aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Elección interna del PRD se entrampa

Al no conquistar por sí solos una mayoría calificada en el pleno del Consejo Nacional, las corrientes que apoyan a Padierna y las que impulsan a Zambrano buscan el apoyo del jefe de Gobierno capitalino, Marcelo Ebrard

ATORADOS. Luego de nueve horas de retraso se instaló el Consejo Nacional del PRD.. (Foto: RAMÓN ROMERO/EL UNIVERSAL )

Domingo 20 de marzo de 2011 Francisco Reséndiz, Elena Michely Sara Pantoja | El Universal
Comenta la Nota

[email protected]

Las corrientes internas del PRD no lograron un acuerdo para nombrar a su dirigencia nacional, pues se enfrascaron en un debate lleno de acusaciones y confrontación en el que Marcelo Ebrard se convirtió en el fiel de la balanza.

Sin consensos para elegir dirigencia, el Consejo Nacional del PRD decretó un receso hasta hoy después del mediodía, a fin de que calmar los ánimos y hallar una salida que evite la ruptura.

Al cierre de esta edición, los líderes de las “tribus” pretendieron debatir sobre la elección de su dirigencia nacional, pero se contaminó con descalificaciones; a Los Chuchos les gritaban “panistas“, panistas”, y a los pejistas los calificaron de sometidos.

En lo que sí coincidieron fue en aprobar un resolutivo que garantiza que para la elección presidencial en 2012, el PRD no podrá aliarse con el PAN.

“Construir una amplia alianza con los partidos políticos nacionales de izquierda, miembros del Diálogo por la Reconstrucción de México (DIA)”, indica el resolutivo aprobado.

Elección, en manos de Marcelo

Los 50 votos en el Consejo Nacional perredista que tiene a su favor Ebrard Casaubon, son los más peleados por los dos grandes bloques de corrientes internas en el partido del sol azteca, pues resultan indispensables para que Dolores Padierna Luna o Jesús Zambrano Grijalva ocupen la presidencia nacional de ese instituto político.

Al no conquistar por sí solos una mayoría calificada en el pleno del Consejo Nacional, las corrientes que apoyan a Padierna Luna y las que impulsan a Zambrano Grijalva buscan el apoyo del jefe de Gobierno capitalino.

Durante los últimos días, Ebrard Casaubon cabildeó la integración de la nueva dirigencia perredista, pero al final, puso por delante la candidatura del diputado guerrerense Armando Ríos Piter.

Así, los bloques mayoritarios —el leal a Jesús Ortega y el incondicional de Andrés Manuel López Obrador— aceptaron que los votos de Ebrard determinarán la elección de los nuevos dirigentes del sol azteca.

El grupo de Padierna afirmaba tener 150 consejeros que apoyaban su candidatura, el de Ríos Piter 80 y el de Zambrano 180, en total 410 votos, pero sólo se registraron 304 consejeros.

Ayer, el Consejo Nacional del PRD logró instalarse después de nueve horas de retraso, pues ninguna “tribu” cuenta con las dos terceras partes de los votos para nombrar al presidente y el secretario general, que sustituirán a Jesús Ortega Martínez y a Hortensia Aragón Castillo.

Anoche, Zambrano Grijalva, de la corriente Nueva Izquierda, y Padierna Luna, de Izquierda Democrática Nacional, se registraron en busca de la presidencia nacional perredista.

Al cierre de la edición, Armando Ríos Piter, quien es arropado por Izquierda Renovadora en Movimiento y Foro Nuevo Sol, registró su candidatura.

En un último esfuerzo, los diferentes grupos perredistas decidieron buscar hoy un acuerdo, después del evento que tendrá Andrés Manuel López Obrador en el Auditorio Nacional.

Jesús Valencia, compañero de fórmula de Ríos Piter, operador de Ebrard Casaubon, admitió que los consejeros nacionales que lo apoyan saben de su peso en la elección.

“No podemos ir con cualquier bloque, si le decimos al bloque del Nueva Izquierda que nos ayude y que pongan al secretario general, nosotros definimos. Y también podemos decir que vaya Padierna Luna a la secretaria general. Lo tenemos clarísimo”, admitió Valencia.

Por la mañana, Padierna Luna hizo un llamado al jefe de Gobierno del Distrito Federal para que abonara a la unidad y transformación del partido.

Al cuestionarle sobre si aceptaría la secretaría general, Padierna Luna dijo que pensaría en ese escenario sólo Ríos Piter no se registrara en el proceso: “Si Marcelo Ebrard retira a su candidato, lo pensaría; si vota conmigo, yo gano; si vota con Jesús Zambrano, él gana”.

En este marco, el secretario general de Gobierno del Distrito Federal y operador de Ebrard, José Ávila, advirtió que “no se valen los chantajes o las amenazas” de abandonar el partido, sino actuar con responsabilidad por el bien del partido.

“No hay cabida para la imposición de ninguna fuerza, este es un consejo electivo que representa a las diferentes expresiones del partido, por lo tanto, no procede la imposición, lo que procede es buscar una cuerdo”, puntualizó Ávila.

Zambrano afirmó que Ebrard es uno de los dos aspirantes de la izquierda a la Presidencia de la República y “de ninguna manera podemos caminar sin el compromiso o sin una alianza con el jefe de Gobierno”.

Insistió en que su candidatura a la presidencia del partido está firme y no contempla el escenario de ser el próximo secretario general de este partido.



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD