aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Van 116 cuerpos; acusan a Zetas

El secretario de Gobernación, Francisco Blake, señaló que la violencia se ha originado por la incapacidad local para actuar oportunamente

PESQUISAS. Egidio Torre Cantú, gobernador de Tamaulipas; Francisco Blake Mora, secretario de Gobernación, y la procuradora general de la República, Marisela Morales, ofrecieron una conferencia para informar sobre los avances en las pesquisas de las narcofosas de San Fernando. (Foto: LEO MORALES/EL UNIVERSAL )

Muestra el video

Video Hablan testigos de desapariciones en San Fernando.
Sobrevivientes narran: ese día venían cinco camionetas grises; a todas las bajaron y las violaron; esto pasa desde hace dos meses, los bajan y se los llevan

Miércoles 13 de abril de 2011 José Gerardo Mejía | El Universal
Comenta la Nota

[email protected]

Ante la inseguridad en Tamaulipas, el gobierno federal reforzó el despliegue militar y de agentes federales en la zona, hasta detener a los responsables del asesinato de 116 personas que han sido encontrados en fosas clandestinas de San Fernando, Tamaulipas.

En conferencia conjunta con la procuradora general de la República, Marisela Morales, y el gobernador de Tamaulipas, Egidio Torre Cantú, el secretario de Gobernación, Francisco Blake Mora, reafirmó que el gobierno no se retirará de esa entidad hasta someter y castigar a los delincuentes y acabar con la red de complicidades que, según las primeras investigaciones, apuntan hacia Los Zetas.

Blake aseguró que el origen de la violencia, evidencia la fragilidad institucional local, por un lado, debido a la incapacidad para actuar oportunamente y enfrentar con eficacia a la delincuencia, y por otro, por el involucramiento de agentes de seguridad con el crimen.

“Los delincuentes, en su búsqueda del control del crimen, que va mucho más allá del tráfico de drogas en esa región del país, buscan atemorizar a la población e imponer sus condiciones de opresión en la ciudadanía”.

Subrayó la convicción del gobierno de no tolerar la impunidad y de seguir avanzando hacia un país de leyes y en el cumplimiento del Estado de derecho, a través del debilitamiento sistemático del hampa.

“El gobierno federal no se detendrá para hacer valer la ley, el orden y la justicia en Tamaulipas y el país”, añadió.

Dijo que por instrucciones del Presidente de la República se reforzará y se realizará un operativo permanente en las carreteras de esa región del país, que se suma al monitoreo realizado por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes para evitar el secuestro de pasajeros.

“No es tiempo de titubeos, hoy más que nunca reitero la necesidad de profundizar la lucha contra el crimen, del imperativo de avanzar en la depuración policiaca en todo el país, de la urgencia de escalar las capacidades institucionales por medio del fortalecimiento de las policías estatales y municipales.

“En su desesperación, el crimen organizado recurre a realizar singulares atrocidades que no podemos ni debemos tolerar como sociedad y gobierno.

Dijo que la PGR designó un equipo para que en colaboración con la Procuraduría de Tamaulipas efectúe la investigación e informe sobre el avance.

La titular de la PGR informó que luego de la persecución y ubicación de los presuntos responsables por militares, han sido detenidos 17, presuntamente relacionados con el asesinato de 116 personas que fueron sepultadas, crímenes “en principio atribuibles a Los Zetas.

El último de los detenidos fue identificado como Johnny Torres Andrade, arrestado durante la madrugada de ayer por el Ejército.

“Hasta el 11 de abril se han concluido un total de 72 necropsias a cadáveres con igual número de muestras para ser confrontados con los perfiles genéticos de las personas que han denunciado la desaparición de familiares, quienes se dirigían a la frontera norte y de quienes se desconoce su paradero”, dijo la procuradora.

Aseguró que algunos de los detenidos han confesado su participación y tres quedaron a disposición de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) para indagar su participación en delincuencia organizada, privación ilegal de la libertad, homicidio, violación a la ley federal de armas de fuego y explosivos, violación a la ley de inhumación y exhumación de cuerpos y lo que resulte”.

Torre Cantú, gobernador de Tamaulipas, afirmó que la entidad se encuentra ante un problema de la vulneración de la seguridad pública, pero también ante una situación que afecta la seguridad interior del país y agregó que es pertinente y obligada la colaboración federal en las pesquisas.

 



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD