aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Obama visita favela en Brasil

Se quita el saco y la corbata, se arremangó la camisa e hizo algunas suertes con una pelota de futbol junto con un niño, que estaba feliz

EN LA FAVELA Obama en un juego de pelota. (Foto: AP )

RIO DE JANEIRO | Domingo 20 de marzo de 2011 AP | El Universal18:19
Comenta la Nota

El presidente estadounidense Barack Obama no sólo acudió el domingo a los famosos sitios turísticos de Río de Janeiro, sino que también visitó una notoria favela hasta hace poco controlada por un cártel del narcotráfico.

Los habitantes llenaron aceras, tejados y balcones para saludar a la flamante limusina negra de Obama cuando pasaba por las estrechas calles.

El lujoso vehículo contrastaba con la pobreza en Cidade de Deus (Ciudad de Dios), famosa por una película del mismo nombre.

En un centro comunitario, el presidente se quitó el saco y la corbata, se arremangó la camisa e hizo algunas suertes con una pelota de futbol junto con un niño, que estaba feliz. Michelle Obama y sus hijas Sasha y Malia también patearon un balón con otros niños.

Luego Obama salió a la calle y saludó a una multitud de residentes que lo vitoreaban.

Decenas de infantes se agolpaban contra una cadena que les impedía el paso, intentando obtener un vistazo del mandatario, mientras varios guardias permanecían apostados en los tejados de metal de las humildes viviendas.

En este país de 190 millones de habitantes donde más de la mitad son negros, la elección de Obama fue vista como una inspiración para muchos, afirmó Ana Luiza Paradiso, una ama de casa de 40 años.

"El nos abrió un camino. El hecho de que él sea negro permite que otras personas puedan soñar. Tenemos un vínculo real, una empatía real por Obama" , dijo Paradiso.

El mandatario se encuentra en el segundo día de una gira de cinco jornadas por tres países de América Latina, la cual comenzó el sábado en Brasilia, la capital del país.

Algunos asesores indicaron que la visita a la favela en Río de Janeiro estaba encaminada a atraer la atención hacia sus esfuerzos en favor de reducir la violencia, una de las principales preocupaciones de las naciones de América Latina que enfrentan violentos cárteles de las drogas y una acuciante pobreza.

La favela Cidade de Deus obtuvo notoriedad internacional luego de la película nominada al Oscar en el 2002, la cual narraba cómo este barrio miserable se había ido degradando a lo largo de poco más de cinco décadas, de ser un proyecto gubernamental de vivienda para los pobres hasta convertirse en un enclave violento de los cárteles de la cocaína.

Esa misma historia se ha repetido en cientos de barrios pobres en Río de Janeiro.Sin embargo, en el 2009 la favela formó parte de un ambicioso programa de "pacificación" de la policía, donde fuerzas de seguridad erradicaron a las pandillas fuertemente armadas de las favelas y establecieron una firme presencia policial.

El programa busca reducir la violencia en Río antes de la Copa del Mundo del 2014 y de los Juegos Olímpicos del 2016, y se procurará mejorar el nivel de vida de los habitantes de estas localidades pobres con la instalación de servicios básicos.

Noemia Marinho, una vendedora de ropa interior para mujer que vive en la favela, dijo que espera que la visita de Obama inspire a Brasil a poner una mayor atención a su barrio.

"El piensa en Río como algo más que el Cristo Redentor y Copacabana. Quizás nuestro gobierno también nos verá más" , dijo Marinho, de 40 años, al referirse a la estatua de fama mundial que domina la ciudad y a su playa más importante.

fml



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD