aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Estar cerca de la gente, estrategia de Ebrard

El jefe de Gopierno capitalino ordenó a su equipo de comunicación y seguridad que desea “estar cerca de la gente”

ESTRATEGIA. Ebrard acudió al Centro Cultural Futurama, en la delegación Gustavo A. Madero, a relanzar una campaña contra el bullying. (Foto: Archivo EL UNIVERSAL )

Lunes 28 de marzo de 2011 Sara Pantoja | El Universal
Comenta la Nota

[email protected]

"Quiero estar cerca de la gente”, ordenó Marcelo Ebrard a su equipo de comunicación y seguridad. Con esta indicación, el jefe de gobierno del Distrito Federal comenzó una nueva estrategia para sus eventos públicos que, en algunas ocasiones, hasta lo han puesto en aprietos.

La decisión la tomó el 16 de marzo pasado, cuando en el Teatro de la Juventud, en la delegación Álvaro Obregón, se acercó de manera inusual a los capitalinos que acudieron al evento. Eran decenas de personas con alguna discapacidad física o mental que por primera vez en su vida tenían cerca al jefe de gobierno capitalino.

“Hola hijita, ¿cómo te llamas?”, le preguntó a una niña con síndrome de down. “Hola mi amor, ¿cómo estas?”y “Hola Rodrigo”, seguía saludando mientras caminaba hacia el fondo del auditorio.

De pronto, una mujer le habló y el propio Ebrard le dio el micrófono. Ella le pidió mayor atención para los discapacitados intelectuales. Otra mujer le solicitó ayuda para comprar una computadora. El mandatario volteó a donde estaban funcionarios de gabinete y les ordenó en voz alta que tomaran esa petición en cuenta.

Luego de esa tarde, Marcelo Ebrard pidió a su equipo que sus próximos eventos fueran así “cerca de la gente”, al menos tres ocasiones a la semana, según comentaron integrantes de su equipo cercano.

Saludos e improvisaciones

Ebrard no solía pasar del templete o de saludar a los que quedaban a su paso. Pero desde hace dos semanas, cuando las condiciones del lugar lo permiten, los abrazos, las palmadas en el hombro, la mano en la cabeza de los niños y la sonrisa para las fotos se han vuelto comunes.

Incluso, el aspirante a la candidatura por la Presidencia de la República se detiene a escuchar y recibir en “papelitos” las peticiones y quejas de los ciudadanos. El jueves 17, en una visita al cibercentro de la estación del Metro Pino Suárez, estuvo más de 15 minutos escuchando a los usuarios de este transporte, le pedían ayuda porque el predial les llegó muy caro, se quejaron de la inseguridad en Xochimilco y pidieron mejoras en el servicio del Metro.

Al día siguiente, Ebrard acudió al Centro Cultural Futurama, en la delegación Gustavo A. Madero, a relanzar una campaña contra el bullying. Ahí, el escenario ya era diferente. Los asientos fueron colocados en círculos para que todos los asistentes lo pudieran ver. En ese lugar repitió la fórmula de los saludos y mientras hablaba, poco a poco caminó hacia la gente.

Comités vecinales, el origen

La cercanía con la gente comenzó a principios de año en reuniones diarios con los representantes de los comités vecinales en el salón Benito Juárez del Antiguo Palacio del Ayuntamiento, donde escucha sus peticiones.

El protocolo era que al salir de su oficina se tomaba la foto oficial sólo con los representantes de los diez comités asistentes. Eso ya cambió. La foto se hace al final pero en la escalinata principal del edificio histórico, ahí donde se retrata con visitantes distinguidos.

El viernes pasado, Ebrard se tomó la foto con el equipo de futbol americano “Ángeles de la Ciudad de México”. ahí le pasaron y se lo puso para la foto.

Así, y aunque en ninguno de los eventos ha dejado de vestir traje y corbata, el jefe de gobierno del DF ha iniciado una estrategia de acercamiento con los habitantes de la ciudad.

Para el especialista en imagen política, Carlos Lugo, la figura de Marcelo Ebrard “poco a poco va a ir creciendo en la aceptación de los públicos, no sólo por la cuestión mediática, si no porque las personas perciben que está haciendo algo por la ciudad que, en su momento se toma como una molestia, pero que saben que va a redituar beneficios”.

El ex coordinador del área de Ciencias Políticas de la Universidad Iberoamericana, considera que la estrategia de acercarse a la gente “le beneficia mucho pues ya no lo sienten un personaje lejano, pero es claro que va por la búsqueda de votos. El acercamiento es con la finalidad de impactar a los públicos y que al final vayan con él”.



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD