aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Inauguran exposición 'Samurais, Tesoros del Japón'

La muestra estará abierta al público hasta el 11 octubre próximo en el Museo Nacional de Antropología

La vida de los samuráis, los míticos guerreros que han poblado el imaginario japonés, llegan a México con la exposición "Samurái. Tesoros de Japón" Ariel Ojeda / EL UNIVERSAL

La exposición se alberga en el Museo Nacional de Antropología abre el viernes 27 de julio Ariel Ojeda / EL UNIVERSAL

El recinto capitalino alberga 185 piezas provenientes del Museo de la ciudad de Nagoya Ariel Ojeda / EL UNIVERSAL

La muestra exhibe armaduras, espadas, katanas, diversas prendas y utensilios representativos, biombos que ilustran batallas y paisajes Ariel Ojeda / EL UNIVERSAL

También habitan la exposición: óleos, retratos de guerreros, libros, piezas de cerámica y más Ariel Ojeda / EL UNIVERSAL

Algunos de los objetos de los guerreros de élite de la ciudad de Nagoya son considerados como Tesoros Nacionales de Japón Ariel Ojeda / EL UNIVERSAL

La exposición da cuenta de esta cultura guerrera que apareció en Japón en el siglo X y se extendió hasta el siglo XIX Ariel Ojeda / EL UNIVERSAL

El de los samuráis es un boom cultural que, a partir de 1610 y hasta 1900, se convirtió en una de las grandesciudades de Japón Ariel Ojeda / EL UNIVERSAL

Las piezas provienen del museo de Nagoya

TESOROS Las piezas provienen del museo de Nagoya. (Foto: Ariel Ojeda / EL UNIVERSAL )

Ciudad de México | Jueves 26 de julio de 2012 Notimex | El Universal22:21
Comenta la Nota

Una armadura tipo Do Maru en piel de metal, una Katabira con diseño de cerezos, un par de Katanas con funda y un casco Kabuto en metal, todos del siglo XIX, son algunas de las piezas que se presentan en la exposición "Samurais. Tesoros del Japón" , inaugurada esta noche en el Museo Nacional de Antropología (MNA) , en esta ciudad.

La muestra da cuenta de esta cultura guerrera que surgió en Japón en el siglo X y se extendió hasta el XIX, específicamente es la vida de los guerreros samuráis en la ciudad de Nagoya, hoy capital de la prefectura de Aichi.

En total se presentan 185 obras, provenientes del Museo de Nagoya, entre armaduras, espadas, katanas, diversas prendas y utensilios representativos, biombos que ilustran batallas y paisajes, óleos, retratos de guerreros, libros y piezas de cerámica.

La exhibición presenta diversos aspectos de la época de los samuráis contextualizados a través de unidades temáticas: la visión del mundo y la situación político-social de Japón antes del siglo X, el aspecto militar de la clase samurái entre los siglos XII y XVII y la importancia del castillo de la ciudad de Nagoya durante la consolidación del poder de los samurái.

También el esplendor de la ciudad y de la cultura japonesa a partir de la edificación del castillo, así como el importante papel que jugaron los samuráis en la construcción del imaginario japonés moderno.

De acuerdo con Miguel Báez Pérez, coordinación académico de la muestra, la intención es mostrar "el paso del samurái guerrero, de la época en que todo eran batallas, a los siglos donde el samurái, más bien, se dedica al arte, a la filosofía, a la poesía y a las construcciones" .

Según el INAH, entre las aportaciones de esta cultura guerrera destacan los libros o códigos del guerrero, los cuales dictan las reglas de cómo debía vivir un samurái, con una serie de valores, como el respeto, el honor y la humildad, que hasta la actualidad prevalecen en la cultura nipona.

Curada por Takako Tsuda y Kazuyuki Torii, ambos del Museo de la ciudad de Nagoya, está dividida en ciclo núcleos; el primero se centra en los antecedentes de esta cultura guerrera; el segundo comprende el periodo que va desde el siglo X hasta 1600 y muestra a Japón en las constantes revueltas que se libraron entre los grandes clanes de samuráis.

El tercero se centra en mostrar las armas, sables, puntas de flecha, y piezas que representan escenas de campamentos guerreros en donde se observa al general portando su armadura.

Un cuarto, exhibe el paso hacia el mundo pacífico, que tiene como punto de partida la construcción del Castillo de Nagoya, emblema de esta ciudad japonesa, recordada por su posición estratégica y por la enorme cantidad de batallas sucedidas en sus alrededores.

Y por último, destaca la prosperidad de Nagoya, con pinturas y óleos que muestran a mujeres en el verano y al monte Fuji.

Entre las obras resalta una espada de más de 300 años de antigüedad, que perteneció a la familia del guerrero Ieyasu Tokugawa, triunfador de la última gran batalla librada en 1600 entre los diversos señores samurái y unificador de Japón.

También nueve puntas de flecha, de entre 13 y hasta 36 centímetros de largo hechas en acero, y que presentan diversas figuras en sus remates, como un trébol, corazones y flores.

Esta exposición, que estará abierta hasta el 11 octubre próximo, llega al país en reciprocidad por la de Esplendor del México Antiguo: los Olmecas, que entre 2010 y 2011 se presentó en cinco ciudades japonesas, Kyoto, Tokio, Kitakyushu, Nagoya y Kagoshima, y que fue apreciada por más de 150 mil personas.

ml



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD