aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Calderón: la fuerza fue la única opción ante crimen

Ariadna García| El Universal
04:00Miércoles 21 de noviembre de 2012

En el desfile militar, cívico y deportivo, con motivo del 102 aniversario del inicio de la Revolución Mexicana participaron ocho mil 071 militares, 106 policías y dos mil 016 civiles que marcharon o hicieron exhibiciones acrobáticas en la Plaza de la Constitución Ariel Ojeda/EL UNIVERSAL

El presidente Felipe Calderón Hinojosa, y su esposa, Margarita Zavala, se despidieron de las miles de personas que en una tribuna frente a Palacio Nacional recrearon el desfile con diversos mosaicos históricos, y que respondieron con un par de gritos de “Viva México” Ariel Ojeda/EL UNIVERSAL

En la explanada de la Constitución se rindieron honores al comandante supremo de las fuerzas armadas, y de inmediato surcaron el espacio aéreo cuatro aviones interceptores de la Fuerza Aérea Mexicana Ariel Ojeda/EL UNIVERSAL

Se escenificaron algunas etapas emblemáticas alusivas a la fiesta revolucionaria, para continuar con la presentación de diversos ejercicios tácticos militares Ariel Ojeda/EL UNIVERSAL

En el desfile, de acuerdo con el parte del general Sandoval Alcázar participaron ocho mil 071 militares, mil 036 caballos, un halcón, una locomotora y 52 aeronaves Ariel Ojeda/EL UNIVERSAL

Asimismo, desfilaron , por la Armada de México 157 elementos y tres carros alegóricos; además de personal de nueve secretarias de estado, dos paraestatales de administración pública federal, una Asociación Civil, entre otros Ariel Ojeda/EL UNIVERSAL

Una docena de paracaidistas saltaron desde un helicóptero militar, a nueve mil pies de altura, para formar figuras y concluir su descenso en la plancha de la Constitución Ariel Ojeda/EL UNIVERSAL

Durante el desfile militar falló una acrobacia y resultaron lesionados algunos jinetes Ariel Ojeda/EL UNIVERSAL

Los lesionados fueron trasladados de inmediato a las ambulancias del ejército para ser atendidos Ariel Ojeda/EL UNIVERSAL

Durante una acrobacia de los miembros del arma de Caballera, un grupo de soldados cay sobre el asf

PERCANCE. Durante una acrobacia de los miembros del arma de Caballería, un grupo de soldados cayó sobre el asfalto. Dos de ellos tuvieron que ser sacados en camilla. (Foto: ARIEL OJEDA EL UNIVERSAL )

El presidente Felipe Calderón convocó a mantener el legado revolucionario con el objetivo de que el Estado de derecho prevalezca en el país, especialmente frente a quienes atentan y vulneran la integridad de las familias

[email protected]

Al encabezar por última vez la ceremonia para conmemorar la Revolución Mexicana, el presidente Felipe Calderón urgió a mantener vigente el legado revolucionario, a partir de que sea el Estado de derecho lo que prevalezca en el país, particularmente frente a quienes atentan y vulneran la integridad de las familias mexicanas.

Acompañado por gran parte de su gabinete, además de la representación de los poderes Judicial y Legislativo, Calderón enfatizó que, como ayer, los ciudadanos están resueltos a que México siga siendo un país independiente y soberano, con la aspiración de poder ejercer las libertades y derechos a plenitud y sin cortapisa.

“Para vivir en paz, en tranquilidad, sin que ningún poder de facto cancele con su violencia la más mínima garantía de los mexicanos”, indicó.

Comentó que al llegar a la Presidencia una violencia criminal desafiaba al Estado e incluso llegó a suplantar alguna autoridad, por lo que la única opción fue defender con toda la fuerza del Estado a los ciudadanos.

“En esos momentos difíciles”, dijo, “en los que patria clamaba por la ayuda de sus mejores hijos, fueron soldados, fueron marinos, fueron policías, fueron Ministerios Públicos quienes dieron un paso al frente y defendieron nuestras comunidades con valentía y honor”.

Aseguró que disciplina, preparación, capacidad estratégica y logística de las Fuerzas Federales fueron los elementos que permitieron abrir una posibilidad de instrumentar un plan integral para combatir a la delincuencia.

Calderón sugirió que se deben seguir concentrando los afanes institucionales de México, fortalecer al Estado emanado de la Revolución, pero sosteniendo el derecho: “Fortalecer sus instituciones, fortalecer la democracia, buscando siempre la justicia y preservando indeclinablemente las libertades”.

En la residencia oficial de Los Pinos, a un costado del monumento a Francisco I. Madero, al que se le colocó una ofrenda, Calderón aprovechó para manifestar que hoy México es aún más fuerte, en donde tienen plena vigencia la división de poderes, que tiene una democracia vibrante, en donde los ciudadanos ejercen su voto y donde ningún partido ostenta mayoría en el Congreso.

Así como la ciudadanía recordará el proceso revolucionario, puntualizó, los mexicanos del mañana también tendrán presente el momento en el que se tomó la decisión de romper las cadenas que lo querían atar al miedo, a la violencia criminal y a la zozobra: “Y la historia habrá de juzgar y recordar a quienes lucharon por un México libre, libre del yugo del crimen y de la delincuencia”.

En tanto, el secretario de Gobernación, Alejandro Poiré, dijo que la presente administración defendió el legado de Francisco I. Madero, se dedicó a hacer política y a buscar las transformaciones del país.

Agregó que el sexenio de Calderón venció los pronósticos que condenaban al país al fracaso, e hizo un recuento de los méritos: la reforma electoral, un cambio al sistema de pensiones, una reforma hacendaria y la energética.

Sobre la democracia, dijo que ésta es bien entendida en un espacio en donde el triunfo y la derrota son temporales, y en donde ambas partes deben dar oportunidad para acordar en lo esencial.



comentarios
0