aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




El PRI presidirá las dos cámaras del congreso

A cambio, el PRD presidiría los dos órganos de gobierno en el tercer año de la actual legislatura mediante una futura reforma legal encorchetada —con un acuerdo firmado— para que se realice sólo por una ocasión

PROTOCOLO. Jorge Carlos Ramírez Marín rinde protesta como presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados; sustituye a Francisco Ramírez Acuña. (Foto: LUIS CORTÉS )

Lunes 06 de septiembre de 2010 Andrea Merlos y Juan Arvizu | El Universal
Comenta la Nota

[email protected]

En el último día del plazo constitucional, los partidos políticos en la Cámara de Diputados destrabaron sus diferencias para dar paso al Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la Mesa Directiva y a Acción Nacional (PAN) para la Junta de Coordinación Política.

A cambio, el PRD presidiría los dos órganos de gobierno en el tercer año de la actual legislatura mediante una futura reforma legal encorchetada —con un acuerdo firmado— para que se realice sólo por una ocasión.

Con el acuerdo de ayer el PRI tiene la presidencia tanto de la Cámara de Diputados como la del Senado de la República.

La Ley Orgánica vigente en el Palacio de San Lázaro impide que el mismo partido ocupe la presidencia de la Mesa Directiva y de la Junta de Coordinación Política, pero para septiembre de 2011 se podría hacer una excepción, siempre y cuando se vote por dos terceras partes de lo presente en la fecha de la elección.

Ayer, gracias al aval de 458 diputados, el priísta Jorge Carlos Ramírez Marín rindió protesta como nuevo presidente de la Mesa Directiva, en sustitución del panista Francisco Ramírez Acuña.

Las vicepresidencias serán ocupadas por Amador Monroy (PRI), Francisco Salazar (PAN) y Jesús Zambrano (PRD); en las secretarías estarán María de Jesús Aguirre (PRI), María Dolores del Río (PAN), Balfre Vargas (PRD), Samuel Moreno (PVEM), Herón Escobar (PT), Cora Cecilia Pineda (Nueva Alianza) y María Guadalupe García (Convergencia).

A diferencia de años anteriores, el acuerdo para la integración de la Mesa Directiva y de la Junta de Coordinación Política —que presidirá la líder blanquiazul Josefina Vázquez Mota— se redactó y se firmó por todos los coordinadores parlamentarios, con el único objetivo de no caer una vez más en promesas de palabra incumplidas o inexistentes.

“Se desarrollarán todas las acciones políticas, jurídicas y legislativas necesarias que garanticen que durante el tercer año de ejercicio de la 61 Legislatura, la presidencia de la Mesa Directiva sea desempeñada por un diputado del PRD previa votación de las dos terceras partes de los diputados presentes en el pleno.

“Para la presidencia de la Junta de Coordinación Política se respetará el orden decreciente, entre los tres grupos parlamentarios mayoritarios, correspondiendo el segundo año legislativo al grupo parlamentario del PAN y el tercero, al PRD”, explica el documento.

Sin embargo, en el texto firmado por los siete coordinadores parlamentarios queda un vacío en torno a que un documento no puede ir por encima de la ley, y por algunas palabras como “durante” y no “por” el tercer año legislativo, y la de “previa votación” que puede lograrse o no, según se disponga en las dos fuerzas políticas más importantes: PRI y PAN.

Por ello, el sector de Nueva Izquierda del PRD, conocido como Los Chuchos, manifestó su desconfianza al acuerdo signado por su coordinador Alejandro Encinas, quien también fue cuestionado por el PT y Convergencia al asegurar que aceptó de buena gana el compromiso ante sus homólogos del PRI y PAN. Con esa presión, la bancada perredista emitió un comunicado de prensa en el que lamenta el retroceso en materia democrática y la pretensión del PRI “para volver a los tiempos de autoritarismo e imposición.

“El PRD considera que no existe nada que festejar ya que se violentó su derecho a presidir la Mesa Directiva durante el presente año legislativo, además de que se obliga a modificar la Ley Orgánica en aras de la equidad y la pluralidad entre las distintas fuerzas políticas en el Congreso”.

Sin embargo, los coordinadores parlamentarios del PRI, Francisco Rojas; PAN, Josefina Vázquez Mota, y del PRD, Alejandro Encinas, centraron sus discursos en priorizar la gobernabilidad y funcionamiento de la Cámara, más allá de los intereses individuales. En su discurso ya como presidente de San Lázaro, Ramírez Marín aseguró que no defraudará a los partidos y se esforzará para que la Legislatura sea productiva y con resultados.

 



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD