aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Pemex explorará aguas profundas

En febrero de 2012, Pemex comenzará a perforar tres pozos exploratorios en los límites marítimos con Estados Unidos. De encontrarse crudo del lado mexicano, se negociará el tratado de yacimientos transfronterizos para regular la explotación de los recursos que se encuentren

CARLOS MORALES GIL. El director de Pemex Exploración y Producción comentó que para la perforación de los pozos, así como los trabajos para la delimitación de los yacimientos será necesaria una inversión de mil millones de dólares . (Foto: Archivo EL UNIVERSAL )

Martes 18 de octubre de 2011 Noé Cruz Serrano | El Universal05:53
Comenta la Nota

[email protected]

Ver imagen

Pemex empezará a perforar tres pozos exploratorios en los límites marítimos fronterizos con Estados Unidos en febrero de 2012, en el área conocida como Cinturón Plegado de Perdido en las aguas profundas del Golfo de México.

Carlos Morales Gil, director de Pemex Exploración y Producción (PEP), dio a conocer que de encontrarse petróleo crudo de lado mexicano, en un área de más de 12 mil kilómetros cuadrados “tendrá que negociarse el tratado sobre yacimientos transfronterizos para regular la explotación de los recursos que se encuentren”.

La negociación obedece a que empresas como Shell y sus socios ya explotan yacimientos del lado estadounidense desde 2010 a fin de extraer 130 mil barriles diarios de crudo.

Pemex instalará las plataformas Bicentenario y West Pegasus en esa zona, toda vez que se trata de equipos de perforación con capacidades para operar en tirantes de agua de hasta 10 mil metros, y permitiría al gobierno mexicano confirmar el hallazgo de crudo y gas más importante de las últimas décadas tomando en cuenta que Pemex estima un potencial de 3 mil millones de barriles de petróleo crudo equivalentes a 21% de las actuales reservas probadas de crudo.

Se requieren de mil mdd

Morales Gil comentó que para la perforación de los pozos, así como los trabajos para la delimitación de los yacimientos será necesaria una inversión de mil millones de dólares y en caso de confirmar la existencia de reservas, los requerimientos financieros para el desarrollo y explotación de los recursos pueden ascender a 10 mil millones de dólares en un periodo de cinco años.

El Cinturón Plegado de Perdido se caracteriza por tratarse de una región donde se asocia una serie de estructuras anticlinales alargadas y que son continuación al sur de provincias productoras de EU que cruzan los límites marítimos o hacia el norte de yacimientos de México, según la visión de cada gobierno. Los estudios realizados en ambos países muestran que el pozo Hammer Head que se localiza del lado estadounidense se conecta con el yacimiento Magnánimo en México y el Trident se extiende a territorio nacional hasta Alaminos, pozos que se ubican a tirantes de agua de 2 mil 800 y 3 mil 100 metros de profundidad y donde los mantos petroleros se encuentran a otros 4 mil 500 o 5 mil 800 metros debajo del fondo del mar.

De hecho, del lado estadounidense en aguas profundas del Golfo de México se han hallado varios descubrimientos de aceite ligero y gas asociado, tomando en consideración que en esa región se han perforado mil 200 pozos, mientras que de lado mexicano –hacia el sur de México— la cifra apenas alcanza los 14, excluyendo los que habrán de perforarse en Perdido.

A Chevron y Shell les tomó ocho años desarrollar el campo Great White-Silvertrip-Tobago descubierto en marzo de 2002 y que en marzo de 2010 les dio la primer producción que podría alcanzar los 130 mil barriles diarios en los próximos años, según información que las petroleras presentaron en sus sitios web.

El recurso prospectivo identificado a la fecha por Pemex oscila en un rango de 500 a 3 mil millones de barriles de petróleo crudo equivalente. Esta área es considerada como una de las más atractivas en la búsqueda de aceite ligero en aguas profundas del Golfo de México, una parte de la cual la comparten México y Estados Unidos. Del potencial total de la región productora marina México-estadounidense, 70% le pertenecen al país y el resto ha sido concesionado a firmas multinacionales del lado de Estados Unidos.

De concretarse el hallazgo de hidrocarburos con las perforaciones que se realizarán el próximo año en pozos como Maximino-1, Magnánimo-1 y PEP-1, considerados los más prometedores y además conectados a yacimientos del lado de EU, México podría registrar la primer producción de crudo proveniente de aguas profundas a tirantes de aguas mayores a 2 mil metros en 2017, dijo el director de PEP.

Este sería el descubrimiento más importante de muchos años, pues el potencial de recursos prospectivos que se pueden obtener en la región equivalen a 3.2 años de producción a los ritmos actuales de extracción.

 



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD