aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Crimen usa el miedo para anular a la gente: Restrepo

El periodista debe mantenerse cercano a la sociedad, plantea
Viernes 06 de mayo de 2011 Silvia Otero y Alberto Morales | El Universal08:56
Comenta la Nota

polí[email protected]

Los violentos, los delincuentes, tratan de anular a la gente a través del miedo, y quienes ejercen el periodismo no están exentos de que éstos pretendan acallarlos, y el principal problema en los países donde los comunicadores son objeto de agresiones es que la mayoría de los casos quedan impunes.

El colombiano Javier Darío Restrepo, decano del periodismo internacional, indicó que en medio de la violencia como la que vive México se debe entender que el gran objetivo que tienen estos grupos (del crimen organizado) es inhibir a la sociedad, “el terrorista no busca tanto matar a la gente sino anularla a través del miedo”.

Al reunirse con directivos, editores y reporteros de EL UNIVERSAL para hablar sobre la ética que debe regir su actuar y los riesgos inherentes del oficio, dijo que la misión aún en medio de conflictos y violencia es “abrirle los ojos a la sociedad de lo que sucede ahí, por tanto, la mirada del periodista no debe estar alterada por el miedo”.

Con 52 años de trayectoria, en muchos de los cuales trabajó como corresponsal de guerra además de cubrir la violencia marcada por el narcotráfico en su natal Colombia, Restrepo destacó que el periodista debe identificarse con la gente, debe ser cercano a la sociedad de su país, de lo contrario la muerte, amenazas, agresiones y vejaciones contra los comunicadores les resultaran indiferentes y eso puede conducirlo a la impunidad en los hechos.

Lamentó que en cada caso contra periodistas “siempre la misma nota es la impunidad”, la diferencia la marcan cuando la sociedad también se siente agraviada por igual.

Es crucial que medios de comunicación y sociedad interactúen, que la gente tenga espacios en ellos, encuentren sus historias, lo que les interesa.

El también escritor de obras como Ética para Periodistas y El Zumbido y el Moscardón asegura que en la peor de las guerras, como decía el periodista polaco Ryszard Kapuscinski, los reporteros “deben encontrar las perlas”, los casos, las historias de la gente que hablan de piedad y solidaridad, en el basurero que son los conflictos armados.

 

Un error es creer que la violencia y la muerte son la noticia del momento, son la nota, pero no la más importante, el periodismo ha fallado al presentar hechos aislados y no el proceso, porqué la sociedad tiene la necesidad tiene de entender qué es lo que pasa cuando hay una matanza, sus consecuencias, y entender que eso no debió ser así.

“Los periodistas no somos cronistas del presente, sino de un futuro que comienza”.

Profesor de la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano y asesor en el Consultorio Ético, advirtió que “hay palabras que están armadas y pueden estallar. Son las palabras que el periodista utiliza dándole el mismo sentido que los violentos. Por ejemplo, las personas que la guerrilla mantiene en la selva cómo les vamos a llamar: prisioneros de guerra, rehenes, secuestrados. Sin duda el reportero debe hablar de rehenes”.

Ante el dilema de si un delincuente debe ser exhibido o no ante los medios antes de un juicio, dijo que muchos condenan periodísticamente a un presunto asesino, pero lo más preocupante es cuando un periodista se niega a aceptar que un asesino tiene derechos humanos.

“Eso es porque lo he condenado no sólo judicialmente sino como persona. Algo que debe constituir al periodista es ser respetuoso de los derechos de toda persona, eso le da respetabilidad y poder moral”, dijo.

 

 



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD