aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Atacar el tráfico de armas, pide Calderón a EU

No hubo un debate, pero “sí un amplio respaldo a las acciones del presidente Calderón y su compromiso en su lucha contra el crimen organizado”, aseguró Julián Ventura, subsecretario para América del Norte

ENCUENTRO. El presidente Felipe Calderón, y parte de su gabinete, se reunió ayer con congresistas estadounidenses en Los Pinos . (Foto: ESPECIAL )

Jueves 24 de marzo de 2011 Jorge Ramos | El Universal
Comenta la Nota

[email protected]

El presidente Felipe Calderón advirtió ayer a legisladores de Estados Unidos que es necesario que en su país se combata de manera más firme y eficaz el tráfico de armas y dinero en efectivo hacia México para poder tener éxito en el combate al crimen organizado.

El mandatario mexicano recibió en la Residencia Oficial de Los Pinos a una delegación de legisladores estadounidenses republicanos y demócratas encabezada por la representante Kay Granger, presidenta del Subcomité de Operaciones en el Exterior del Comité de Asignaciones Presupuestales de la Cámara de Representantes.

Julián Ventura Valero, subsecretario para América del Norte, presente en la reunión, dijo a EL UNIVERSAL que “no sólo en el tema de las armas, el tráfico de dinero en efectivo y el consumo de drogas en Estados Unidos, el presidente Calderón fue muy claro: para tener un impacto contundente en la problemática se requieren mayores acciones nacionales contra el tráfico de armas hacia México como un componente fundamental para el éxito de los esfuerzos”.

Según la casa presidencial, Calderón “reiteró la importancia de combatir de manera firme y eficaz el tráfico de armas y solicitó a los legisladores estadounidenses la aplicación de medidas más estrictas para detener el trasiego ilegal de armas y dinero en efectivo a México”. Calderón —añadió Ventura Valero—, recalcó que “ es esencial tomar acciones más contundentes para detener los flujos tan elevados de armas y que alimentan a las organizaciones criminales, se mencionó la importancia de aplicar plenamente las leyes en Estados Unidos que impiden la exportación de estas armas, sobre todo de alto calibre, a países donde no son legales”.

El Presidente de la República pidió a los legisladores estadounidenses, expuso Ventura en entrevista, “una plena aplicación del marco legal que ya está en Estados Unidos en materia de armas y mayores acciones de control, de registro, de ventas y operaciones para evitar que crucen hacia México”.

El mandatario mexicano reconoció, dijo Ventura, que es un tema “sensible” en Estados Unidos, porque la Segunda Enmienda de la Constitución de ese país permite la portación de armas a sus ciudadanos.

—¿Qué respondieron los legisladores estadounidenses?

—Tomaron nota de las apreciaciones del presidente Calderón sobre este y otros temas y hubo un reconocimiento general de que, en efecto, lo que se tiene que hacer es fortalecer la cooperación bilateral, pero también las acciones nacionales que hace cada país en su territorio.

—¿Hablaron del operativo Rápido y furioso?

—No se trató el tema, no se abordó, pero hubo un mensaje firme y contundente del presidente Calderón sobre la necesidad de lograr acciones contundentes sobre el tráfico de armas hacia nuestro territorio, aclaró el subsecretario Ventura.

Sin debate, pero con respaldo

No hubo un debate, precisó Ventura, pero “sí un amplio respaldo a las acciones del presidente Calderón y su compromiso en su lucha contra el crimen organizado y desde sus funciones presupuestarias en el Congreso de Estados Unidos, de mantener niveles y compromisos en la cooperación con México”.

Los congresistas y Calderón manifestaron la necesidad de alcanzar la plena instrumentación de la Iniciativa Mérida para el combate al narcotráfico, así como asegurar entregas de equipo, tecnología y capacitación equivalentes a 500 millones de dólares durante 2011, informó Presidencia en un comunicado.

Ventura recordó que hay un rezago, pues de mil 400 millones de dólares comprometidos, apenas se han entregado 400 millones.

El subcomité visitó México en febrero de 2009, entonces presidido por la demócrata Nita Lowey, luego de las elecciones de noviembre pasado quedó en manos de la republicana Granger; ellos se encargan de asignar presupuestos de cooperación, esta semana visitaron Colombia, Panamá, Guatemala y finalizaron con México.

La conversación sucedió justo tras la renuncia de Carlos Pascual como embajador de Estados Unidos en México, tras conocerse la molestia del presidente Calderón por sus aseveraciones en torno a la lucha anticrimen, y en medio del escándalo por el operativo Rápido y furioso, que permitió la entrada de armas a México con el pretexto de darles seguimiento.

La delegación legislativa encabezada por la representante Granger estuvo integrada por los congresistas Silvestre Reyes (demócrata de Texas), vinculado estrechamente a dar seguimientos de temas de inteligencia y seguridad en su país, incluso participó en la guerra de Vietnam; James Moran (demócrata de Virginia), miembro del subcomité de Defensa; Mario Diaz-Balart (republicano de Florida), vicepresidente de la Conferencia de Congresistas Hispanos e integrante del Comité Democracia en Cuba; Thomas J. Cole (republicano de Oklahoma), Kenneth Calvert (republicano de California), cercano a grupos conservadores estadounidenses; Jack Kingston (republicano de Georgia), miembro del Subcomité de Defensa, y Rodney Frelinghuysen (republicano de Nueva Jersey), también del Subcomité de Defensa y de Seguridad Interna.

El subsecretario de Relaciones Exteriores dijo que no se tocó el tema de la renuncia del embajador de Estados Unidos en México, Carlos Pascual.

Al respecto, los legisladores y el titular del Poder Ejecutivo federal “coincidieron en la importancia de continuar ampliando y profundizando la cooperación bilateral sobre la base de la responsabilidad compartida, confianza mutua y respeto a la jurisdicción de cada país”, dijo Presidencia en un comunicado.

Calderón reconoció el apoyo bipartidista del Congreso estadounidense para dar impulso a los niveles de cooperación con México en todos los ámbitos de la relación bilateral, tanto de Granger como de Nita Lowey.

Acompañaron al presidente Calderón la secretaria de Relaciones Exteriores, Patricia Espinosa Cantellano y el secretario de Gobernación, José Francisco Blake Mora.

Reacciones a dichos de Obama

Por otra parte, sobre las recientes declaraciones del presidente Barack Obama quien señaló que hay frustración en Calderón por la lucha anticrimen, el gobernador de Chihuahua, César Duarte (PRI), aseguró que la lucha contra el crimen organizado “no es ni de frustrados ni de comodidades”.

El gobernador de Morelos, Marco Adame (PAN), consideró que cualquier expresión o juicio de valor sobre las condiciones de seguridad en el país y las actuaciones de autoridades debe estar en la responsabilidad de quien la emita.

“El presidente de México y todas las autoridades estamos comprometidos con esta lucha, el desafío que enfrenta el país no da lugar a titubeos ni a distracción alguna y la única posición válida es la agenda que tenemos comprometida desde el Consejo de Seguridad Nacional”, dijo Adame entrevistado durante un acto encabezado por Calderón en la ciudad de México sobre la Agenda del Agua 2030.



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD