aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




A todo color celebra 100 años el reloj de Pachuca

Con un espectáculo de luces y colores, el símbolo de la capital hidalguense festeja el primer centenario de su inauguración
Muestra el video

A todo color, celebra 100 años el Reloj de Pachuca.
El Reloj Monumental de la capital hidalguense cumple 100 años de marcar minuto por minuto las horas en Pachuca, celebró con un espectáculo de luces y con un concierto de Pepe Aguilar

México, D.F. | Lunes 27 de septiembre de 2010 Rafael Robledo | El Universal10:00
Comenta la Nota

Iluminado de todos colores, el Reloj Monumental de Pachuca fue felicitado por 10 mil hidalguenses que se dieron cita el pasado 24 de septiembre en la Plaza Independencia de la ciudad para celebrar el primer centenario de uno de los  monumentos más representativos del estado.

La centenaria fiesta del reloj fue una celebración de color, música y alegría por parte de los hidalguenses, ellos que, minuto a minuto, desde hace cien años, voltean a ver una de sus cuatro carátulas para saber si llegarán a tiempo a sus actividades.

Desde hace 100 años su presencia marca día con día los minutos y horas de la capital hidalguense, su imagen ya forma parte de la identidad propia de los hidalguenses.

Minuto a minuto, cien años

Inaugurado en septiembre de 1910, el reloj surgió como parte de un proyecto por dotar a una de las plazas principales de la ciudad de un lugar en donde la famosa "Banda de Rurales", de gran éxito a principios de siglo, pudiera interpretar sus obras; así fue como se planteó la idea de construir una torre de conciertos.

Fue el gobernador de la entidad, Pedro L. Rodríguez quien en 1906 decidió que esta torre fuera conmemorativa al primer centenario de la Independencia por lo que su construcción fue dedicada a ésta celebración.

La torre, de 40 metros de altura, se construyó a partir de 1906 con cantera obtenida del municipio de Real del Monte. El Reloj es obra de una fábrica inglesa fundada por Edward John Dent y en cuyos talleres también se diseñó la maquinaría del Big Ben de Londres.

Fue el diplomático hidalguense Jesús Zenil, embajador plenipotenciario en el Imperio Austro-húngaro, quien en 1904 adquirió el reloj en la capital inglesa y lo envío a Pachuca para que coronara el monumento.

Las primeras campanadas del Reloj Monumental se escucharon a las 11 de la noche del 15 de septiembre de 1910.

Celebración a todo color

En 2006, el municipio de Pachuca y el gobierno estatal presentaron un plan de restauración total del reloj que inició en noviembre de 2007 encabezado por el arquitecto Juan Benito Artigas.

La rehabilitación incluyó, entre otras cosas, la limpieza y restauración de la columna así como la sustitución de piezas desgastadas de la maquinaria del reloj. Desde 2008, el monumento totalmente remozado esperó por la fiesta de su centenario.

Fue el pasado 24 de septiembre, cuando se llevó a cabo la fiesta de cien años en compañía de 10 mil hidalguenses que celebraron, con un espectáculo de luces y un concierto del cantante de música ranchera Pepe Aguilar, este primer siglo de vida.

También se develó una placa conmemorativa del centenario del Reloj Monumental, ceremonia en la que participaron el gobernador de Hidalgo, Miguel Ángel Osorio Chong y la presidenta municipal de Pachuca, Geraldina García Gordillo además de representantes de la sociedad civil y de los diversos fideicomisos y patronatos para la rehabilitación del Centro Histórico de la ciudad.

Entre las actividades que se realizaron en la entidad para celebrar este primer centenario se incluyen la cancelación de un timbre postal con la imagen del Reloj, misma que también se imprimirá en latas de refresco y el pasado mes de julio fue incluido en un billete de la Lotería Nacional.

Se llevó a cabo también el concurso artístico "100 años, 100 relojes" una muestra de arte urbano realizadas por los ciudadanos de Pachuca que serán exhibidas en distintas zonas de la ciudad.

A cien años de que sus manecillas comenzaran a correr, el Reloj Monumental continúa marcando el ritmo y tiempo de la vida de Pachuca.



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD