aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Miles de peregrinos se dan cita en la Basílica

Muchos llegan, rezan, agradecen por los favores recibidos y se van, pero otros buscan un ricón para aguardar a las Mañanitas a la Virgen de Guadalupe
México. DF | Domingo 11 de diciembre de 2011 Notimex | El Universal13:00
Comenta la Nota

El flujo continuo, el movimiento constante de personas, imágenes y estandartes es lo que se observa en este día dentro y en los alrededores de la Basílica de Guadalupe.

La mayoría de los guadalupanos llegan al santuario mariano, se hincan, rezan y concluyen su peregrinación cíclica para regresar a su lugar de origen, posiblemente conscientes de que deben dejar espacio a los que vienen detrás, a los que faltan por llegar.

Por otro lado se encuentran quienes busca un rinconcito alejado donde tender sus cobijas, quitarse los zapatos, estirar las piernas y prepararse para la hora de que llegue el momento en que habrán de cantar Las Mañanitas a su querida Madre.

Los peregrinos, que llegan al lugar a pie, en bicicletas y algunos pocos en vehículos procedentes de los cuatro puntos cardinales, representan como pocos en el mundo la fe de un pueblo que confía en la intercesión divina para orar por la solución de problemas terrenales o dar gracias por las bendiciones recibidas.

Al preguntar a los fieles guadalupanos sobre la fuerza que los mueve para llegar a este centro religioso, las respuestas son muy variadas.

Los alumnos del Liceo Juan Bosco de Querétaro, ataviados con los colores de su uniforme escolar, responden por ejemplo que es una gran oportunidad de agradecer a la Virgen por estar vivos y dar la certeza de que la vida no es una casualidad, sino un regalo de Dios que vale la pena vivir, sobre todo al servicio de los demás.

La señora Teodora Martínez García, quien porta un vestido morado que usa para 'dominguear' en su natal Puebla, comentó a su vez que desde hace 15 años viene por estas fechas a agradecer a la Reina del Cielo el milagro que le hizo de salvar a su sobrina de una enfermedad que los médicos habían pronosticado le impediría caminar.

Gracias a la Virgen, afirmó Teodora Martínez, la joven está sana e incluso con dos hijos que, paradójicamente, le impidieron acompañarla en esta ocasión, pero que espera volver con ella el próximo año y los que le queden de fuerza para realizar el viaje.

Enarbolando banderas, imágenes, palmas, flores, instrumentos musicales, uniformados o vestidos con ropa para la ocasión, cargando imágenes, y representaciones de todo tipo de material de la Virgen de Guadalupe, los fieles llegan y ocupan el espacio disponible en el atrio.

Los fieles están convencidos de que vale la pena soportar el hambre, el cansancio, el sudor y la falta de higiene con el fin de participar en la celebración colectiva, prevista para esta noche cuando junto a personalidades famosas cantarán a la Virgen de Guadalupe.

 



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD