aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Amenazada, seguridad del país: Galván

Jorge Ramos Pérez| El Universal
04:10Viernes 10 de febrero de 2012

Hace 99 años el entonces presidente de México Francisco I. Madero recorrió a caballo, junto con cadetes del Heroico Colegio Militar, Paseo de la Reforma Fototeca EL UNIVERSAL

A finales de 1912 Madero fue advertido de un cuartelazo contra su gobierno, fraguado desde las filas del Ejército, lo que sería el preludio a la Decena Trágica Fototeca EL UNIVERSAL

El general Manuel Mondragón encabezó el cuartelazo contra el gobierno de Madero y liberó a los generales Bernardo Reyes y Félix Díaz. Más tarde sería condecorado por Victoriano Huerta, quien ascendió a la presidencia tras el asesinato de prócer de la Fototeca EL UNIVERSAL

Los rebeldes encontraron Palacio Nacional bien defendido por una tropa federal comandada por el general Lauro Villar, en cuyo combate murió Bernardo Reyes, mientras que Díaz y Mondragón se refugiaron en La Ciudadela Fototeca EL UNIVERSAL

El presidente Madero salió del Castillo de Chapultepec rumbo al Palacio Nacional, escoltado por cadetes del Colegio Militar y en compañía de algunos secretarios de estado, así como amigos tras esta batalla, en lo que ahora se conoce como la <i>Marcha de la Lealtad</i> Fototeca EL UNIVERSAL

Finalmente, el 17 de febrero, Madero y el vicepresidente José María Pino Suárez fueron hechos prisioneros. Días más tarde serían asesinados Fototeca EL UNIVERSAL

CEREMONIA. Guillermo Galván, Felipe Calderón y Francisco Saynez, durante el 99 aniversario de la Marcha de la Lealtad . (Foto: EFE )

El secretario de la Defensa Nacional, Guillermo Galván Galván, afirmó ayer que la seguridad del país está "seriamente amenazada". En su discurso por el 99 aniversario de la Marcha de la Lealtad, encabezado por el presidente Felipe Calderón, Galván dijo que hay zonas del país en las que el espacio de la seguridad pública está totalmente rebasado

[email protected]

El secretario de la Defensa Nacional, Guillermo Galván Galván, afirmó que en algunas zonas del país el espacio de la seguridad pública está totalmente rebasado, por lo que resulta necesario admitir que la seguridad interior “hoy se encuentra seriamente amenazada”.

“Es evidente que en aquellas latitudes del territorio nacional, el espacio de la seguridad pública está totalmente rebasado. Es menester reconocer que es la seguridad interior la que hoy se encuentra seriamente amenazada”, dijo.

El militar fue orador único en la ceremonia del 99 aniversario de la Marcha de la Lealtad, encabezada por el presidente Felipe Calderón, y ahí dijo que “la rémora criminal” evolucionó sigilosamente durante décadas, primero como pandillas en operaciones de bajo perfil “controladas por las policías locales”.

Con los años, añadió el general, las bandas no sólo se enquistaron en la sociedad, sino que hubo “colaboración de la propia autoridad”.

Para Galván, “en algunas regiones del país la delincuencia organizada se apropió de las instituciones del Estado”, lo que amplió el horizonte de actuación en contra de la sociedad y derivó también en un clima de violencia inusitado.

Aseguró que la interferencia de la delincuencia organizada está generando intrincados momentos en el país, y que se enquistó con la colaboración de la propia autoridad.

En su discurso, el general fue explícito en su definición de lealtad, misma que refrendó al jefe máximo de las Fuerzas Armadas y al país, pero también admitió errores en esa lucha contra los criminales.

Primero hizo notar el “entorno asimétrico y frágil” en el que los militares cumplen sus funciones para la salvaguarda de personas y hogares, responsabilidad en la cual, dijo, “privilegiamos el respeto irrestricto a los derechos humanos”.

Admitió que “han habido errores, desde luego que sí. Reconocerlo es lealtad. Como lo es el aceptar las recomendaciones que nos hacen los organismos competentes. Es lealtad a las víctimas y a sus familias sancionar a los infractores comprobados y reparar el daño causado”.

Sin embargo, “también es lealtad al subalterno investigar a fondo y discernir aquellos casos tendenciosos que buscan desprestigiar a la institución y desviar la acción de la justicia a favor de los delincuentes”.

En su alocución añadió que en las reformas al marco jurídico los militares no buscan privilegios ni asumir funciones que no les competen.

La ley de seguridad nacional que los militares insisten en aprobarla, se encuentra en la lista de pendientes de la Cámara de Diputados. El año pasado se logró su aval en comisiones, y su registro en primera lectura en el pleno de San Lázaro. Pero la ratificación de la ley —que salió del Senado— se detuvo ante la falta de consenso para hacerle algunos cambios. El dictamen propone que los militares que cometan delitos sean juzgados por tribunales civiles, entre otros puntos.



comentarios
0