aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Mexicanos dejan su talento en cocinas de EU

El subsecretario de Educación Superior, Rodolfo Tuirán, afirmó que los programas de repatriación de talentos "son un fracaso", ya que 5 millones de connacionales con estudios mayores al promedio nacional emigraron a Estados Unidos en busca de empleos mejor remunerados

'DESOCUPACIÓN'. El subsecretario de Educación Superior, Rodolfo Tuirán, señaló que “tenemos 360 mil profesionistas desocupados de un universo de 8 millones de que viven en México. El problema es la subocupación y los ingresos de los profesionistas. (Foto: Archivo EL UNIVERSAL )

Viernes 17 de junio de 2011 Nurit Martínez | El Universal04:24
Comenta la Nota

[email protected]

Por falta de oportunidades de empleo bien remunerado, 5 millones de mexicanos con estudios superiores al promedio nacional decidieron irse a Estados Unidos, lo que representa una pérdida, “un drenaje enorme” para el desarrollo de México y muestra que los programas de repatriación de talentos “son un fracaso”, afirmó Rodolfo Tuirán, subsecretario de Educación Superior.

Al presentar el estudio La educación Superior en México y la movilidad hacia Estados Unidos, el funcionario de la Secretaría de Educación Pública (SEP) dio a conocer que alrededor de 141 mil 680 mexicanos con estudios de licenciatura trabajan en la actualidad en la elaboración de alimentos o en oficios relacionados con la construcción, como la albañilería, en territorio de EU.

“El drenaje —consideró Tuirán— cuesta mucho tiempo y dinero” al país, por lo que implica preparar profesionistas. Y es cuantioso, “no solo para la economía, para las vidas y las trayectorias humanas, sino desde el punto de vista presupuestal porque representa una inversión que después no alcanza a desarrollar su potencial sino en otro país”.

El funcionario mencionó que cada año se invierten 47 mil pesos por cada estudiante en la educación superior.

Migración a la alza

La presencia de profesionistas mexicanos en el extranjero creció en la última década, al pasar de 411 mil a un millón 39 mil, es decir, un incremento de aproximadamente 153%.

Por niveles, ubicó que en la licenciatura pasó de 349 mil a 880 mil; mientras que en el posgrado fue de 62 mil a 150 mil, lo cual significa “una sangría muy significativa para México, sobre todo en un país que tiene como nivel de escolaridad promedio 8.6 años”.

Detalló que de los que tienen la licenciatura (8.0%) han encontrado un lugar de trabajo en “la preparación y venta de alimentos”, y otro 8.1% en actividades “relacionadas con la construcción”. Dijo que a pesar del intercambio comercial, social y cultural con el vecino del norte, el intercambio educativo es reducido, de apenas 14 mil 850 estudiantes, lo cual es “¡es sorprendente!”, consideró Tuirán.

Ante representantes de universidades de Estados Unidos y organizaciones promotoras del intercambio estudiantil, Tuirán Gutiérrez aseguró que un “fenómeno muy significativo, cada vez más preocupante —desde el punto de vista laboral de profesionistas que migraron— es su condición, pues es “muy probable que un porcentaje muy significativo se haya ido en condiciones migratorias irregulares”.

Eso “determina que no puedan hacer valer sus conocimientos, porque limita sus oportunidades laborales. No es casual que estén en la rama de preparación de alimentos o de la industria de la construcción”, consideró.

Dijo que a pesar de que se insertan en una actividad que “no es profesional, hay que recordar que los diferenciales salariales son lo suficientemente grandes para que a pesar de la inserción laboral que tengan lo mas probable es que su ingreso sea muy superior”, incluso a la que puede obtener en México en alguna labor profesional.

El subsecretario consideró que se trata de una perdida “no definitiva. Es temporal, que debe de preocuparnos, porque no estamos haciendo uso del potencial que tienen”.

Comentó que en la actualidad “tenemos 360 mil profesionistas desocupados de un universo de 8 millones de que viven en México. El problema es la subocupación y los ingresos de los profesionistas. Uno de los motores de la emigración es ese, más que la desocupación, los bajos ingresos asociados al desempeño profesional”.

Durante la presentación, resaltó las diferencias del sistema universitario en México y en Estados Unidos, y dijo que uno de los mayores desafíos para nuestro país es el nivel de inversión que se requiere para alcanzar los niveles de oportunidades que tienen los jóvenes en naciones con igual desarrollo.

El funcionario reiteró que para alcanzar a países como Argentina, Chile o España, México necesita invertir de manera creciente 20 mil millones de pesos adicionales durante la próxima década y abrir plazas para 100 mil maestros en ese mismo periodo.



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD