alguna ocupación cualquiera que me asignen también con muchísimo gusto la desempeñare si es el caso.

¿Qué tan importante resultó la familia en estos meses?

Fue determinante el apoyo de mi familia, enterarme de la actuación de mi mujer, enfrentarse a todos y contra todos, como una guerrera, caramba no la conocía tan batalladora, quizá la vida no la había puesto en una situación de esta. Me dio mucha seguridad saber que ella estaba conmigo, minuto a minuto, que fue mis ojos, mis oídos, mi pensamiento, mis brazos, todo eso fue ella para mí en esta circunstancia.

¿En la prisión vio otras injusticias como la suya, de que hay serias fallas en el sistema y de que quizá no todos deberían estar ahí?

Sí, en el caso de los otros compañeros militares sí, y en el caso de otros de los internos también muchas imputaciones dolosas, terribles, como la mía. Si hay muchos casos de esos.

¿Qué opina de la decisión de la PGR que permitió su libertad?

Actuó como debe ser, no hay pruebas pues ¡caramba!, no acuso. Actuó como debió ser. Y con todo el dolor, pues exhibirá a las personas que estaban antes, pero creo que la actuación de la PGR fue la acertada, la lógica, la obvia, la justa.

¿Qué opina de que cambie el uso del testigo protegido, una figura de la que se abusó?

Que se revise. La figura del testigo protegido no se aprovecha como debe ser, debería ser una persona que formó parte de una mafia, que le constan los hechos; segundo paso, que el Ministerio Público investigue lo que el testigo protegido diga, no darle todo el crédito, sin que haya posibilidad de probar.



comentarios
0