aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Congreso opaco, exponen en Semana de la Transparencia

La investigadora Haydeé Pérez Garrido expuso que el Poder Legislativo “no ha logrado transparentarse a sí mismo”
Ciudad de México | Viernes 09 de septiembre de 2011 Lilia Saúl Rodríguez | El Universal12:50
Comenta la Nota

[email protected]

La transparencia, el acceso a la información y la rendición de cuentas en el Poder Legislativo sigue siendo un tema pendiente, ya que a pesar de que es el encargado de crear leyes y vigilar que se cumplan, tanto la Cámara de Diputados como la de Senadores no cumplen con los estándares mínimos de transparencia, dijo Haydeé Pérez Garrido, investigadora de Fundar, Centro de Análisis e Investigación A.C.

Durante su participación en la VIII Semana Nacional de la Transparencia, la experta en acceso a la información y el Poder Legislativo expuso una investigación realizada en torno a la Cámara de Diputados, en la cual se evidenció que el Poder Legislativo "no ha logrado transparentarse a sí mismo".

Su ponencia,  "La deuda del Congreso mexicano",  Haydeé Pérez Garrido mostró que órganos internos de la Cámara de Diputados como la Junta de Coordinación Política (JUCOPO) no rinde cuentas ni siquiera a los propios legisladores.

"Veamos el ejemplo de uno de los órganos más importantes y con mayor poder de la Cámara de Diputados: La Junta de Coordinación Política. No hay información para saber si cumplen o no con su obligación de reunirse una vez a la semana pues no existen actas de sus reuniones o versiones estenográficas y tampoco sabemos si efectivamente toman sus decisiones por mayoría.  

Y lo más importante: No tenemos idea de cómo llevan a cabo esta obligación que les mandata la ley de impulsar convergencias políticas entre los distintos grupos parlamentarios, aunque es evidente que su trabajo en este rubro deja mucho que desear pues hay un sinnúmero de iniciativas que llevan  -como se dice coloquialmente- "años en la congeladora", sin siquiera ser dictaminadas", expresó Pérez Garrido.

La investigadora precisó que la sociedad mexicana ha avanzado más que el propio Poder Legislativo, y opinó que ya es momento de tener "el Congreso que necesitamos y merecemos; uno que rinda cuentas, no sólo con informes de legisladores, que tienen más tufo a precampaña que a rendición de cuentas".

No transparentan auditorías

En la sección de la página de Internet de la Cámara de Diputados, se publica la información que mandata el artículo 7 de la Ley de Transparencia y el 46 del Reglamento, es decir, información básica como estructura orgánica, remuneraciones, directorio, presupuesto, auditorías, contrataciones, licitaciones, etcétera.

"La mayor parte de esta información es incompleta, está desactualizada, y casi todos los documentos están presentados en formato jpg, lo cual dificulta terriblemente su análisis, pues no son datos que puedan ser copiados libremente, compartidos, o combinados con otro material, que permita que los usuarios podamos explorar, analizar, visualizar o transformarlos en otros formatos.

Si observamos el rubro número 10, relativo a auditorías, se puede observar un recuadro que de 2003 a 2010 se han hecho a la Cámara de Diputados un total de 199 auditorías, de las que han derivados mil 388 observaciones determinadas, de las cuales, mil 263 han sido solventadas y 125 están pendientes. "Si le damos clic para ver el documento completo, se abre un archivo PDF, lleno de cuadros sin ninguna explicación", dijo Pérez Garrido.

Para el año 2010 se programaron 33 auditorías a la Cámara de Diputados y de éstas, 15 se hicieron a áreas administrativas, cuatro fueron de seguimiento, y 14 se hicieron a grupos parlamentarios.

"Conoceremos el número de auditorías, el número de observaciones determinadas y el número de observaciones solventadas, pero no sabemos quién llevó a cabo dichas auditorías, con qué criterio se decidió a las áreas que fueron auditadas, qué metodología se siguió y -lo más importante de todo- los resultados arrojados por las auditorías", explicó Haydeé Pérez Garrido.  

Todo ello incumple con el Artículo 46 del Reglamento que a la letra dice: "Esta Cámara está obligada a divulgar información sobre el resultado de las auditorías al ejercicio presupuestal de cada órgano y sujetos obligados".

Fundar, Centro de Análisis e Investigación A.C. explicó la investigadora, solicitó información de las auditorías que se le hacen a las comisiones y en la Cámara de Diputados se respondió que esa información no existe. "Y a las fracciones parlamentarias también se lo hemos solicitado y nos responden que es información reservada", precisó.

Órganos sin autonomía

En su ponencia, la investigadora expuso que la Cámara de Diputados tiene tres órganos encargados de velar por la Transparencia y el Acceso a la Información, que son: el órgano rector, el consejo y la unidad de enlace.

 "De acuerdo al reglamento, el órgano rector es la instancia que funge como órgano garante, es el encargado de establecer las políticas en materia de Transparencia, acceso a la información pública y protección de datos. Sin embargo, desde su diseño no cumple con los requisitos mínimos de autonomía, independencia e imparcialidad, puesto que está conformado por los diputados integrantes de la Junta de Coordinación Política y personal administrativo de la Cámara.

"El Presidente de la JUCOPO es también el Presidente del órgano rector, los demás coordinadores parlamentarios que integran la junta fungen como vocales, y el Secretario General, el Contralor Interno y el Director General de Asuntos Jurídicos más el Titular de la Unidad de Enlace fungen como consultores; es decir, participan en las reuniones plenarias del órgano, con derecho a voz, pero sin voto.

"En resumen, y en teoría, el órgano rector actualmente se compone de 11 integrantes, un presidente, seis vocales, cuatro consultores y un secretario técnico. En la práctica, el funcionamiento es muy distinto. Han pasado dos años cuatro meses desde que el reglamento entró en vigor, el seis de abril de 2009 y el órgano garante no se ha constituido", afirmó la especialista.

"Si uno habla a la Cámara de Diputados y pide a la operadora que le comunique con el órgano rector en materia de Transparencia, lo comunican a la unidad de enlace; y si ahí solicita que le comuniquen al órgano rector, le transferirán la llamada a la Junta de Coordinación Política.  Es decir, el órgano rector existe sólo en el papel, en la práctica no cuenta con oficinas ni con secretario técnico, ni con personal para su funcionamiento", reveló.

 Pérez Garrido dijo que es indispensable hacer un nuevo diseño para crear un órgano garante o rector con autonomía, independencia e imparcialidad, "porque actualmente los diputados son juez y parte".

xag



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD