aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Legítimo, pero desmedido uso de la fuerza en México: ONU

Javier Hernández Valencia, representante del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos advierte sobre posibles transgresiones a las garantías de la población y del debido proceso judicial en contra de sospechosos y criminales

ADVERTENCIA “Si ese escalamiento se da sin controles de derechos humanos, lo que vamos a tener siempre” son violaciones a las garantías de la población civil, señaló el funcionario . (Foto: Roberto Armocida/EL UNIVERSAL )

Sábado 11 de diciembre de 2010 Mara Muñoz | El Universal
Comenta la Nota

[email protected]

Es “innegable” que México tiene un problema con el uso de la fuerza en labores de seguridad pública, que aunque es legítimo por parte del Estado, ha supuesto un escalamiento de la violencia en la confrontación, dice Javier Hernández Valencia, representante del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

En entrevista con EL UNIVERSAL advierte que “si ese escalamiento se da sin controles de derechos humanos, lo que vamos a tener siempre” son transgresiones a las garantías de la población y del debido proceso judicial en contra de sospechosos y criminales.

Asegura que en este proceso el Estado se ve confrontado por una fuerza, lo que lo obliga a hacer uso de las Fuerzas Armadas y aunque dice que la decisión es temporal, esa temporalidad no está determinada.

Hernández Valencia considera que ante esto, al no existir los mecanismos de rendición de cuentas, la violación de las garantías no son transparentadas ni llevadas al orden civil, lo cual genera una “costra” de los sistemas de ocultamiento de la fuerza puesta en línea de combate.

Si no se corrige eso ahora, apunta, lo que se va a tener es una larga hilera de hechos que van a estar siempre en la impunidad y en las prácticas que van a ser acendradas en las fuerzas públicas, porque no hay castigo.

El representante de la ONU advierte de lo complicado y peligroso que resulta desplegar unidades que han tenido funciones tradicionales de patrullaje e infraestructura de seguridad nacional, en tareas de calle.

 

 



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD