aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




FCH: el gobierno no reprime ni asesina

Después de seis horas de reunión, los representantes de la sociedad civil y el presidente Felipe Calderón no llegaron a ningún acuerdo en torno a la agenda y estrategia de seguridad que encabeza el gobierno federal

CONFRONTACIÓN. El presidente Felipe Calderón y los encargados de la seguridad encabezaron el diálogo con familiares de víctimas de la violencia en el Alcázar del Castillo de Chapultepec . (Foto: SÁSHENKA GUTIÉRREZ EFE )

Sábado 15 de octubre de 2011 Jorge Ramos | El Universal06:29
Comenta la Nota

[email protected]

El presidente Felipe Calderón rechazó que su gobierno sea autoritario y ante el reclamo de la sociedad civil en torno al alto costo de la “estrategia de guerra”, ratificó que el Ejército seguirá en las calles mientras no haya policías estatales confiables.

Después de seis horas de reunión, los representantes de la sociedad civil y el presidente Felipe Calderón no llegaron a ningún acuerdo en torno a la agenda y estrategia de seguridad que encabeza el gobierno federal, y tampoco fijaron una fecha para una próxima reunión, a diferencia de los pactos logrados en pasadas reuniones.

Líderes sociales y familiares de víctimas exigieron a Calderón parar su “guerra” con programas efectivos de seguridad y no con telenovelas, al criticar el millonario gasto para el programa de televisión El Equipo para ensalzar a la Policía Federal.

En la segunda Jornada Ciudadana por la Seguridad en el Castillo de Chapultepec, con el Movimiento por la Justicia con Paz y Dignidad, encabezado por el poeta Javier Sicilia, el primer mandatario dijo tener el mismo objetivo de ellos: lograr la paz.

“Honestamente, en honor a la verdad, este no es un Estado autoritario. Si este fuese un Estado autoritario, créanme que no estaríamos dialogando aquí. La verdad es que ni se oculta la verdad, ni se actúa autoritariamente, ni tampoco es el Estado, es otro punto medular de nuestra discusión, no es el Estado el que reprime o el que asesina”, dijo Calderón durante el diálogo al que ahora sumaron a Alejandro Martí e Isabel Miranda de Wallace.

El Presidente dijo que él tampoco quiere ver una muerte más y aceptó que no sólo la vía policiaca es la solución.

Rechazó que la Procuraduría Social de Atención a Víctimas de la Violencia —que resultó de un acuerdo pasado entre los grupos debatientes— tenga algún sesgo y reivindicó la presencia de ciudadanos en su consejo. Sicilia le reclamó que no los convocaron a integrar el consejo, a lo que el mandatario los volvió a invitar.

El jefe del Ejecutivo dijo que como Presidente no le hubiera gustado pasar por este cáliz y añadió que quizá sus hijos estarían más tranquilos si él no hubiera actuado contra el crimen. “Como presidente me hubiera gustado mucho no haber pasado por este cáliz, no es agradable para nadie”.

Asimismo, afirmó que el padre Alejandro Solalinde está totalmente equivocado cuando solicita que Calderón pida perdón a Los Zetas. “No le voy a pedir perdón a Los Zetas (…) será muy respetable en su curato (Solalinde), pero la verdad se equivocó”.

Deslinde del crimen

Durante las seis horas de diálogo en Chapultepec, Sicilia demandó a los partidos un deslinde claro de la criminalidad, que impidan no sólo dinero de los delincuentes a campañas, sino evitar a candidatos vinculados con el crimen.

El presidente Calderón secundó este llamado a los partidos políticos, aunque deslizó que ahí podría haber “sorpresas”.

“No sabemos si todavía es tiempo —queremos creer que sí— de que se nos escuche. Durante estos tres meses hemos llenado de suficientes contenidos nuestra crítica a su estrategia de guerra, señor Presidente”, soltó el escritor Javier Sicilia.

Y manifestó: “No queremos más muertos ni más desaparecidos”, tras alertar del riesgo de autoritarismo, el militarismo y el fascismo, luego de demandar un mapa de ruta de la desmilitarización del país.

Advirtió que si el país no es un Estado fallido, sí es un Estado fracturado

“Cito textualmente sus palabras (de Calderón): ‘esa plaga que es el crimen y la delincuencia, es una plaga que hemos decidido exterminar en nuestro país, tómese el tiempo que se tiene que tomar y los recursos que se necesiten’. Ese tono lleno de violencia y de desprecio, lleno de presagios siniestros, no se diferencia del tono con el que el gobernador Javier Duarte se expresó frente a los 35 cadáveres arrojados sobre las calles de Boca del Río”, fustigó Sicilia.

Calderón Hinojosa respondió que no es poeta, pero tiene derecho a usar metáforas, de ahí que ratificó que el crimen es como una plaga.

El ex ombudsman capitalino, Emilio Álvarez Icaza, dijo que no hay justicia ni dignidad, además de que la respuesta del gobierno a las demandas ciudadanas ha sido “lastimosamente pobre”.

El secretario de Gobernación, Francisco Blake Mora, aceptó después algún atraso en las respuestas, pero el presidente Calderón acotaría que sí se les ha respondido, como fue con la reciente creación de la Procuraduría Social de Atención a Víctimas, aunque no siempre es a plenitud de la exigencia o demanda social.

Aracely Rodríguez, familiar de una víctima, criticó el programa de televisión El Equipo, y pidió que haya más seguridad y menos telenovelas.

Genaro García Luna, secretario de Seguridad Pública y cuya dependencia pagó el programa El Equipo, sólo escuchó con la mirada hundida en sus papeles.

Miranda de Wallace, presidenta de Alto al Secuestro, expresó su reconocimiento al Ejército, y dijo que sin el, se estaría en manos de los delincuentes, pero coincidió en construir policías confiables.



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD