aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Es inadmisible versión de ataque por confusión: EU

Silvia Otero | El Universal
00:15Martes 28 de agosto de 2012
Familiares de agentes federales que se vieron involucrados en la balacera en la carretera federal Me

ESPERA. Familiares de agentes federales que se vieron involucrados en la balacera en la carretera federal Mexico- Cuernavaca, en la delegación de la PGR estatal para conocer situación de sus parientes. (Foto: JORGE MEDINA I EL UNIVERSAL )

Se definirá mañana situación jurídica de los 12 indiciados; agentes de PF dispararon sin mediar palabra, aseguran víctimas

[email protected]

Los 12 agentes de la Policía Federal implicados en el ataque a los tripulantes de la camioneta diplomática de la embajada de Estados Unidos pasaron de testigos a indiciados, revelaron autoridades federales.

Se detalló que será hasta el martes cuando se defina si son consignados ante un juez los policías Rafael Rivera Córdova, Tomás Romanillo Armenta, Ranulfo Ruelas López, Carlos Sánchez Durán, Raúl Sánchez Fonseca, Francisco Humberto Segovia Domínguez, José Uriel Garrido Franco, Héctor Francisco Martínez Leyva, Gerardo Ramírez Garduño, Ángel Mauricio Sotelo Martínez, Emir Suárez García y Jorge Alberto Vargas Camacho.

Ante el incidente en el que participaron el viernes pasado en la zona de Tres Marías, después de rendir sus declaraciones, así como al recabarse los testimonios de las víctimas, la Procuraduría General de la República (PGR), decidió indiciarlos, aunque aún no se tipifican los delitos, pues se analizará el grado de participación de cada efectivo y la actuación que tuvo durante la agresión armada, ya que la mayoría argumenta que sólo acudió en apoyo de un primer grupo de sus compañeros.

Las fuentes consultadas indicaron que entre los delitos que se les podrían fincar están tentativa de homicidio, daño en propiedad ajena y ejercicio indebido del servicio público, aunque dependerá del Ministerio Público definirlo; en tanto, los inculpados permanecen en la delegación estatal de la PGR en Morelos.

Testimonios

Los elementos de la Policía Federal sacaron sus armas sin mediar palabra y dispararon, por lo que el conductor del vehículo diplomático maniobró para escapar del lugar de la agresión, de acuerdo con la versión de los dos estadounidenses y del capitán de la Secretaría de Marina sobre el ataque en su contra el viernes pasado en Huitzilac, Morelos, por el que los 12 agentes están indiciados.

Autoridades del gobierno federal revelaron que estas declaraciones de los agraviados llevaron el mismo día al gobierno de Estados Unidos a calificar como emboscada el incidente, previo a que se conocieran los resultados de la investigación; la versión de los policías implicados sobre que confundieron la camioneta de la embajada estadounidense no es admisible, señalaron fuentes diplomáticas, que esperan la consignación de los responsables en sus diversos grados de participación.

De forma extraoficial, se indicó, la investigación sigue ambas líneas: el ataque directo y la confusión, pero resultan claves los testimonios de los empleados de la embajada estadounidense agraviados, Jess Hoods Garner y Stan Dove Boss, y del capitán, que sobrevivieron incluso a una persecución en la que los agentes federales dispararon en más de 50 ocasiones en contra del vehículo blindado.

Los estadounidenses y el capitán se dirigían a un campo de tiro de la Marina que se ubica en el cerro de El Capulín, en el municipio de Xalatlaco, cuando en un camino de terracería a la altura del poblado Fierro del Toro, en Huitzilac, fueron interceptados por sujetos armados y vestidos de civil que les mostraron las armas; el conductor de la camioneta -que portaba placas diplomáticas- viró para escapar por la carretera México-Cuernavaca, y sin más comenzaron a dispararles.

Ahí se inició una persecución a la que se sumaron otros sujetos vestidos de civil que viajaban en tres camionetas. Todos resultaron ser elementos de la Policía Federal, pertenecientes a la Unidad Operativa de Seguridad Preventiva (Estación Tlalpan), quienes dispararon supuestamente sin darse cuenta de las placas diplomáticas del vehículo que "confundieron" y cuyos tripulantes viajaban desarmados, por lo que los agentes federales tendrán que explicar las razones por las que accionaron sus armas de esa manera, ya que no repelían ninguna agresión que justificara el uso excesivo de la fuerza.



comentarios
0